GeoGrafía
Colaboradores +
 
Noticias en la Línea
  • China: Cinco miradas de mujer

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Cine chinoLi Yu, Ann Hui, Zhao Wei , Guo Xiaolu y Sylvia Chang han dirigido algunas de las películas más relevantes realizadas en China desde el año 2007 hasta el 2017. Casa Asia y la Fundació Institut Confuci de Barcelona les dedican un ciclo de cine, donde a lo largo del mes de junio se proyectarán las últimas obras de las directoras. La entrada es libre hasta completar aforo con inscripción previa.

  • Dibujando entre leones

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Exposición de Francisco Hernández en el Museo Nacional de Ciencias NaturalesEl ilustrador y pintor naturalista Francisco Hernández viajó al parque nacional de Etosha, en Namibia, con un objetivo claro: adentrarse en la naturaleza africana y dibujar su fauna y su flora, siguiendo el lento pero imparable peregrinaje de miles de mamíferos en busca del más preciado elemento: el agua. Sus dibujos, bocetos y pinturas pueden verse en el Museo Nacional de Ciencias Naturales hasta el 1 de septiembre.

  • Giovanni Battista Piranesi

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Giambattista Piranesi soñó siempre con ser arquitecto, pero la única obra que llegó a ejecutar fue la restauración de una pequeña iglesia en el Aventino, una de las siete colinas que dominan Roma, donde yace enterrado. Sus arquitecturas las desplegó en grabados como los que se conservan en la Biblioteca Nacional de España, expuestos hasta el 27 de septiembre para celebrar por adelantado el tercer centenario del artista italiano. Entre las muchas estampas están las celebérrimas vistas...[Leer más]

  • Himba, la tribu más bella de África

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Al noroeste de Namibia, en una vasta región denominada Kaokoland, habitan los himba, la tribu más bella de todo el continente africano. Perfectamente adaptados a un medio natural hosco y estéril, los pastores himba (unos 10.000 individuos) viven de espaldas a un mundo en constante cambio, aislados en pequeños kraales donde abrazan la forma de vida y tradiciones de sus ancestros. Su nombre, himba, significa mendigos, y su historia habla de persecuciones y expolios por parte de otras ...[Leer más]

  • La biblioteca del futuro

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    El bosque de Nordmarka, al norte de Oslo, será en 2114 la Framtidsbiblioteket, la biblioteca del futuro. La madera de sus árboles se convertirá en papel para imprimir una antología de cien libros inéditos, que nadie podrá leer hasta ese momento. El proyecto, creado por la artista escocesa Katie Paterson, va sumando cada año una obra nueva: Margaret Atwood fue la primera que en 2014 entregó un manuscrito, del que solo se ha desvelado el título; tras ella han presentado textos David ...[Leer más]

Histórico noticias



Peste & Cólera

El espíritu aventurero de Alexandre Yersin hizo que el bacteriólogo suizo, gran admirador de David Livingstone, se enrolara como médico en un barco y se hiciera a la mar. Una novela de Patrick Deville narra la biografía de este científico viajero, cuya epopeya por el Extremo Oriente le llevaría a descubrir el bacilo de la peste.

9 de abril de 2014

Se trata de un relato biográfico de Alexandre Yersin, el bacteriólogo explorador de origen suizo que trabajó en la erradicación de las plagas que dan título a la obra, el cólera y la peste (Yersinia pestis). También descubrió el bacilo de la difteria.

He tenido que consultar la Encyclopaedia Britannica, en la edición de papel aún, de 1983, para cerciorarme de que Yersin existió, no es un invento –tan perfectamente– tejido por Deville. Tan impresionante es la vida y avatares del suizo.

Retrato de Alexandre Yersin.Alexandre Émile John Yersin nació en 1863 cerca de Lausanne y murió en la ciudad costera de Nha Trang, Vietnam, en 1943. Trabajó desde 1890 en la Indochina francesa y en Hong Kong, fundando el Institut Pasteur de Nha Trang. Lo financió con cultivos de maíz, arroz y café e introdujo el árbol del caucho (Hevea o jebe), lo que curiosamente cimentaría las explotaciones francesas en el país annamita. También exploró lo que es el Vietnam del norte, incluido el paso entre Dien Bien Phu y Laos, que tan importante –y trágico– sería cincuenta años después en la guerra contra los franceses. La obra de Yersin es un ejemplo del colonialismo positivo, que aportó a los países sometidos ventajas sanitarias, educativas o infraestructuras. En 1933 fue nombrado director honorífico del Institut Pasteur de París. La energía de Alexandre Yersin es casi increíble, infatigable investigador y viajero.

