GeoGrafía
Colaboradores +
 
Noticias en la Línea
  • Ganges, el río Sagrado

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    El artista Luis Sáez ha remontado el Ganges desde su desembocadura en Calcuta hasta Gangotri, al pie del glaciar en que brotan sus fuentes, para mostrar su desbordante espiritualidad en una exposición abierta al público hasta el 9 de febrero en el Museo Nacional de Antropología. Siempre sin abandonar los márgenes del río, las fotografías hacen escala en algunos de los lugares más señalados para las diferentes religiones de la India: Bodhgaya, donde se halla el árbol bajo el cual Buda ...[Leer más]

  • La India del XIX bajo mirada fotográfica

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Una exposición en el Museo Guimet de París ilustra cómo el reciente invento de la fotografía plasmó, en el siglo XIX, la grandeza de la civilización india, dando forma en el extranjero a la imagen de un país para muchos misterioso y desconocido. Noventa instantáneas originales de paisajes, arquitectura, escenas de la vida cotidiana y personajes podrán verse hasta el 17 de febrero de 2020, con trabajos como los de Linneo Tripe, William Baker o Samuel Bourne, quien realizó tres ...[Leer más]

  • Fronteras en el CNDM

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Las fronteras son una invención, pero, desde un punto de vista artístico, solo deben servir para ser obviadas o, aún mejor, contravenidas, y así abandonar los carriles centrales, orillarse hacia los arcenes, las periferias, los territorios menos explorados. Este es el objetivo del Centro Nacional de Difusión Musical (CNDM) con su ciclo Fronteras, que empieza temporada con conciertos desde el 18 de octubre al 5 de mayo de 2020. Tras la inauguración a cargo del Tarkovsky Quartet, el ...[Leer más]

  • Lujo. De los asirios a Alejandro Magno

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Los antiguos imperios asirio, babilónico, fenicio y persa tuvieron en común con Alejandro Magno el propósito y la codicia de extender su poder más allá de sus propios límites. Así es como llegaron a ocupar un área comprendida entre las actuales España e India. Estos territorios fueron el escenario de luchas incesantes, conquistas y saqueos de toda índole, pero también de un intenso comercio de materias primas, metales preciosos y objetos de deseo como los que se muestran hasta el 12 ...[Leer más]

  • Jardín deshecho

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    “A mi queridísimo Federico, el único que me entiende. Firmado: su propio corazón”. Esta es la dedicatoria que Lorca se hizo a sí mismo en un ejemplar de su primer libro, Impresiones y paisajes, y uno de los documentos más curiosos que ofrece la exposición Jardín deshecho, abierta al público hasta el 6 de enero de 2020 en Granada. Comisariada por el hispanista estadounidense Christopher Maurer, es la primera muestra sobre el poeta centrada en la temática del amor. “Amó mucho...[Leer más]

Histórico noticias



Narrativas medievales. En San Juan de la Peña

Una leyenda cuenta que, en el monasterio de San Juan de la Peña, en Huesca, los monjes custodiaron el Santo Grial. Uno de los conventos más antiguos y sorprendentes de España que resume el arte religioso de los últimos mil años y es Patrimonio histórico y cultural.

6 de abril de 2013

Estos monjes debieron ser magníficos creadores de historias; de narrativas, como se dice hoy. Hasta se inventaron la celebración dentro de su recinto de un concilio que les sirvió para justificar exenciones fiscales y privilegios. Pero aún fue mejor la creación de una leyenda maravillosa: Allí estuvo custodiado el Santo Grial.

Estamos en el monasterio San Juan de la Peña. Uno de los más antiguos, bellos y sorprendentes de los monasterios de España. Está situado cerca de Jaca, en Huesca, Aragón.

Recordemos. El Santo Grial es la copa que Jesús usó en la Última cena. Su historia se cuenta por numerosas leyendas. Aunque la que llega hasta nosotros es más bien el producto de dos libros medievales, ambos del siglo XII. El primero el de Chretien de Troyes, y el segundo, más popular, de Robert de Boron.

Para algunas leyendas, José de Arimatea lo recogió. En otras, Jesús ya resucitado se lo entregó para su custodia. Fetichismos y mitificaciones que, a partir de aquí, generan muchas y contradictorias historias. Pero el Grial siempre ha tenido una gran capacidad de movilización. Desde las Cruzadas hasta Indiana Jones… No se puede olvidar que la búsqueda del Santo Grial es el leitmotiv de todas las leyendas del rey Arturo y sus  caballeros de la Tabla Redonda.

Monasterior San Juan de la Peña.

