GeoGrafía
Colaboradores +
 
Noticias en la Línea
  • Magallanes, Elcano y la vuelta al mundo

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    ExposicionesEl mundo no volvió a ser el mismo después de esta expedición. Doscientos treinta y nueve hombres y cinco naos partieron de Sevilla en 1519 en busca de una ruta por el oeste hacia la Especiería. Tres años después, regresaron dieciocho hombres y una nao, después de haber dado la vuelta al mundo. El Museo Naval de Madrid se une a la celebración del quincentario con la exposición Fuimos los primeros. Magallanes, Elcano y la Vuelta al Mundo, abierta al público desde el 20 de septiembre.

  • Nómadas de Altái

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Las comunidades nómadas kazajas del norte de Sinkiang migran anualmente hasta mil kilómetros de distancia, constituyendo uno de los movimientos estacionales más largos de Asia Central. Realizan dos viajes al año: pasan los meses de frío en un lugar fijo, resguardado del viento o en la orilla de un río, y en primavera parten hacia los pastos de verano, en el macizo Altái, en lugares más elevados y frescos. Al llegar el otoño, vuelven a sus asentamientos de invierno. Desplazamientos ...[Leer más]

  • Cartografiando la Luna

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    The Map House, LondonTrescientos años antes de que los estadounidenses llegaran a la Luna, un sacerdote y erudito alemán, Athanasius Kircher, dibujó un mapa de la cara visible de nuestro satélite. Este y otros tesoros pueden verse en una exposición que explora la historia de la cartografía lunar y celeste: The Mapping of the Moon: 1669-1969, hasta el 21 de agosto en la Map House de Londres.

  • Los marroquíes de Leila Alaoui

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    La fotógrafa y vídeo-artista Leila Alaoui (1982-2016) falleció trágicamente víctima de las heridas sufridas tras el atentado de Uagadugú, en Burkina Faso, el 15 de enero de 2016, cuando trabajaba en un reportaje sobre la condición de la mujer, por encargo de Amnistía Internacional. Una exposición en la Casa Árabe de Madrid homenajea su trayectoria y compromiso vital mostrando treinta retratos realizados por la autora en entornos rurales de Marruecos. Abierta al público hasta el 22 ...[Leer más]

  • Hannah Collins y Hassan Fathy

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    El arquitecto Hassan Fathy (1900-1989) pensó sus ciudades como proyectos casi utópicos, utilizando diseños y materiales tradicionales para las clases más humildes, con trabajos tan ambiciosos como el de Nueva Gourna, una villa en Luxor hecha de belleza y barro, concebida para una sociedad sostenible; la población, sin embargo, nunca acabó de aceptar la propuesta y las casas de adobe se fundieron con autoconstrucciones modernas.  La artista británica Hannah Collins rescata la ...[Leer más]

Histórico noticias



Parque minero de Almadén: el color del mercurio

Almadén es el conjunto minero más conocido y uno de los más antiguos de la geografía española, junto con las minas de Riotinto, en Huelva. Ubicadas en el extremo suroeste de Ciudad Real, en 2012 fue declarado por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad.

12 de junio de 2013

A los que no lo conozcan, les animo desde aquí a acercarse a este enclave minero, situado en el extremo suroeste de la provincia de Ciudad Real, disfrutando de paso, antes o después de la visita al lugar, del maravilloso paisaje del valle de Alcudia. Esta llanura extensa y solitaria, moteada de colinas, con una cadena de sierras como telón de fondo y, como suelo, un tapiz verde de pastos y encinas, se ilumina en primavera con el amarillo de las retamas, el blanco de las jaras y el rojo de las amapolas.

Las minas de Almadén figuran en las crónicas del geógrafo e historiador griego del s. I a. de C. Estrabón y en los escritos de Plinio el Viejo. Más de veinte siglos de explotación minera recorren pues su historia. Se trata del mayor yacimiento de mercurio descubierto en el mundo, del que se calcula que se ha extraído la tercera parte de este metal líquido y plateado consumido en el planeta.

