GeoGrafía
Colaboradores +
 
Noticias en la Línea
  • España vista por los viajeros extranjeros

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    «No es nada usual que las mujeres viajen solas en España», comentaba Matilda Betham-Edwards, para quien el mejor compañero de viaje por La Mancha era el famoso caballero andante. «No conozco nada relevante de Vélez-Málaga, tan solo que el cautivo de Don Quijote llegó aquí con su rubia morisca, tras su huida de Argelia», escribía otro viajero, George Cayley. Una exposición virtual del Instituto Cervantes muestra cómo era nuestro país bajo la mirada de autores anglosajones que ...[Leer más]

  • Orientalismos

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Mariano Fortuny, Francisco de Goya, Francisco Iturrino, Paul Klee, August Macke, Henri Matisse, Lee Miller, Pablo Picasso, Man Ray, Emilio Sala o Joaquín Sorolla son algunos de los artistas con cuyas obras el IVAM reflexiona en torno a la construcción del imaginario de Oriente Próximo y el Norte de África entre 1800 y 1956; esto es: desde la campaña napoléonica en Egipto y Siria hasta la independencia de Marruecos y Túnez. La exposición estará abierta al público hasta el 21 de junio...[Leer más]

  • Una vuelta al mundo en la BNE

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Tan importante como rodear la Tierra siempre fue contarlo. No por casualidad la edad de las circunnavegaciones fue la época de la imagen del mundo, pero también la de la imprenta y el libro: mapas, derroteros y atlas, cuadernos de bitácora, diarios, literatura de viajes y, naturalmente, bibliotecas. Al fin y al cabo, ¿qué es una biblioteca sino un pequeño microcosmos, un lugar donde recorrer y perderse por estrechos y laberintos? Una exposición en la Biblioteca Nacional de España ...[Leer más]

  • La naturaleza de las cosas

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Una jaula se transforma en una nube, un cubo de hielo en un regalo, notas de músicas caen como ramas de un árbol, un cactus hecho de piedras... Chema Madoz juega con elementos de lo cotidiano y con la Naturaleza, en fotografías que interpelan y sorprenden al espectador con una nueva visión del mundo. El artista crea objetos nuevos, inventa combinaciones inesperadas, piensa asociaciones insólitas. Muestra la fragilidad de la vida. Su trabajo puede verse hasta el 1 de marzo en una ...[Leer más]

  • Ganges, el río Sagrado

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    El artista Luis Sáez ha remontado el Ganges desde su desembocadura en Calcuta hasta Gangotri, al pie del glaciar en que brotan sus fuentes, para mostrar su desbordante espiritualidad en una exposición abierta al público hasta el 9 de febrero en el Museo Nacional de Antropología. Siempre sin abandonar los márgenes del río, las fotografías hacen escala en algunos de los lugares más señalados para las diferentes religiones de la India: Bodhgaya, donde se halla el árbol bajo el cual Buda ...[Leer más]

Histórico noticias

Libros sobre India




Los Simba: Apuntes sobre un secreto

Existe un lugar en el mundo desconocido para casi todos, un bosque en el Parque Nacional de La Maiko, en el Congo, donde se esconden desde hace cincuenta años los Simba, la más antigua guerrilla política de África, condenados a librar una batalla infinita.

26 de octubre de 2015
Los Simba. Parque Nacional de La Maiko, Congo, África.

Jesús Mª Amunarriz.

En la fotografía que encabeza este texto, el capitán rebelde Isobe Bendera Mengwa, de la Force Divine Simba, mira a la cámara del fotógrafo tras acabar una jornada de marcha en la selva. Detrás de él, medio tapado por el humo y la brillante luz que se cuela entre los árboles, el patrullero y cocinero Amingi Mazo descansa antes de empezar a montar el campamento junto a sus compañeros y preparar la cena.

Es una jornada más en una de las patrullas que realizan por ese Parque escondido los rangers del Instituto Congoleño para la Conservación de la Naturaleza (ICCN); esa vez acompañados de dos guías Simba y de un extranjero al que se le ha permitido la entrada a ese lugar.

Aunque ahora es un esbozo, la historia de los rebeldes Simba merece un texto extenso y trabajado. Es el último maquis de África, la más antigua guerrilla política de ese continente, y nada tiene que ver este grupo con otros grupos rebeldes nacidos hace pocos años o con los grupos mai-mai que inundan la República Democrática del Congo, salvo un secular uso africano de la violencia más feroz en sus acciones. Esas otras facciones: ruandesas –como las milicias hutus interahamwe–, ugandesas o congoleñas, están sustentadas por otras  motivaciones, y en su origen tampoco tienen nada que ver con el movimiento Simba. Por eso mismo su historia –viva aún–, la historia de los Simba, es parte esencial de la historia contemporánea africana.

La rebelión Simba tuvo lugar en el año 1964. De inspiración maoísta, los Simba apoyaron la causa de Patrice Lumumba, figura primordial de la libertad, del honor y de la independencia del Congo, asesinado por los colonialistas y sus colaboradores en el año 1961. Fue uno más de los períodos de terror en un país que ha conocido el horror y la sangre durante muchos años. Y lo cierto es que los jóvenes guerrilleros Simba también actuaron de forma extremadamente cruel con sus enemigos en aquellos días de rebelión, apoyados en su causa, pero también en la magia y en las drogas.

