Azímut

20 de febrero de 2019
“El velo turco no solo se ha convertido para mí en algo natural sino agradable, ...
ver todos...
GeoGrafía
Colaboradores +
 
Nos gusta este libro

Eva en los mundos

Escritoras y cronistas

RICARDO MARTINEZ LLORCA

Editorial: LA LINEA DEL HORIZONTE EDICIONES
Lugar: ESPAÑA
Año: 0
Páginas: 188
Idioma: CASTELLANO
Encuadernación: Tapa blanda bolsillo

COMPRAR
Es tiempo de tormentas y sobre ellas han escrito, y lo hacen hoy, mujeres de un talento extraordinario para la crónica. En este mes de marzo queremos dar voz y presencia a algunas de las que más nos gustan: Svetlana Aleksiévich, Sofía Casanova, Carmen de Burgos, Joan Didion, Hayasi Fumiko, Helen Garner, Martha Gellhorn, Leila Guerriero, Janet Malcolm, Edna O'Brien, Annemarie Schwarzenbach, Marina Tsvetaieva y Rebecca West. Eva en los mundos es una colección de perfiles escritos desde la admiración, porque la pasión la ponen ellas. Pertenecen a diferentes épocas, geografías y culturas pero todas ellas comparten una mirada singular sobre la realidad y un robusto sentido de la justicia.
Noticias en la Línea
  • Viera y Clavijo. De isla en continente

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    La Ilustración fue un período de especial relevancia cultural para las Islas Canarias por la suma de personajes que alcanzaron una proyección nacional o internacional. Entre aquella pléyade isleña que brilló en el firmamento de la intelectualidad hispánica, se encuentra la figura de José de Viera y Clavijo. Considerado el primer naturalista de las islas, al haber sido el primero en ocuparse de la flora autóctona, el clérigo y filósofo viajó por España y numerosos países europeos, ...[Leer más]

  • Cronistas de viajes

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    La literatura de viajes es un híbrido de definición difícil. Los expertos fijan sus raíces en los relatos de historiadores griegos como Heródoto o Jenofonte. Desde entonces, ha ido evolucionando y moldeando géneros como las memorias, la novela o el periodismo en un recorrido que se analizará en un interesante ciclo de conferencias programadas en la Fundación Juan March durante el mes de febrero. Eduardo Martínez de Pisón hablará sobre los viajeros imaginarios, Carlos Martínez ...[Leer más]

  • Sofía

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    El artículo 490 del código penal marroquí castiga las relaciones sexuales mantenidas entre personas de distinto sexo que no estén casadas con una pena de entre un mes y un año de prisión. Esto provoca que muchas mujeres sufran el trastorno conocido como negación del embarazo, una patología en la que el cuerpo de la mujer no da las señales típicas de una gestación y, en algunos casos, no toma consciencia del embarazo hasta el momento de dar luz. Este es el caso de Sofía, protagonista ...[Leer más]

  • Francis Keré

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Francis Kéré, arquitecto formado en Alemania, procede de un pequeño pueblo de África Occidental, Gando, en Burkina Faso. Como primer hijo del líder de su pueblo, su padre le permitió asistir a la escuela pese a que muchos de los habitantes de su aldea consideraban que la enseñanza convencional occidental era una pérdida de tiempo. Posteriormente, consiguió una beca para formarse en Alemania, donde se graduó en arquitectura e ingeniería en la TU de Berlín. En paralelo a sus estudios, ...[Leer más]

  • Muestra de cine rumano

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    El Cine Doré de Madrid acoge una nueva muestra de cine rumano del 23 al 31 de enero, con seis películas que se vuelcan en asuntos de familia, religión, poder o negacionismo histórico nada cómodos, demostrando una vez más que la rumana es una cinematografía comprometida con su sociedad. Tres generaciones y estéticas diversas se podrán ver en la sede de la Filmoteca española, desde el corte clásico en blanco y negro del director Stere Gulea, pasando por cintas firmadas por ...[Leer más]

Histórico noticias

La Línea del Horizonte Ediciones




Los chamanes de Tuvá

Un mágico encuentro con los chamanes de Tuvá, república al sur de Siberia donde oímos las llamas de una enorme hoguera silbar, cascabeles sobre la nieve crepitar y el canto difónico de un hechicero que con la música convoca a los espíritus y subyuga a los vivos. Viajamos hasta Kyzyl, su capital, para dejarnos encantar.

