GeoGrafía
Colaboradores +
 
Noticias en la Línea
  • España vista por los viajeros extranjeros

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    «No es nada usual que las mujeres viajen solas en España», comentaba Matilda Betham-Edwards, para quien el mejor compañero de viaje por La Mancha era el famoso caballero andante. «No conozco nada relevante de Vélez-Málaga, tan solo que el cautivo de Don Quijote llegó aquí con su rubia morisca, tras su huida de Argelia», escribía otro viajero, George Cayley. Una exposición virtual del Instituto Cervantes muestra cómo era nuestro país bajo la mirada de autores anglosajones que ...[Leer más]

  • Orientalismos

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Mariano Fortuny, Francisco de Goya, Francisco Iturrino, Paul Klee, August Macke, Henri Matisse, Lee Miller, Pablo Picasso, Man Ray, Emilio Sala o Joaquín Sorolla son algunos de los artistas con cuyas obras el IVAM reflexiona en torno a la construcción del imaginario de Oriente Próximo y el Norte de África entre 1800 y 1956; esto es: desde la campaña napoléonica en Egipto y Siria hasta la independencia de Marruecos y Túnez. La exposición estará abierta al público hasta el 21 de junio...[Leer más]

  • Una vuelta al mundo en la BNE

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Tan importante como rodear la Tierra siempre fue contarlo. No por casualidad la edad de las circunnavegaciones fue la época de la imagen del mundo, pero también la de la imprenta y el libro: mapas, derroteros y atlas, cuadernos de bitácora, diarios, literatura de viajes y, naturalmente, bibliotecas. Al fin y al cabo, ¿qué es una biblioteca sino un pequeño microcosmos, un lugar donde recorrer y perderse por estrechos y laberintos? Una exposición en la Biblioteca Nacional de España ...[Leer más]

  • La naturaleza de las cosas

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Una jaula se transforma en una nube, un cubo de hielo en un regalo, notas de músicas caen como ramas de un árbol, un cactus hecho de piedras... Chema Madoz juega con elementos de lo cotidiano y con la Naturaleza, en fotografías que interpelan y sorprenden al espectador con una nueva visión del mundo. El artista crea objetos nuevos, inventa combinaciones inesperadas, piensa asociaciones insólitas. Muestra la fragilidad de la vida. Su trabajo puede verse hasta el 1 de marzo en una ...[Leer más]

  • Ganges, el río Sagrado

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    El artista Luis Sáez ha remontado el Ganges desde su desembocadura en Calcuta hasta Gangotri, al pie del glaciar en que brotan sus fuentes, para mostrar su desbordante espiritualidad en una exposición abierta al público hasta el 9 de febrero en el Museo Nacional de Antropología. Siempre sin abandonar los márgenes del río, las fotografías hacen escala en algunos de los lugares más señalados para las diferentes religiones de la India: Bodhgaya, donde se halla el árbol bajo el cual Buda ...[Leer más]

Histórico noticias

Libros sobre India




Los viajes y las horas

Un relato de veinticuatro viajes a lugares repartidos por los cinco continentes, cada uno narrado a una hora del día. La hora de Aquitania, del monte Sinaí, de Tokio, de Karnak, de Namibia, Etiopía… Paisajes que Rafael Manrique llena de sentimiento, en un libro que nos inspira a viajar de otra forma.

18 de agosto de 2014

Cuando nos adentramos en un libro de viajes queremos aprender algo sobre el lugar, o soñar o evocar nuestro propio viaje. ¿Es el libro Los viajes y las horas un libro de este tipo? Con nuestro afán de clasificar lo tendríamos difícil, porque, en definitiva, una clasificación es un corsé. El libro es más una sucesión de ensayos al hilo, o con el pretexto, de los viajes.

Estas veinticuatro horas son una forma de presentar otras tantas estampas de lugares, siempre especiales. Son pequeñas impresiones cargadas de sentido y significado. Pero no es una antología de relatos acumulados, ni menos un centón, sino que, a pesar de ser todos muy diferentes, o precisamente por ello, de estar presentes los cinco continentes, y distar en el tiempo de la visita, hay un hilo conductor y un propósito.

