GeoGrafía
Colaboradores +
 
Noticias en la Línea
  • Cartografiando la Luna

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    The Map House, LondonTrescientos años antes de que los estadounidenses llegaran a la Luna, un sacerdote y erudito alemán, Athanasius Kircher, dibujó un mapa de la cara visible de nuestro satélite. Este y otros tesoros pueden verse en una exposición que explora la historia de la cartografía lunar y celeste: The Mapping of the Moon: 1669-1969, hasta el 21 de agosto en la Map House de Londres.

  • Los marroquíes de Leila Alaoui

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    La fotógrafa y vídeo-artista Leila Alaoui (1982-2016) falleció trágicamente víctima de las heridas sufridas tras el atentado de Uagadugú, en Burkina Faso, el 15 de enero de 2016, cuando trabajaba en un reportaje sobre la condición de la mujer, por encargo de Amnistía Internacional. Una exposición en la Casa Árabe de Madrid homenajea su trayectoria y compromiso vital mostrando treinta retratos realizados por la autora en entornos rurales de Marruecos. Abierta al público hasta el 22 ...[Leer más]

  • Hannah Collins y Hassan Fathy

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    El arquitecto Hassan Fathy (1900-1989) pensó sus ciudades como proyectos casi utópicos, utilizando diseños y materiales tradicionales para las clases más humildes, con trabajos tan ambiciosos como el de Nueva Gourna, una villa en Luxor hecha de belleza y barro, concebida para una sociedad sostenible; la población, sin embargo, nunca acabó de aceptar la propuesta y las casas de adobe se fundieron con autoconstrucciones modernas.  La artista británica Hannah Collins rescata la ...[Leer más]

  • Libros raros chinos online

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    La Biblioteca del Congreso de Estados Unidos ha digitalizado su colección de libros raros chinos. Más de mil obras anteriores a 1796, algunas de las cuales se remontan al siglo XI, son ya accesibles desde su página web: sutras budistas, mapas antiguos, textos sobre remedios médicos... y acuarelas que representan la vida en Taiwan antes de la llegada de los colonos Han. Debido a las dificultades de conservación, parte de esta colección no puede exponerse al público, por lo que la ...[Leer más]

  • China: Cinco miradas de mujer

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Cine chinoLi Yu, Ann Hui, Zhao Wei , Guo Xiaolu y Sylvia Chang han dirigido algunas de las películas más relevantes realizadas en China desde el año 2007 hasta el 2017. Casa Asia y la Fundació Institut Confuci de Barcelona les dedican un ciclo de cine, donde a lo largo del mes de junio se proyectarán las últimas obras de las directoras. La entrada es libre hasta completar aforo con inscripción previa.

Histórico noticias



¿Qué es una Cariátide?

La belleza de las Cariátides del templo de Atenea en la Acrópolis griega es tal que, a menudo, se olvida que aquellas ciudadanas de Caria fueron en realidad esclavas. Seis korai de mármol que flotan sobre Atenas sosteniendo una pesada carga sobre sus cabezas.

21 de abril de 2013

Las Cariátides del templo de Atenea en la Acrópolis griega. Se ha meditado sobre ellas durante miles de años. ¿Será necesario algo más? Dos ideas me agobian. La primera es el propio objeto: ¿qué es una cariátide?  La otra es constatar que me conmuevo, me emociono intensamente, ante unas estatuas que no son más que copias de las originales, las cuales se encuentran en el Museo de la Acrópolis y en el Museo Británico.

Las Cariátides son figuras de mujeres, son una representación vengativa de las mujeres de Caria y son estatuas clásicas. Miran desde su pórtico. Su rostro, su figura, se han ido erosionando con las guerras y el paso del tiempo. Están hechas de piedra y están hechas de historia y de tiempo, de un tiempo que, como no podía ser de otro modo, las ha ido deteriorando, pero que, lejos de estropearlas, de envejecerlas, las ha convertido en sobrias, abstractas, eternas, ajenas ya al mundo que les dio origen.

Piedra, mármol blanco, como si hubieran sido hechas de algunos rayos de luna que los escultores griegos supieron atrapar y modificar. Miran Atenas y miran el mundo, y, a diferencia de las pitonisas, ellas jamás dicen nada. Su silencio también es de piedra, también es bello y abstracto.

