GeoGrafía
Colaboradores +
 
Noticias en la Línea
  • Cartografiando la Luna

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    The Map House, LondonTrescientos años antes de que los estadounidenses llegaran a la Luna, un sacerdote y erudito alemán, Athanasius Kircher, dibujó un mapa de la cara visible de nuestro satélite. Este y otros tesoros pueden verse en una exposición que explora la historia de la cartografía lunar y celeste: The Mapping of the Moon: 1669-1969, hasta el 21 de agosto en la Map House de Londres.

  • Los marroquíes de Leila Alaoui

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    La fotógrafa y vídeo-artista Leila Alaoui (1982-2016) falleció trágicamente víctima de las heridas sufridas tras el atentado de Uagadugú, en Burkina Faso, el 15 de enero de 2016, cuando trabajaba en un reportaje sobre la condición de la mujer, por encargo de Amnistía Internacional. Una exposición en la Casa Árabe de Madrid homenajea su trayectoria y compromiso vital mostrando treinta retratos realizados por la autora en entornos rurales de Marruecos. Abierta al público hasta el 22 ...[Leer más]

  • Hannah Collins y Hassan Fathy

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    El arquitecto Hassan Fathy (1900-1989) pensó sus ciudades como proyectos casi utópicos, utilizando diseños y materiales tradicionales para las clases más humildes, con trabajos tan ambiciosos como el de Nueva Gourna, una villa en Luxor hecha de belleza y barro, concebida para una sociedad sostenible; la población, sin embargo, nunca acabó de aceptar la propuesta y las casas de adobe se fundieron con autoconstrucciones modernas.  La artista británica Hannah Collins rescata la ...[Leer más]

  • Libros raros chinos online

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    La Biblioteca del Congreso de Estados Unidos ha digitalizado su colección de libros raros chinos. Más de mil obras anteriores a 1796, algunas de las cuales se remontan al siglo XI, son ya accesibles desde su página web: sutras budistas, mapas antiguos, textos sobre remedios médicos... y acuarelas que representan la vida en Taiwan antes de la llegada de los colonos Han. Debido a las dificultades de conservación, parte de esta colección no puede exponerse al público, por lo que la ...[Leer más]

  • China: Cinco miradas de mujer

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Cine chinoLi Yu, Ann Hui, Zhao Wei , Guo Xiaolu y Sylvia Chang han dirigido algunas de las películas más relevantes realizadas en China desde el año 2007 hasta el 2017. Casa Asia y la Fundació Institut Confuci de Barcelona les dedican un ciclo de cine, donde a lo largo del mes de junio se proyectarán las últimas obras de las directoras. La entrada es libre hasta completar aforo con inscripción previa.

Histórico noticias



Nueva York. El mundo de Cristina

Querer escapar de los tópicos es un tópico en sí mismo cuando se quiere contar algo de Nueva York: hermosa, contradictoria, caprichosa… La ciudad global es la ciudad de las mil caras, la ciudad impasible que  alimenta sueños como ninguna bajo toneladas de acero y hormigón.

7 de julio de 2016

Escribo desde un café de la calle 42. Por la ventana, mientras tanto, veo que la figura gigante del Chrysler Building me ampara al tiempo que atraviesa el cielo de Manhattan como un arco iris de cemento. Soy un afortunado que sabe disfrutar de la ciudad de las mil caras, la que —bajo toneladas de acero y hormigón— alimenta sueños como ninguna y la que mira impasible mientras estos florecen o se derrumban.

Querer escapar de los tópicos es un tópico en sí mismo cuando se quiere contar algo de ella: hermosa, contradictoria, caprichosa… Profundamente estimulante, y en la que cada vagón del metro arrastra consigo la historia venida de medio mundo —miles de desconocidos, juntos y solos—, mientras entre las  avenidas se abre paso el universo. Pero todo esto está ya dicho. Sé, por tanto, que no escaparé de lo sabido, ni descubriré a nadie nada. Que sólo pisaré las huellas por las que miles pisaron antes, pero que —aun así— haré lo que pueda por señalar rincones que me gustan, a los que vuelvo siempre que puedo y que en cada cita me recuerdan, como relojes implacables que son, cómo mi tiempo va pasando. Lugares que —tal vez sea esa su principal función— siempre aligeran la espera mientras llega la hora de visitar a Cristina.

