GeoGrafía
Colaboradores +
 
Noticias en la Línea
  • Cartografiando la Luna

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    The Map House, LondonTrescientos años antes de que los estadounidenses llegaran a la Luna, un sacerdote y erudito alemán, Athanasius Kircher, dibujó un mapa de la cara visible de nuestro satélite. Este y otros tesoros pueden verse en una exposición que explora la historia de la cartografía lunar y celeste: The Mapping of the Moon: 1669-1969, hasta el 21 de agosto en la Map House de Londres.

  • Los marroquíes de Leila Alaoui

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    La fotógrafa y vídeo-artista Leila Alaoui (1982-2016) falleció trágicamente víctima de las heridas sufridas tras el atentado de Uagadugú, en Burkina Faso, el 15 de enero de 2016, cuando trabajaba en un reportaje sobre la condición de la mujer, por encargo de Amnistía Internacional. Una exposición en la Casa Árabe de Madrid homenajea su trayectoria y compromiso vital mostrando treinta retratos realizados por la autora en entornos rurales de Marruecos. Abierta al público hasta el 22 ...[Leer más]

  • Hannah Collins y Hassan Fathy

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    El arquitecto Hassan Fathy (1900-1989) pensó sus ciudades como proyectos casi utópicos, utilizando diseños y materiales tradicionales para las clases más humildes, con trabajos tan ambiciosos como el de Nueva Gourna, una villa en Luxor hecha de belleza y barro, concebida para una sociedad sostenible; la población, sin embargo, nunca acabó de aceptar la propuesta y las casas de adobe se fundieron con autoconstrucciones modernas.  La artista británica Hannah Collins rescata la ...[Leer más]

  • Libros raros chinos online

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    La Biblioteca del Congreso de Estados Unidos ha digitalizado su colección de libros raros chinos. Más de mil obras anteriores a 1796, algunas de las cuales se remontan al siglo XI, son ya accesibles desde su página web: sutras budistas, mapas antiguos, textos sobre remedios médicos... y acuarelas que representan la vida en Taiwan antes de la llegada de los colonos Han. Debido a las dificultades de conservación, parte de esta colección no puede exponerse al público, por lo que la ...[Leer más]

  • China: Cinco miradas de mujer

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Cine chinoLi Yu, Ann Hui, Zhao Wei , Guo Xiaolu y Sylvia Chang han dirigido algunas de las películas más relevantes realizadas en China desde el año 2007 hasta el 2017. Casa Asia y la Fundació Institut Confuci de Barcelona les dedican un ciclo de cine, donde a lo largo del mes de junio se proyectarán las últimas obras de las directoras. La entrada es libre hasta completar aforo con inscripción previa.

Histórico noticias



Los Alpes: de reino del frío y el terror a objeto de deseo

En los Alpes nació la mezcla de pasión, deporte y filosofía de la vida que hoy llamamos  alpinismo. Hoy, la gran cordillera europea ya no tiene secretos. pero sí una abundante literatura alpinística…

5 de junio de 2012

Se cuenta una anécdota de lord Alfred Tennyson a propósito de su viaje por el Oberland bernés. Tras llegar a Grindelwald y contemplar por primera vez el caos glaciar en torno a la cumbre del Eiger (3.970 m) exclamó: “¡Menuda porquería!”. El espíritu del eximio poeta victoriano –hijo, al fin, de su época- no podía sino experimentar rechazo frente a aquel laberinto de hielos deformes y atormentados.

Mediado el siglo XIX, la alta montaña seguía siendo el reino de lo desconocido y de lo espantable, el campo de juego de unos cuantos locos, egregios o vulgares, a pesar de la conquista del Mont Blanc (4.810 m.) en 1786 y a los más de cien años transcurridos desde que el reputado sabio J.J. Scheuchzer publicara en Amsterdam su Itinera Alpina, donde describía –¡con ilustraciones incluídas!- los principales dragones que habitaban los valles de los Alpes.

Chamonix y el Mont Blanc (grabado de Jean Antoine Link, fin del siglo XVIII)

Grabado: Jean Antoine Link

Hoy, la gran cordillera europea ya no inspira terror a nadie. Todas sus cimas han sido sometidas y sus últimos rincones vírgenes hace tiempo que dejaron de serlo. Los demonios de Les Diablerets (Suiza), las ouibras (reptiles gigantescos, alados y con patas) de la región del Valais o el viejo de Lotschard que congelaba cabañas, bestias y personas con el solo toque de su bastón reposan para siempre en el baúl de los mitos. El siglo XXI, con la óptica de su propia sensibilidad, se permite encontrar belleza en la violencia petrificada de los paisajes alpinos. “¡Amar la montaña! Tan hermosa, tan extraordinaria, tan generosa”. La frase es del marsellés Gaston Rébuffat una de las referencias obligadas en la historia de la escalada de nuestros días… ¿La hubiera podido soñar Tennyson?

El Eiger desde la estación de tren de Kleine Scheidegg.

Foto: Javier Jayme

Los Alpes no sólo han perdido su inveterada soledad. A diferencia –por el momento- de los Andes o del Himalaya, han sido, además, colonizados. Sus principales macizos hierven de pistas, teleféricos y refugios. El turismo de invierno desborda la capacidad de los centros de esquí, provistos de comodidades y lujos impensables hace sólo unas décadas. La travesía Chamonix-Zermatt –once días de fantasía hecha roca y nieve por lo más granado del arco alpino- es ya un clásico para expertos y aficionados. Un tren estival de cremallera descarga a diario hordas de visitantes en el Mer de Glace (Chamonix, Francia), ávidas de sentir la frigidez opresiva de las cuevas de hielo artificiales excavadas cada año en los flancos del glaciar; otro tren similar sube hacía la sombría cara norte del Eiger ¡por dentro de la pared! Y, si hiciera falta rematar esta lista, lo haríamos mencionando los restaurantes encaramados en ciertas cumbres del Oberland suizo dotados de piscinas climatizadas y de miradores con telescopios para poder disfrutar sin peligro de los abismos circundantes y, si la suerte acompaña, del ballet aéreo de los escaladores que desafían la gravedad por debajo de ellos.

“Fue una gran cosa el encuentro del hombre con la montaña”, escribió el británico Rudyard Kipling. Claro que no es posible fechar tal acontecimiento –tan antiguo, quizá, como la humanidad misma-, pero sí el instante en que aquél deseó ir a ésta simplemente por placer. Sucedió hace ya 226 años en Chamonix, a los pies del Mont Blanc. En los Alpes, pues, nació esa mezcla de pasión, deporte y filosofía de la vida que hoy llamamos (derivando su nombre de ellos) alpinismo.

Chamonix, Eiger, Montblanc

12345 (Sin votos)
Loading ... Loading ...
Más información de Javier Jayme

Comentarios sobre  Los Alpes: de reino del frío y el terror a objeto de deseo

¿Qué opinas?

Comparte con nosotros tus puntos de vista. Enriquece estas miradas viajeras con las tuyas propias y haz las valoraciones y comentarios que desees. Opinar y disentir nos obliga a viajar por las ideas y el pensamiento, pero dejaremos fuera los comentarios insultantes o inadecuados.