Rafael Manrique

El Santo Grial de San Juan de la Peña

Una de historias más llamativas es la que crearon los monjes que aquí habitaron. Según ellos, ese cáliz proviene de San Lorenzo. Se dice que el santo era originario de Huesca y, allá por el siglo III, fue el encargado de custodiar los bienes de la Iglesia. Ante la amenaza de Roma hacia los cultos cristianos, envió el Grial a algún lugar remoto de su tierra donde pudiera estar bien protegido. Y así tenemos el Grial en San Juan de la  Peña.

Remoto desde luego que lo es. Aún hoy, a pesar de la carretera asfaltada que llega hasta la puerta del monasterio, no deja de tenerse la inefable sensación de estar entrando en un lugar diferente. Aquí estuvo el Grial hasta que un rey aragonés se lo cambió a los monjes por uno de oro y, tras diversas vicisitudes, acabó en Valencia, en la catedral. Allí languidece en una capilla sin que nadie tome muy en serio esa copa cuyo cáliz data de los primeros siglos d.C. La base de oro y piedras preciosas es una obra medieval.

Pero si la leyenda es más bien bizarra, el lugar y el monasterio sobrecogen. Al subir por la carretera, tras una curva, se ve en la montaña de enfrente una gran cavidad natural. El monasterio se sitúa dentro de un refugio de roca que el agua ha labrado en los depósitos de aluvión provenientes de algún antiguo glaciar. La iglesia y el claustro se observan desde el camino. Es el espacio perfecto para lo que un monasterio fue creado: el retiro espiritual. Dicho así suena como aburrido, místico o ligeramente  new age.

Monasterior San Juan de la Peña.

Rafael Manrique

Todo monasterio de los siglos X-XII ofrece tres conceptos con los que revestir el alma: aislamiento, soledad y silencio. Son tres prácticas, tres ascesis, que suenan bastante ajenas a las personas del siglo XXI pero que desde siempre han contribuido al desarrollo de la conciencia que nos hace humanos. Las tres juntas llevan hacia una pureza del alma que siempre es concebida como amenazante, peligrosa e inhumana… Así es también esta bella construcción aquí localizada.

La situación de este monasterio de San Juan de la Peña exhibe en su dramatismo que una creencia que quiere vivir en un lugar tan difícil y tan exigente estaba destinada a no ser más que una secta irrelevante de iluminados (que así es como nació). Pero, posteriormente, personas consideradas santos por esos mismos cristianos, como Agustín de Hipona  o José María Escrivá, dulcificaron de manera sabia y cínica estas exigencias aquí expresadas. Eso permitía una salvación sin salir de casa. Sin  ninguna exigencia política. De la ascesis y el retiro frente a un mundo incomprendido, se pasó al usufructo de esa incomprensión. Un éxito de público pero que, entre otras cosas, hundió la utilidad de estos monasterios.

El Patrimonio histórico y cultural de San Juan de la Peña

San Juan de la Peña, en  cuya historia no insistiré ya que puede encontrarse en Internet o en las guías turísticas de Aragón, se funda antes del siglo X. Luego viene su apogeo en épocas medievales, el incendio del siglo XVII, el abandono tras la desamortización de Mendizábal hasta llegar a la actualidad convertido en patrimonio histórico y cultural. La historia de Aragón, y aun la de España, se encuentra en este claustro abierto al cielo.  Es una especie de cápsula del tiempo y del arte. Tal vez  no haya lugar en España que en pocos metros hubiera concentrado la posibilidad de retirarse de todo mundo exterior en medio de un espectacular resumen de todo el arte religioso de los últimos mil años.

Se entra por un arco mozárabe, que da paso a los lados a una capilla gótica flamígera, y enfrente a una iglesia de portada renacentista e interior barroco. Y, en el medio, un claustro románico, airoso y elegante, de bellos arcos y capiteles.  Lo espiritual, la natural, lo artístico… De una cosa se pasa a la otra y así sucesivamente… Un resumen de la humanidad.

Huesca, monasterio san juan de la peña, santo grial en san juan de la peña

12345 (2 votos. Media: 4,00 de 5)
Loading ... Loading ...
Más información de Rafael Manrique

Comentarios sobre  Narrativas medievales. En San Juan de la Peña

¿Qué opinas?

Comparte con nosotros tus puntos de vista. Enriquece estas miradas viajeras con las tuyas propias y haz las valoraciones y comentarios que desees. Opinar y disentir nos obliga a viajar por las ideas y el pensamiento, pero dejaremos fuera los comentarios insultantes o inadecuados.

  • 06 de abril de 2013 a las 16:25

    Pues los monjes muy ascetas y todo lo que quieras, pero pasaron del Santo Grial y pensaron que donde esté uno de oro…Por cierto, ¿y de qué material era el otro?.

    Por Celia