4 de noviembre de 2013

51º 43’ 03.64” N-94º 27’ 25.92’’ E

Parecía una buena idea pasar la mañana visitando a un viejo chamán. Nevaba sobre el hielo de la noche anterior y aquel hotel junto al Río Yenisey permanecía aletargado, sin viento. Caían los gordos copos algodonosos en las calles vacías. Una docena de transeúntes corría hacia la puerta oxidada y abierta de un edificio de cemento gris. Grietas en la fachada, tuberías cubiertas de jirones de ropa vieja, telas congeladas y ventanas cubiertas de vaho. El camino a la magia, a la parte oscura de la vida de cada uno, el trazado de nuestros pasos sobre la nieve no podía ser más prosaico. Y por eso inquietante.

La asociación de chamanes de Tuvá era el rescoldo de un antiguo poder que dirigía las vidas de los nómadas de las estepas heladas. En las habitaciones sórdidas aún olía a tierra de la tundra, a sangre de animal y pieles curtidas sobre la grasa del hombre que nos señalaba las sillas en medio de la estancia vacía. Yo había soñado con chamanes tanto tiempo, con sus vidas en los huecos de las rocas y sus cantos oscuros invocando desde las entrañas a los dueños de la vida. Fuego, agua, sol, piedra, tormenta. Labios agrietados y mal aliento tan cerca de mis ojos. Buscaba algo mientras yo permanecía en silencio, sentado en la vieja silla de hierro. Y giró, todo cambió de rumbo en apenas un instante.

Chamanes tuva, hacia 1900.

Vueltas y vueltas alrededor de mi figura, cada vez más rápido, y ese aullido constante que comenzaba en algún lugar de sus vísceras y se enrollaba en las figuras polvorientas sobre la mesa del rincón. Mis ojos ya no veían las paredes verde sucio ni los dibujos del suelo, ni siquiera veía la figura encorvada que saltaba dentro de las pieles que le cubrían. El canto difónico surgía como un camino de baldosas amarillas delante de mí. La senda de los espacios más remotos de nuestra especie, de la guarida del animal que somos cada uno, y las noches de viento y desgarrar el hígado de la presa recién derribada. No había ningún arcoíris al final del camino sino un espacio lóbrego en comunión con los dioses de la tierra, ensartado en lo salvaje y triste, en la naturaleza más esencial.

Aquel hombre abría y cerraba lugares donde yo no quería estar, ni siquiera mirar dentro de cada puerta. Estaba al otro lado del umbral, mirando a un tipo como yo sentado en una silla en una habitación vacía. Y a nuestro alrededor, la estepa abierta, el suelo helado y el olor del rebaño de renos, unos perros negros ladrando.

La mano del chamán empujó suavemente mi cuello hacia un lado. Las llamas de una hoguera enorme silbaban en el centro de aquel grupo. Hombres y mujeres sentados con los ojos sobre mí y el sonido del canto ronquido, de la ballena madre en el vientre del océano. Comencé a cantar. La voz desprendía aroma a almizcle. El sonido de los cascabeles al despertar sobre la nieve en la calle de aquella ciudad soviética.

Varios individuos miraban el cuadro desde la puerta del consultorio. Junto a mis pies, la ceniza de una pequeña hoguera y uno de los muñecos negros de trapo que había visto dentro de la habitación. Me levanté con calma, sacudí la nieve del abrigo y eché a caminar hacia el hotel.

chamanismo, siberia, tuva

12345 (3 votos. Media: 5,00 de 5)
Loading ... Loading ...
Más información de Antonio Cordero

Comentarios sobre  Los chamanes de Tuvá

¿Qué opinas?

Comparte con nosotros tus puntos de vista. Enriquece estas miradas viajeras con las tuyas propias y haz las valoraciones y comentarios que desees. Opinar y disentir nos obliga a viajar por las ideas y el pensamiento, pero dejaremos fuera los comentarios insultantes o inadecuados.