Azímut

GeoGrafía
Colaboradores +
 
Nos gusta este libro

Imagen de la India

JULIAN MARIAS

Editorial: LA LINEA DEL HORIZONTE EDICIONES
Lugar: ESPAÑA
Año: 0
Páginas: 112
Idioma: CASTELLANO
Encuadernación: Tapa blanda

COMPRAR
Finales de los cincuenta. ¿Quién sabía algo de India? Los hippies españoles, que veinte años después aparecieron por ahí, aún no habían nacido, pero era el país con el que había soñado Julián Marías desde niño y la ocasión le llevó hasta ese fascinante país gracias a un congreso de Filosofía. Marías abre los ojos de par en par. Todo le interesa, todo le conmueve y en ese primer acercamiento ya da cuenta de manera sencilla, como un viajero más, de los grandes temas que conforman una sociedad tan compleja y distinta. Un texto que no ha perdido la frescura con la que fue escrito y que podría pertenecer a un viajero sensible de hoy día.
Noticias en la Línea
  • Yōkai, iconografía de lo fantástico

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Los yōkai (monstruos japoneses) son las criaturas mitológicas por excelencia de la fantasía nipona, nacidas del temor a la Naturaleza, de la necesidad de explicar lo inexplicable y del poder de la imaginación. Además de los protagonistas de una exposición que hasta el 23 de septiembre puede verse en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, donde se exhiben rollos horizontales ilustrados emakimono, grabados ukiyo-e, pequeñas cajas inro, kimonos y un largo etcétera que nos...[Leer más]

  • IndiaIndie

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Un pintalabios bajo mi burka es la película que el gobierno indio trató de vetar por resultar “demasiado orientada hacia las mujeres" y por mostrar "escenas de sexo contagiosas”. Pero la tozudez de su directora, Alankrita Shrivastava, ganó la batalla a la censura y, finalmente, su historia de liberación feminista pudo proyectarse en las salas de su país. El film es uno de los que podrán verse en IndiaIndie, la muestra de cine independiente que Casa India ha programado del 10 al 14 de ...[Leer más]

  • Wanderlust

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    «Errar perezosamente por el bosque y por el campo; tomar esto y aquello, tan pronto una flor como una rama; coger las hierbas al ocaso, observar mil y mil veces las mismas cosas y siempre con el mismo interés...» Jean-Jacques Rousseau era uno de aquellos románticos del XVIII para quienes el deambular por la naturaleza representaba una forma a la vez sensorial y física de apropiarse del mundo y encontrarse con uno mismo. Una exposición en la Antigua Galería Nacional de Berlín nos ...[Leer más]

  • Allá lejos y hace tiempo

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Antes de que la madurez y el viaje transoceánico lo alejaran de la tierra donde nació y lo llevaran a Inglaterra, hogar de sus primitivos orígenes familiares, William Henry Hudson había pasado lo que años más tarde llamaría la época más feliz de su vida en Argentina. Así lo reflejó hace ahora cien años en Far Away and Long Ago. A History of my Early Life (1918), vagabundeando por sus antiguas querencias de infancia como ya lo había hecho en otros de sus textos (Días de ocio en la ...[Leer más]

  • El mundo visto desde Asia

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Todo es cuestión de perspectiva. Basta con cambiar nuestra posición sobre el plano para que el mundo en el que vivimos parezca otro completamente distinto. Los primeros cartógrafos budistas colocaban el Himalaya en el ombligo del universo, allá donde se localizaba Jerusalén para un europeo. Tampoco parece la misma Tierra aquella que exploró el almirante Zheng He (1371-1433) o el monje Xuanzang (602-664) en su célebre peregrinación hacia el Oeste. Así, durante siglos los mappae mundi ...[Leer más]

Histórico noticias

La Línea del Horizonte Ediciones




Para no perder la memoria

Con ese tono tan lleno de vida al que nos tiene acostumbrados Ander Izaguirre, el periodista y escritor nos mantiene despiertos, alegres, mientras le acompañamos en su paseo de seis días por los Apeninos. De eso trata este delicioso libro que lleva por título ‘Cansasuelos’.