Deville nos narra su vida a partir del exilio provocado por la inminente invasión alemana de Francia en mayo de 1940. Trenzada magistralmente, la novela, si se la puede llamar así –es un relato, más bien–, nos descubre un personaje y un mundo totalmente desconocidos en España. Está escrita sin retórica, de manera ágil y acertada, en esa tradición francesa de las letras, con frases a veces muy cortas –a veces una sola palabra– que contrastan con otras más largas, en un ritmo de pensamiento y escritura muy apropiado a esta historia. Los libros sobre plagas siempre han sido singulares y memorables; baste recordar El año de la peste, de Daniel Defoe, La peste, de Camus, o el reciente Némesis, de Philip Roth.

Patrick Deville, extraordinariamente joven (nacido en 1957), ha dado ya mucho que hacer a los lectores y críticos, y ocupa un lugar interesante, diferente, en el siempre rico panorama de las letras galas. Ha sabido desentrañar historias olvidadas y singulares –ver Pura Vida, por ejemplo, Kampuchea, sobre Camboya, Equatoria, sobre el explorador Brazza, etc.– y contarlas literariamente, con saltos temporales y marcando matices en la descripción de sus personajes. Como buen francés, usa del humor y de una leve ironía. Y hasta aparece el propio autor, semiencubierto, como el lector atento observará. Si Deville fuera un pintor, diríamos que es un maestro en el manejo del color y de las tonalidades.

Casa de Alexandre Yersin en Nhatrang, Vietnam.

Rebosa de conocimientos, unos culteranos, casi de virtuosismo intelectual –tan común en Francia–, y otros por conocimiento directo, porque Deville ha viajado a casi todos los lugares que describe en este libro y en los otros que ha escrito. No escribe de prestado ni de oídas. Deville está en la gran tradición de los escritores viajeros franceses, como Pierre Loti, Blaise Cendrars (suizo naturalizado) y hasta Pierre Benoit, aunque no lo menciona. También hay referencias y alusiones al gran Conrad, a Céline.

Juega con gusto en el paralelismo –reconozcamos que algo forzado– entre Arthur Rimbaud y Yersin, e incluso se diría que a veces hay una cierta identificación con el biografiado. Como él, Deville, “quiere saberlo todo” (página 68), y anota todo, minuciosamente, aunque sin caer bajo la influencia proustiana, tan común en las letras francesas. Yersin no aparece como un altruista ni un filántropo, que responden a personalidades siempre algo discutibles, sino como un científico para el que el viaje, la exploración aventurera y arriesgada, formaba parte de su vida y sus investigaciones. El médico será uno de los grandes hitos de la gran tradición científica francesa de la lucha contra las epizootias y las epidemias.

En la traducción parecen haberse colado algunos americanismos, como jalar, veranda, corajudo, bebito, lindo. Pero es correcta y no le quita el ritmo del original francés.

Es, en conclusión, un libro de lectura siempre interesante, un libro que abre, que nos ofrece otras perspectivas, redescubriendo un personaje y unos territorios, un marco cultural, histórico y político bastante desconocido. El autor no juzga, sólo expone, no da lecciones, describe. No aplasta bajo el saber, no es un ejercicio de erudición. Subyace en el texto de Patrick Deville un canto a la modernidad, a las Luces emancipadoras, a esa posibilidad del hombre de forjarse racionalmente un futuro mejor, que encarnaba la personalidad de Alexandre Yersin. Él forma parte de ese gran impulso, que ya aparece en el siglo XVIII, de la educación obligatoria, la sanidad, la lectura, la investigación científica… que conforman las bases de la sociedad francesa.

alexandre yersin, libros de viaje, patrick deville

12345 (4 votos. Media: 3,50 de 5)
Loading ... Loading ...
Más información de Jaime-Axel Ruiz Baudrihaye

Libros relacionados con  Peste & Cólera

Comentarios sobre  Peste & Cólera

¿Qué opinas?

Comparte con nosotros tus puntos de vista. Enriquece estas miradas viajeras con las tuyas propias y haz las valoraciones y comentarios que desees. Opinar y disentir nos obliga a viajar por las ideas y el pensamiento, pero dejaremos fuera los comentarios insultantes o inadecuados.