GeoGrafía
Colaboradores +
 
Noticias en la Línea
  • China: Cinco miradas de mujer

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Cine chinoLi Yu, Ann Hui, Zhao Wei , Guo Xiaolu y Sylvia Chang han dirigido algunas de las películas más relevantes realizadas en China desde el año 2007 hasta el 2017. Casa Asia y la Fundació Institut Confuci de Barcelona les dedican un ciclo de cine, donde a lo largo del mes de junio se proyectarán las últimas obras de las directoras. La entrada es libre hasta completar aforo con inscripción previa.

  • Dibujando entre leones

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Exposición de Francisco Hernández en el Museo Nacional de Ciencias NaturalesEl ilustrador y pintor naturalista Francisco Hernández viajó al parque nacional de Etosha, en Namibia, con un objetivo claro: adentrarse en la naturaleza africana y dibujar su fauna y su flora, siguiendo el lento pero imparable peregrinaje de miles de mamíferos en busca del más preciado elemento: el agua. Sus dibujos, bocetos y pinturas pueden verse en el Museo Nacional de Ciencias Naturales hasta el 1 de septiembre.

  • Giovanni Battista Piranesi

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Giambattista Piranesi soñó siempre con ser arquitecto, pero la única obra que llegó a ejecutar fue la restauración de una pequeña iglesia en el Aventino, una de las siete colinas que dominan Roma, donde yace enterrado. Sus arquitecturas las desplegó en grabados como los que se conservan en la Biblioteca Nacional de España, expuestos hasta el 27 de septiembre para celebrar por adelantado el tercer centenario del artista italiano. Entre las muchas estampas están las celebérrimas vistas...[Leer más]

  • Himba, la tribu más bella de África

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Al noroeste de Namibia, en una vasta región denominada Kaokoland, habitan los himba, la tribu más bella de todo el continente africano. Perfectamente adaptados a un medio natural hosco y estéril, los pastores himba (unos 10.000 individuos) viven de espaldas a un mundo en constante cambio, aislados en pequeños kraales donde abrazan la forma de vida y tradiciones de sus ancestros. Su nombre, himba, significa mendigos, y su historia habla de persecuciones y expolios por parte de otras ...[Leer más]

  • La biblioteca del futuro

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    El bosque de Nordmarka, al norte de Oslo, será en 2114 la Framtidsbiblioteket, la biblioteca del futuro. La madera de sus árboles se convertirá en papel para imprimir una antología de cien libros inéditos, que nadie podrá leer hasta ese momento. El proyecto, creado por la artista escocesa Katie Paterson, va sumando cada año una obra nueva: Margaret Atwood fue la primera que en 2014 entregó un manuscrito, del que solo se ha desvelado el título; tras ella han presentado textos David ...[Leer más]

Histórico noticias



Pongamos rumbo al norte

Viaje al Ártico’ es algo más que la crónica de lo acaecido en un barco ballenero hace 130 años. Su autor, nada menos que Arthur Conan Doyle, nos sumerge en la forma de vida de aquellos marinos y nos revela detalles que hacen del libro un imprescindible en la literatura polar.

30 de enero de 2017

Algunas veces un libro te atrapa antes de tenerlo entre las manos. Su portada, la imagen de un velero rodeado de hielos, ya es de por sí, al menos para mí, un atractivo irresistible, y la palabra “Ártico” en grandes caracteres refuerza el mensaje. Luego, el nombre del autor, provoca una grata sorpresa que al cerebro le cuesta asimilar, pues identificamos a Arthur Conan Doyle como el creador de Sherlock Holmes. A partir de ese momento, la curiosidad nos llevará a devorar sus páginas y a sentir pena por llegar al final.

En literatura la popularidad de un personaje puede llegar a eclipsar a su autor. En mi caso, poco sabía de la vida de Arthur Conan Doyle, salvo que había ejercido la medicina durante unos pocos años, hasta que el éxito en su carrera literaria le permitió poder centrarse exclusivamente en sus escritos. Nada sabía de su espíritu aventurero, que le llevó a, siendo todavía estudiante de medicina, enrolarse como médico en un ballenero y adentrarse con aquellos rudos hombres en el Ártico, donde participó en la caza de focas y persiguió cetáceos hasta verse completamente rodeado de hielos a los 80 grados de latitud.