Con ayuda de mercenarios blancos, las fuerzas del Gobierno congoleño acabaron aquel año 1964 con la rebelión Simba. Quedan como exponente de aquellos meses trágicos las fotografías de la operación militar conocida como Dragón Rojo, llevada a cabo por paracaidistas belgas en Stanleyville (la actual Kisangani) y que sirvió para liberar a más de tres mil rehenes europeos. La ciudad se cubrió de cadáveres, y muchos de ellos quedaron recostados bajo la estatua de Patrice Lumumba, convertida para la ocasión en el particular ara de sacrificios de los rebeldes. Derrotados al fin,  los Simba, casi todos de la tribu Kumu, huyeron a las tierras de sus ancestros, al interior más profundo de la selva que luego, en 1970, se convertiría en el Parque Nacional de La Maiko.

Los Simba. Parque Nacional La Maiko, Congo, África

Jesús Mª Amunarriz.

Ahora, he tenido la oportunidad de recorrer durante dos semanas ese bosque primario junto a una patrulla de ICCN. Allí he contactado con el maquis de la Force Divine Simba. Llevan escondidos en Maiko desde hace más de cincuenta años. En un campamento junto al río Osso he hablado con su Comandante en Jefe, el General Joseph Mando Mazero, y con su esposa, Maman Visine. Me he reunido con los dos y con su Estado Mayor, y he obtenido su permiso para circular libremente por sus dominios durante dos semanas acompañando a los rangers de ICCN en una de sus patrullas.

Joseph Mando nos dio el apoyo humano de dos pisteurs Simba: los capitantes Isobe Bendera (en la fotografía del encabezamiento) e Ibrahim Kabata, antiguo militar de las FARDC del gobierno congoleño, reciclado hace cinco años al movimiento rebelde.

Hablaré de ellos de forma más amplia otro día, el tema creo que lo merece. Y lo merecen sobre todo los que esconden en la selva: los niños, los ancianos, las mujeres y los milicianos atrapados en el bosque desde hace medio siglo, sin que la hoja de ruta marcada en su día entre el gobierno de Kinshasa y ellos prospere para otorgarles la libertad. También lo merecen los rangers del Instituto Congoleño para la Conservación de la Naturaleza (ICCN), cuyo trabajo es –así lo defino y no quiero rebajarlo– heroico; con muchas víctimas en el camino y un esfuerzo formidable casi nunca recompensado.

Y, por supuesto, lo merece también el bosque. Maiko es un paraíso, un mundo cerrado y difícil pero que aún alberga animales especiales y endémicos, como el esquivo y fantasmal okapi, el paón congolés –una suerte de pavo real–, el gorila de llanura oriental o también chimpancés, primates, elefantes de bosque y varios tipos de antílopes, leopardos, decenas de especies de aves… y cuevas llenas de murciélagos gigantes; además de un paisaje poblado de árboles que son colosos, altas montañas verdes y salinas o calveros rompiendo el bosque donde se reúnen los animales para comer sal (edos).

Además de todo eso hay cascadas, arroyos y ríos de nombres hermosos y otros sin nombre. Aunque ahora hay uno –tras darme la oportunidad de bautizarlo– que se llama Hondarribia: sus coordenadas son: S 00.88264 grados-E 027.34263 grados. Y su elevación es de 561 metros. Tras varios encuentros con otros regatos y ríos, sus aguas acaban derramándose en el río Congo, ayudando a elevar su caudal un poco más.

Escribo esto porque quiero que se sepa. Existe un lugar en el mundo –otro más– desconocido para casi todos, y allí se esconde un grupo de personas desde hace cincuenta años. Reclaman ayuda; hay niños sin apenas comida, sin médicos o medicinas y sin educación, condenados a librar una guerra infinita contra otros grupos rebeldes mai-mai o contra los militares del gobierno de su país, trasladando esa guerra a sus hijos y a los hijos de sus hijos.

Eso ocurre en un paraíso oculto que espera ser descubierto. Tal vez ahora sea un buen momento para hacerlo.

No quiero acabar este texto sin agradecer su trabajo, su inmensa ayuda y su compañía: Alexis Malengo, Papy Mayonga, Musongela, Djafari, Amingi, Ndakala y también a los porteadores Jado Isiaka, Malaika, Isaya, Asani y Sebastien. Y, por supuesto, a Boji, Director del Parque, y a Jean Batwayonga,  Jefe del Sector Sur de La Maiko.

parque nacional la maiko, parques nacionales, simba, viaje al congo

12345 (3 votos. Media: 3,33 de 5)
Loading ... Loading ...
Más información de Jesús Mª Amunarriz

Comentarios sobre  Los Simba: Apuntes sobre un secreto

¿Qué opinas?

Comparte con nosotros tus puntos de vista. Enriquece estas miradas viajeras con las tuyas propias y haz las valoraciones y comentarios que desees. Opinar y disentir nos obliga a viajar por las ideas y el pensamiento, pero dejaremos fuera los comentarios insultantes o inadecuados.