En julio de 2003 echó el cierre el último de los pozos que quedaba en activo, el de San Joaquín. La caída del precio del mercurio en el mercado mundial, unida a la reducción de su uso por su elevada toxicidad, llevó a la clausura de las minas y a la conversión de buena aparte de sus instalaciones en un lugar de visita instructivo, ameno y cargado de valores históricos, técnicos y estéticos. Nacía así el Parque Minero de Almadén. Poco a poco se fueron abriendo a los visitantes museos y centros de interpretación, castilletes y talleres de explotación; se rehabilitaron edificios de uso industrial, hornos de fundición del siglo XVII y elementos arquitectónicos del XVIII, como la puerta de Carlos IV, y habilitó la bajada a la mina, a 50 metros de profundidad.

 

El mercurio de Almadén en la historia

Los romanos empleaban el azogue o mercurio, que se obtiene del cinabrio, en medicina y también para dorar la plata y el bronce o para recuperar el oro de los tejidos deteriorados. El pigmento bermellón en polvo, resultado de raspar el cinabrio, lo utilizaban como pintura. Posteriormente, el mercurio se ha empleado para la fabricación de termómetros, de espejos, de aparatos de precisión, en la industria textil, en medicina y cosmética y para amalgamar metales. En época musulmana, según una crónica del historiador Al-Idrisi, trabajaban en Almadén un millar de obreros y el mercurio se obtenía fundiendo las piedras de cinabrio, en unos hornos de barro llamados Xabeca.

En el siglo XIV las minas pertenecían a la Orden de Calatrava, y en el XVI pasaron a propiedad de la familia de los banqueros alemanes Fugger (o Fúcares), que sustituyeron los hornos árabes por unos más modernos, de ladrillo y barro, cubiertos con una bóveda de media naranja, que hubo que dejar de emplear pronto: eran terriblemente tóxicos y, salvo los reos y los esclavos, no había quien trabajara en ellos.

Horno de Bustamante, minas de Almadén.

En 1646 se empieza a utilizar los hornos de Bustamante, llamados así por el nombre del técnico que los construyó: están hechos con ladrillos macizos, entre los que se sitúan unos canales formados por piezas de cerámica por los que corre el mineral licuado. Estos hornos se emplearon hasta 1928, y aún quedan dos de ellos, restaurados y magníficos. Una auténtica joya de la arquitectura industrial.

Durante el primer siglo de la conquista de América, el mercurio adquirió una importancia estratégica ya que era usado como amalgama del oro y la plata que se extraían en las minas de Bolivia, Perú y México. En el XVII, diversas causas confluyeron en una gran caída de la explotación minera: mala administración y corrupción, enfermedades y bajos salarios de los mineros que llevaron a recurrir a mano de obra de esclavos y presos, que lógicamente trabajaban poco y mal…  Una consecuencia fue el abandono de las minas de México y Perú que carecían del mercurio de Almadén para amalgamar la plata. Muchos estudios sobre la decadencia del imperio colonial y su repercusión en la economía española sitúan este factor entre los más importantes.

Con los Borbones, se incrementó la inversión en Almadén, se dictaron las primeras ordenanzas para el trabajo en la mina, se concedieron ventajas fiscales y exención del servicio de armas a los que fueran a trabajar a las minas. Como consecuencia, aumentó la producción y la población superó los 6.000 habitantes, algo más que los que tiene hoy. Varias de las construcciones más interesantes de la población y del parque minero datan de esta época: así el Real Hospital de mineros de San Rafael, la Academia de Minas, la Plaza de Toros y la Cárcel de forzados, esta última desaparecida.

 

La visita al Parque Minero

El momento más emocionante de la visita es la bajada a la mina, a 50 metros de profundidad, a través del pozo San Teodoro excavado en 1757; en el exterior sobresalen los 30 metros de altura de su castillete. En el recorrido por las galerías en las que se extrajo el mineral desde el siglo XVII al XX, se pasa por el baritel de San Andrés, una impresionante bóveda esférica fortificada con ladrillo macizo de tejar en medio de la cual se conserva el malacate, artilugio de madera que, movido por caballerías, servía para subir el mineral desde el subsuelo, y se visita también la galería de forzados donde trabajaban los presos en durísimas condiciones. Al final de este trayecto subterráneo, un tren minero nos transporta a la superficie.