Si apasionante son las aventuras de su famoso detective, no son menos las que vivió su creador en aquellos seis meses que pasó en el Ártico, que ahora podemos conocer a través de Viaje al Ártico, donde encontramos el diario que fue escribiendo durante ese tiempo. Como cualquier otro diario, su contenido no deja de ser una colección de apuntes para uno mismo, una forma de poder recordar en el futuro lo que hemos sentido y vivido en esos momentos. Y por lo tanto, como cualquier diario, sus comentarios pueden parecer un poco deslavazados, pero si los leemos con detenimiento nos harán llegar toda la fuerza que encierran.

Viaje por el Ártico, Arthur Conan Doyle

Seremos testigos privilegiados de una época que ya no existe, de una forma de vida que desapareció hace tiempo. Sentiremos la emoción de la exploración polar, porque aquellos barcos, en su lucha por alcanzar los mayores beneficios comerciales posibles, trataban de llegar donde nadie había llegado, desafiando las tempestades, el frío y los hielos.

Su autor, aunque participa en la matanza de focas y en la caza de ballenas, no deja de cuestionarse las razones de estas cacerías, de señalar cuál es la razón última que empuja a esas carnicerías y de reflexionar sobre cuál tendría que ser el comportamiento más ético.

Quien le gusten las aventuras encontrará la auténtica, la de la vida misma. Los interesados en las regiones polares descubrirán, como me ha pasado a mí, muchos datos significativos sobre los animales que allí habitan o sobre la historia de la exploración polar. Y los lectores que simplemente se dejen llevar por la curiosidad no se sentirán defraudados por una narrativa sencilla pero profundamente humana en sensaciones y sentimientos.

Para Doyle, aquellos meses en el ártico fueron, como él mismo comenta, un capítulo fascinante de su vida, que nunca olvidó y al que volvió una y otra vez en sus escritos. Por eso, a lo largo de los años, sus relatos se fueron llenando de mares, barcos y marineros. Al igual que Herman Melville, si supo describir la vida en el mar de los balleneros del siglo XIX es porque había compartido con ellos sus aventuras. Todos los demás autores han escrito de oídas.

Además, el diario incluye comentarios, en la justa medida en mi opinión, de dos de los mejores especialistas vivos de Conan Doyle, lo que permite acercarnos a su vida personal y recorrer con él ese largo camino que le llevó desde la facultad de medicina hasta su consagración como autor. El diario se complementa con cuatro magníficos relatos suyos inspirados en esa aventura de juventud cuyos títulos no pueden ser más sugerentes: La atracción del Ártico y La vida de un ballenero en Groenlandia, donde podemos encontrar sus reflexiones sobre ese mundo de hielo y los hombres que se atreven a enfrentarlo; El capitán del Pole Star, una historia de fantasma tan frecuentes en la imaginación de los marinos de cualquier época; y, finalmente, Peter, el Negro, uno de los misterios sagazmente esclarecidos por su famoso detective. 

Todo ello en una impecable traducción y en una muy cuidada edición, incorporando los dibujos que salpicaban el diario original, que pueden no ser, técnicamente, una maravilla, pero tienen tal candor que se agradece su inclusión. En definitiva, una lectura aconsejable para los interesados en la literatura polar, que no dejará indiferente a todo lector con un mínimo de curiosidad.

No puedo resistirme a incluir uno de los párrafos del libro, que fue escrito por Conan Doyle poco antes de morir y que evidencian hasta qué punto aquel viaje marcó su vida, al igual que nos ha ocurrido a los que hemos tenido la suerte de acercarnos a aquel mundo de hielos:

Hay un glamour en las regiones circumpolares que afecta a todo el que ha penetrado en ellas. Mi corazón camina hacia ese anciano capitán canoso que, cuando estaba a las puertas de la muerte, salió de su casa en pijama y fue encontrado lejos por las enfermeras murmurando: “Pongamos rumbo norte”.

arthut conan doyle, exploraciones polares, libros de viaje, literatura de viaje, polo norte, viaje al ártico

12345 (2 votos. Media: 4,50 de 5)
Loading ... Loading ...
Más información de Javier Cacho

Libros relacionados con  Pongamos rumbo al norte

Comentarios sobre  Pongamos rumbo al norte

¿Qué opinas?

Comparte con nosotros tus puntos de vista. Enriquece estas miradas viajeras con las tuyas propias y haz las valoraciones y comentarios que desees. Opinar y disentir nos obliga a viajar por las ideas y el pensamiento, pero dejaremos fuera los comentarios insultantes o inadecuados.