GeoGrafía
Colaboradores +
 
Noticias en la Línea
  • España vista por los viajeros extranjeros

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    «No es nada usual que las mujeres viajen solas en España», comentaba Matilda Betham-Edwards, para quien el mejor compañero de viaje por La Mancha era el famoso caballero andante. «No conozco nada relevante de Vélez-Málaga, tan solo que el cautivo de Don Quijote llegó aquí con su rubia morisca, tras su huida de Argelia», escribía otro viajero, George Cayley. Una exposición virtual del Instituto Cervantes muestra cómo era nuestro país bajo la mirada de autores anglosajones que ...[Leer más]

  • Orientalismos

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Mariano Fortuny, Francisco de Goya, Francisco Iturrino, Paul Klee, August Macke, Henri Matisse, Lee Miller, Pablo Picasso, Man Ray, Emilio Sala o Joaquín Sorolla son algunos de los artistas con cuyas obras el IVAM reflexiona en torno a la construcción del imaginario de Oriente Próximo y el Norte de África entre 1800 y 1956; esto es: desde la campaña napoléonica en Egipto y Siria hasta la independencia de Marruecos y Túnez. La exposición estará abierta al público hasta el 21 de junio...[Leer más]

  • Una vuelta al mundo en la BNE

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Tan importante como rodear la Tierra siempre fue contarlo. No por casualidad la edad de las circunnavegaciones fue la época de la imagen del mundo, pero también la de la imprenta y el libro: mapas, derroteros y atlas, cuadernos de bitácora, diarios, literatura de viajes y, naturalmente, bibliotecas. Al fin y al cabo, ¿qué es una biblioteca sino un pequeño microcosmos, un lugar donde recorrer y perderse por estrechos y laberintos? Una exposición en la Biblioteca Nacional de España ...[Leer más]

  • La naturaleza de las cosas

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Una jaula se transforma en una nube, un cubo de hielo en un regalo, notas de músicas caen como ramas de un árbol, un cactus hecho de piedras... Chema Madoz juega con elementos de lo cotidiano y con la Naturaleza, en fotografías que interpelan y sorprenden al espectador con una nueva visión del mundo. El artista crea objetos nuevos, inventa combinaciones inesperadas, piensa asociaciones insólitas. Muestra la fragilidad de la vida. Su trabajo puede verse hasta el 1 de marzo en una ...[Leer más]

  • Ganges, el río Sagrado

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    El artista Luis Sáez ha remontado el Ganges desde su desembocadura en Calcuta hasta Gangotri, al pie del glaciar en que brotan sus fuentes, para mostrar su desbordante espiritualidad en una exposición abierta al público hasta el 9 de febrero en el Museo Nacional de Antropología. Siempre sin abandonar los márgenes del río, las fotografías hacen escala en algunos de los lugares más señalados para las diferentes religiones de la India: Bodhgaya, donde se halla el árbol bajo el cual Buda ...[Leer más]

Histórico noticias

Libros sobre India




Peste & Cólera

El espíritu aventurero de Alexandre Yersin hizo que el bacteriólogo suizo, gran admirador de David Livingstone, se enrolara como médico en un barco y se hiciera a la mar. Una novela de Patrick Deville narra la biografía de este científico viajero, cuya epopeya por el Extremo Oriente le llevaría a descubrir el bacilo de la peste.

9 de abril de 2014

Se trata de un relato biográfico de Alexandre Yersin, el bacteriólogo explorador de origen suizo que trabajó en la erradicación de las plagas que dan título a la obra, el cólera y la peste (Yersinia pestis). También descubrió el bacilo de la difteria.

He tenido que consultar la Encyclopaedia Britannica, en la edición de papel aún, de 1983, para cerciorarme de que Yersin existió, no es un invento –tan perfectamente– tejido por Deville. Tan impresionante es la vida y avatares del suizo.

Retrato de Alexandre Yersin.Alexandre Émile John Yersin nació en 1863 cerca de Lausanne y murió en la ciudad costera de Nha Trang, Vietnam, en 1943. Trabajó desde 1890 en la Indochina francesa y en Hong Kong, fundando el Institut Pasteur de Nha Trang. Lo financió con cultivos de maíz, arroz y café e introdujo el árbol del caucho (Hevea o jebe), lo que curiosamente cimentaría las explotaciones francesas en el país annamita. También exploró lo que es el Vietnam del norte, incluido el paso entre Dien Bien Phu y Laos, que tan importante –y trágico– sería cincuenta años después en la guerra contra los franceses. La obra de Yersin es un ejemplo del colonialismo positivo, que aportó a los países sometidos ventajas sanitarias, educativas o infraestructuras. En 1933 fue nombrado director honorífico del Institut Pasteur de París. La energía de Alexandre Yersin es casi increíble, infatigable investigador y viajero.