Trabajadores de las minas de Almadén en los años 40.

Fuera de las profundidades, lo más interesante está en el Museo de la Minería y el Centro de Interpretación de la Real Cárcel de Forzados. El primero, que ofrece una panorámica de la historia minera de la localidad, de la utilidad del mercurio, de la maquinaria empleada en las minas, etc., está alojado en tres edificios industriales de interés. El segundo, instalado en la Escuela Politécnica, está dedicado a una siniestra institución, el presidio al que entre 1559 y 1800 iban a parar los condenados a galeras y los esclavos; los cubículos que hacían de celdas, las argollas a las que encadenaban a los presos y el sinfín de brutalidades a las que eran sometidos.

Aunque el núcleo urbano de Almadén se encuentra separado de las explotaciones mineras, su vida ha girado siempre en torno a la mina. A ella han estado ligados las fiestas, las procesiones y romerías, la gastronomía y los cantes –tarantos y martinetes principalmente– que ponen música y letra a la dura vida de los mineros libres y de los forzados.

El monumento más interesante del casco es la Plaza de Toros. Hexagonal, de 1752, en ella vemos una curiosa superposición de graderío y viviendas, construidas éstas por un acuerdo del municipio de la época con el fin de destinar las rentas que producían, junto con los beneficios de los espectáculos taurinos, a la construcción del Hospital Minero. Las viviendas han sido transformadas en hotel, un lugar curioso para alojarse en Almadén.

Plaza de Toros de Almadén, de 1752

Y una recomendación final: No hay que dejar Almadén sin subir a la ermita de la Virgen del Castillo, situada entre nuestra población y Chillón. Sobre una colina, a 730 metros de altura, encerrada entre los restos de un castillo árabe, posiblemente del siglo IX, la vista desde ella abarca el conjunto minero y el pueblo de Almadén y, más allá, un fantástico panorama del valle. Esta pequeña excursión tiene un aliciente suplementario para el viajero: se levanta junto al punto de intersección entre tres provincias, Ciudad Real, Badajoz y Córdoba.

 

Distancias a Almadén

  • Desde Ciudad Real, 104 kms.
  • Desde Madrid, 306 kms.
  • Desde Badajoz, 252 kms.
  • Desde Córdoba, 124 kms.

almaden, Minas, minas de ciudad real

12345 (2 votos. Media: 4,50 de 5)
Loading ... Loading ...
Más información de María Unceta

Comentarios sobre  Parque minero de Almadén: el color del mercurio

¿Qué opinas?

Comparte con nosotros tus puntos de vista. Enriquece estas miradas viajeras con las tuyas propias y haz las valoraciones y comentarios que desees. Opinar y disentir nos obliga a viajar por las ideas y el pensamiento, pero dejaremos fuera los comentarios insultantes o inadecuados.

  • 06 de octubre de 2013 a las 20:00

    O felicito. Me parece muy interesante todo el tema del parque minero de Almadén. En un futuro -espero que cercano- tengo intención de hacer un viaje por esa zona en compañía de mi mujer.

    Por Albert
  • 06 de octubre de 2013 a las 20:36

    He visitado esta mina acompañado he informado por Ramón antiguo minero con 30 años de experiencia y antiguedad
    me ha parecido sencillamente maravilloso, no imaguiné que a 50 mt. de profundudidad en las entrañas de la tierra un
    puñado de hombres fueran capaces de perforar aquellos tuneles y extraer el rico mineral, con un esfuerzo casi sobre humano, claro que con el paso del tiempo los los medios de extracción fueron mejotando tecnicamente y
    últimamente el modernismo cambió mucho los medios de trabajo, desgraciadamente la mina dejo de ser rentable
    pero hoy día defiende unos puestos de trabajo, mostrando como un museo descomunal en las profundidades
    de aquellos montes, para mi ha sido una experiencia inolvidable. recomendable para toda clse de publico muy
    interesante amena he instructiva.
    Un cordial saludo a Ramón y a todos sus compañeros.

    Por José de San Valeriano Andreu