Viaje a Nueva York.

Randy Lemoine, Flickr.

Recorrer a pie y sin prisa el Grand Concourse, la gran avenida del Bronx, es una inmersión en la vida de este barrio de pasado tumultuoso. Al sur de ella, The Bronx Museum of the Arts, y al norte, el New York Botanic Garden, son dos islas plácidas en la babélica realidad de su entorno.

Cruzar el puente de Manhattan —que tiene mejores vistas que el de Brooklyn— para acercarse, en Dunbo, al mercado de Water Street es un inigualable recorrido panorámico.

Rebuscar por las salas y pasillos del MET de la Quinta Avenida, hasta encontrar The vine… Una vez frente a la figura de bronce, quien alguna vez se haya preguntado qué significa el adjetivo “sugerente”, encontrará todas las respuestas.

Pasear por Quenns hasta Steinway Street. Los anuncios en árabe y el humo de los narguilés anuncian que estamos en Little Egypt. Estos pequeños Corea, Odessa, Italia… que pueblan la Gran Manzana, no dejan de ser reducciones de una realidad mucho más compleja, pero sirven para que nos tranquilicemos pensando que hemos entendido algo.

Esperar a una noche de lluvia —y un poco de niebla— para cruzar en el funicular a Roosevelt island. Desde su cabina, la vista del puente de Queensboro y las luces de los alrededores  nos recuerdan, a poca imaginación que tengamos, que en realidad hace tiempo que ya somos parte de Blade Runner.

Una excursión en metro hasta llegar al Bushwick Flea, en el corazón de Brooklyn. El mercado es pequeño, pero el barrio, lleno de grafitis y de antiguas naves industriales que ahora van siendo ocupadas por artistas, merece una visita antes de que aparezca en todas las guías.

Y en Bowling Green está el Museo de los Indios americanos. Otra maravilla, pero no quiero seguir. Como antes he dicho, todo esto sólo sirve para hacer tiempo, demorarse para disfrutar más de una cita, aplazar el momento, hasta llegar —en un pasillo del Moma— frente al cuadro Christina’s World que pintó Andy Wyeth. Esa chica tan lejos de todo, tan en medio de la nada, que hace sospechar que aunque estuviera rodeada por una multitud no se sentiría más acompañada.

Mirándola, siempre me pregunto por qué esa pradera interminable —que a veces expresa tanta libertad para moverse— parece aquí una cárcel que la tiene encerrada. Ella, mientras tanto, sentada en el suelo dándome la espalda, me intriga, me hace darme cuenta de todo lo que se me escapa, de lo que no sé:

¿Qué piensa?

¿Tiene miedo?

¿De qué será capaz si alguien no se ocupa de ella?

Y sobre todo:

¿Por qué sabe, ya desde tan joven, que ninguno de sus sueños se cumplirá? ¿Por qué está condenada a saber que, para ella, algunas cosas quedarán siempre lejos o serán, sencillamente, inalcanzables?

Wyeth pintó a Christina Olson, una vecina suya —incapacitada por la poliomielitis— y que no se resignaba a permanecer sentada todo el día o a usar siempre una silla de ruedas. Prefería, estar en contacto con la tierra y arrastrarse para recoger flores con las que adornar su casa.

Por si esto fuera poco —que no lo es— a un par de cuadros de distancia, encontramos House by the railroad, en el que Hopper transmite el mismo aire de misterio. Y una soledad espesa, mezclada con el aire que respiramos y de la que no podremos escapar: Nueva York, el mundo de Cristina.

museos, viaje a nueva york, viajes culturales

12345 (2 votos. Media: 5,00 de 5)
Loading ... Loading ...
Más información de Jokin Azketa

Comentarios sobre  Nueva York. El mundo de Cristina

¿Qué opinas?

Comparte con nosotros tus puntos de vista. Enriquece estas miradas viajeras con las tuyas propias y haz las valoraciones y comentarios que desees. Opinar y disentir nos obliga a viajar por las ideas y el pensamiento, pero dejaremos fuera los comentarios insultantes o inadecuados.