Deville nos narra su vida a partir del exilio provocado por la inminente invasión alemana de Francia en mayo de 1940. Trenzada magistralmente, la novela, si se la puede llamar así –es un relato, más bien–, nos descubre un personaje y un mundo totalmente desconocidos en España. Está escrita sin retórica, de manera ágil y acertada, en esa tradición francesa de las letras, con frases a veces muy cortas –a veces una sola palabra– que contrastan con otras más largas, en un ritmo de pensamiento y escritura muy apropiado a esta historia. Los libros sobre plagas siempre han sido singulares y memorables; baste recordar El año de la peste, de Daniel Defoe, La peste, de Camus, o el reciente Némesis, de Philip Roth.

Patrick Deville, extraordinariamente joven (nacido en 1957), ha dado ya mucho que hacer a los lectores y críticos, y ocupa un lugar interesante, diferente, en el siempre rico panorama de las letras galas. Ha sabido desentrañar historias olvidadas y singulares –ver Pura Vida, por ejemplo, Kampuchea, sobre Camboya, Equatoria, sobre el explorador Brazza, etc.– y contarlas literariamente, con saltos temporales y marcando matices en la descripción de sus personajes. Como buen francés, usa del humor y de una leve ironía. Y hasta aparece el propio autor, semiencubierto, como el lector atento observará. Si Deville fuera un pintor, diríamos que es un maestro en el manejo del color y de las tonalidades.

Casa de Alexandre Yersin en Nhatrang, Vietnam.

Rebosa de conocimientos, unos culteranos, casi de virtuosismo intelectual –tan común en Francia–, y otros por conocimiento directo, porque Deville ha viajado a casi todos los lugares que describe en este libro y en los otros que ha escrito. No escribe de prestado ni de oídas. Deville está en la gran tradición de los escritores viajeros franceses, como Pierre Loti, Blaise Cendrars (suizo naturalizado) y hasta Pierre Benoit, aunque no lo menciona. También hay referencias y alusiones al gran Conrad, a Céline.

Juega con gusto en el paralelismo –reconozcamos que algo forzado– entre Arthur Rimbaud y Yersin, e incluso se diría que a veces hay una cierta identificación con el biografiado. Como él, Deville, “quiere saberlo todo” (página 68), y anota todo, minuciosamente, aunque sin caer bajo la influencia proustiana, tan común en las letras francesas. Yersin no aparece como un altruista ni un filántropo, que responden a personalidades siempre algo discutibles, sino como un científico para el que el viaje, la exploración aventurera y arriesgada, formaba parte de su vida y sus investigaciones. El médico será uno de los grandes hitos de la gran tradición científica francesa de la lucha contra las epizootias y las epidemias.

En la traducción parecen haberse colado algunos americanismos, como jalar, veranda, corajudo, bebito, lindo. Pero es correcta y no le quita el ritmo del original francés.

Es, en conclusión, un libro de lectura siempre interesante, un libro que abre, que nos ofrece otras perspectivas, redescubriendo un personaje y unos territorios, un marco cultural, histórico y político bastante desconocido. El autor no juzga, sólo expone, no da lecciones, describe. No aplasta bajo el saber, no es un ejercicio de erudición. Subyace en el texto de Patrick Deville un canto a la modernidad, a las Luces emancipadoras, a esa posibilidad del hombre de forjarse racionalmente un futuro mejor, que encarnaba la personalidad de Alexandre Yersin. Él forma parte de ese gran impulso, que ya aparece en el siglo XVIII, de la educación obligatoria, la sanidad, la lectura, la investigación científica… que conforman las bases de la sociedad francesa.

alexandre yersin, libros de viaje, patrick deville

12345 (4 votos. Media: 3,50 de 5)
Loading ... Loading ...
Más información de Jaime-Axel Ruiz Baudrihaye

Libros relacionados con  Peste & Cólera

Comentarios sobre  Peste & Cólera

¿Qué opinas?

Comparte con nosotros tus puntos de vista. Enriquece estas miradas viajeras con las tuyas propias y haz las valoraciones y comentarios que desees. Opinar y disentir nos obliga a viajar por las ideas y el pensamiento, pero dejaremos fuera los comentarios insultantes o inadecuados.