Los viajes y las horas.

Nan Palmero, Flickr.

Como buen psiquiatra –y con un bagaje cultural humanístico importante–, Rafael Manrique sabe extraer de cada lugar o situación algo que no es lo obvio ni lo previsible. Así, en estas veinticuatro horas, además de unas descripciones muy claras y vívidas, a menudo con una acompañante como interlocutora, para darle más perspectiva al relato, los lugares y las situaciones le llevan a algo mucho más profundo. Karnak le evoca la eternidad, la irrealidad y la imagen del Universo; Tokio, el movimiento y la desmesura; el monte Sinaí, la meditación, la música y la espiritualidad; el lago chileno Chungará, la emoción del cosmos y la madre Tierra; Namibia, las rarezas botánicas del desierto aparentemente estéril; las salinas de Essale, en Etiopía, la pobreza, la maldad y lo telúrico. Hasta en la civilizada y frecuentada Aquitania no se queda en la simple descripción, sino que el autor se adentra en el concepto de playa, en lo que significa para el turista, para las vacaciones, para vivir. Cada lugar trae una idea, y Rafael Manrique observa y siente, no rebotando apenas en lo gráfico, en lo inmediato.

Hay algo que nos sigue por todo el libro, que es el sentimiento del paisaje, lo que Unamuno hubiera aprobado, aunque no sea ahora en la Sierra de Francia ni Fuerteventura, sino mucho más remoto, en general (aunque el autor también escribe sobre Santo Domingo de Silos y sobre la Liébana).

Además, siempre hay un giro, una pirueta lógica en cada capítulo, algo como una metáfora, en la que lo semejante se desprende de la imagen observada o leída. Cada capítulo es, en este sentido, metafórico. Pero cada lector podrá interpretar las páginas de este libro a su modo, a cada uno le evocarán cosas distintas según su estado de ánimo o su previo conocimiento o noticia del lugar descrito.

Además de ser un inveterado viajero, conocedor de lugares remotísimos, es un pensador (a veces, ese personaje femenino que le acompaña es quien le saca de la ensoñación, como un gracioso contrapunto a su meditación, haciéndole bajar a la tierra). Rafael Manrique es, en fin, un ejemplo: no juzga, no saca moralejas ni conclusiones, sus veladas críticas son respetuosas; simplemente relata lo que le sugiere un lugar o los trabajos y movimientos de las gentes. Como él mismo dice “el mundo alrededor es un ámbito lleno de significado”. Y se siente entre lo cultural y lo natural. En este sentido, es un libro que nos inspira y ayuda a tener otra mirada, a viajar de otra forma.

Se lee muy bien, pues cada capítulo es una sorpresa, un descubrimiento. Las citas de libros y escritores no son culteranas ni abruman, sino que ilustran. Y a este respecto, una pequeña sugerencia es que los autores que cita, que son muchos, podrían serlo con el nombre completo, no sólo con la inicial y el apellido o, si son muy conocidos, con el apellido. La editorial Laertes (éste era el padre de Ulises) nos trae siempre títulos diferentes, saliendo, nunca mejor dicho, de los senderos más trillados. El libro de Rafael Manrique encaja en su catálogo perfectamente, por propio derecho.

escritores de viajes, libros de viaje, los viajes y las horas, rafael manrique

12345 (1 votos. Media: 3,00 de 5)
Loading ... Loading ...
Más información de Jaime-Axel Ruiz Baudrihaye

Libros relacionados con  Los viajes y las horas

Comentarios sobre  Los viajes y las horas

¿Qué opinas?

Comparte con nosotros tus puntos de vista. Enriquece estas miradas viajeras con las tuyas propias y haz las valoraciones y comentarios que desees. Opinar y disentir nos obliga a viajar por las ideas y el pensamiento, pero dejaremos fuera los comentarios insultantes o inadecuados.