10 de diciembre de 2015

El día que uno olvida los mares azules, la ilusión del sol de invierno en las mejillas cuando el termómetro baja de cero grados o las líneas rotas de los perfiles de montaña que pierden la densidad del color a medida que se alejan, ese día está más cerca del suicidio. Y éste vendría tras una toma de somníferos para intentar quedarse para siempre en el sueño, donde no le duele la espalda ni la cabeza. Sobre la mesilla de noche, habría dejado una nota pidiendo que esparcieran sus cenizas bajo un árbol al que trepó con cinco años, y pidiendo, también, que por favor no se preguntaran nada. Pero para no perder la memoria que a uno le permite seguir valorando cada día, seguir siendo la parte bondadosa de quien ha sido, la buena moral que sintió frente a los más hermosos paisajes, cabe el recurso del cuaderno de fotografías o de la escritura de una crónica.

Aunque el tono de las crónicas viajeras de Ander Izaguirre (San Sebastián, 1976) sea desenfadado, sus pretensiones, sin llamar a engaño, son las de contribuir a no perder la memoria. Son las de conservar una experiencia junto al tarro de mermelada de la abuela, ese que nos mantiene a flote durante la tempestad. En este Cansasuelos. Seis días a pie por los Apeninos, Izaguirre mantiene su estilo fresco, oral. Ese que requiere muchísimo trabajo, muchísima dedicación y muchísimo talento para lograr el efecto de la espontaneidad. A lo largo del relato de esos seis días en que recorrerá los montes que separan Bolonia de Florencia, en compañía de una mujer de la que solo conocemos la inicial de su nombre, S, y su oficio de fisioterapeuta, Izaguirre iguala camino y memoria. “La alquimia consiste en separar lo falso de lo verdadero”, dice que dijo Paracelso. Y también la crónica como método de conciliarnos con el relato de una vida. Un relato que uno refleja con más sabiduría si lo practica caminando, porque caminando se piensa mejor, es decir, se avivan buenos sentimientos.

Apeninos

Io.tangelini. Flickr,

Izaguirre escribe con un ritmo que apenas permite descansos, sin ornamentos, eficaz. Y junto a sus pequeñas aventuras –como salvar a un caracol de ser pisoteado– va mencionando algún detalle biográfico de Da Vinci, por ejemplo. O repite los pasos por los que transcurren las calzadas romanas, pues para él caminar cobra mayor sentido si lo hace por los lugares por donde pasó antes tanta gente, como si así comulgara con ellos, obtuviera el beneplácito de aquellos espectros. Y presta especial atención a sucesos que ocurrieron durante la Segunda Guerra Mundial. Por la sencilla razón de que hay un antes y un después, porque esa guerra provocó que la gente de la región sintiera que volvían a nacer.

Lo curioso es que este estilo parlanchín, pero serio, con la seriedad de lo que hoy es divertido y mañana será melancolía, esté escrito bajo un principio que él mismo confiesa:

“Caminar es callar, escribir también es callar, no se puede escribir sin callarse primero y sin callarse bien”.

De ser esto cierto, bienvenido sea este silencio, de poco más de cien páginas, que endulza la tarde de los lectores.

Ander Izaguirre, Apeninos, caminar, Cansasuelos, libros de viaje, Senderismo, viaje a italia

12345 (4 votos. Media: 4,50 de 5)
Loading ... Loading ...
Más información de Ricardo Martínez Llorca

Libros relacionados con  Para no perder la memoria

  • CANSASUELOS: SEIS DIAS A PIE POR LOS APENINOS ANDER IZAGIRRE
    LIBROS DEL K.O

Comentarios sobre  Para no perder la memoria

¿Qué opinas?

Comparte con nosotros tus puntos de vista. Enriquece estas miradas viajeras con las tuyas propias y haz las valoraciones y comentarios que desees. Opinar y disentir nos obliga a viajar por las ideas y el pensamiento, pero dejaremos fuera los comentarios insultantes o inadecuados.