Cariátides de Erecteión.

Rafael Manrique.

¿Qué miran? O, mejor, ¿qué ven? Y más específico aún, ¿qué es lo que mira y ve una de ellas? Naturalmente, me refiero a la que se sitúa en uno de los laterales, la más turbadora, la más expuesta también a las miradas del mundo y de quienes las contemplamos. Cuando se la observa desde el Partenón, destaca sobre las demás, queda  aislada y parece flotar en el cielo azul de Atenas. Ajena a todo, contemplando el horizonte de cuanto le rodea desde su  mirada imprecisa, pétrea y tan tenaz que ya apenas podemos percibir. Y hoy, hierática y bella, contempla difusamente a los turistas que, más que mirarla, sólo la fotografían. O tal vez esta cariátide esquinada no vea nada de nada porque es una copia reciente. Apenas habrá quien sueñe con ella, quien la desnude de su casi desnudez.

Ya Walter Benjamin reflexionó con lucidez sobre el problema de la obra de arte en la época de su reproductibilidad técnica. Y nos castigó a todos los mirones superficiales. Incluso las perfectas reproducciones que se pueden obtener carecen del aura de la obra de arte auténtica. En la mejor acabada falta algo: el esencial aquí y ahora, su existencia irrepetible vinculada al lugar, a la intención y al artista que la creó, que puso, por primera vez, sus manos sobre ella.

 

Las korai más bellas de la Acrópolis de Atenas

Las cariátides del Erecteion constituyen un pórtico elegante, dotado de ligereza, serenidad… Poseen de forma notable algunas de las cualidades básicas de lo que consideramos bello. Como he dicho, están en el templo llamado Erecteión, cuyo nombre proviene de Erecteo, rey mítico de la ciudad. Se atribuye al arquitecto Filocles. Su construcción se inició en 421 a.C. y se concluyó entre 409 y 405 a.C.

La tribuna de las Cariátides en el pórtico sur de este templo consta de seis korai o mujeres jóvenes en posición de pie, y miden 2,3 metros de altura. Esbeltas, sostienen un entablamento; es decir, todo cuanto soportan y se apoya en las columnas, que, en este caso, son las cariátides. Se piensa que su construcción fue iniciativa de Pericles, cuya idea fue reagrupar las antiguas reliquias que se  habían quedado  sin “casa” tras las guerras con los persas y los desperfectos de toda la Acrópolis. Pertenece, pues, al período del clasicismo ático, como bien indica su estilo suntuoso, obra de una época brillante y de grandeza, de triunfos, en la que la sobriedad del templo dórico se sustituye por el más refinado y expresivo estilo jónico.

Cariátides de Erecteión.

Rafael Manrique.

Ese pórtico de las Cariátides es una de las obras arquitectónicas más fotografiadas del mundo. Tan conocidas y populares son que a veces suenan a algo vulgar. Con todo, y aunque se trate de copias, es imposible no apreciar su inmensa belleza y la del templo todo. Tal como lo vemos en la actualidad, con todas sus transformaciones, es bastante original y está aceptablemente bien conservado, sobre todo teniendo en cuenta la agitada vida que le ha rodeado. Aún es evidente la elegancia formal de todo el conjunto y su situación en un desnivel de la montaña que la tradición impedía rebajar. Esto hace que su lugar y el escenario que dibuja sean más espectaculares, si cabe, que el propio Partenón.

Hay en Grecia muchos templos y mejores que éste, pero no encontraremos en ninguno un grupo de seis korai que parecen flotar sobre la Acrópolis, sobre Atenas… como si no sostuvieran una carga enormemente pesada sobre sus cabezas. Curiosamente, llevan, como para aliviar tanto peso y formando parte del capitel, una cesta sobre las cabezas. Ellas, desde su grácil elegancia, observan, contemplan y son contempladas, admiradas. Parecen tener conciencia de sí mismas, una fortaleza, claridad y certeza de la que los demás carecemos. Tal vez se deba a la imposibilidad de moverse. Adelantan una pierna en un amago de movimiento sugerido también por sus vestidos finos, ceñidos al cuerpo, como si el viento pudiera moverlos, desordenarlos… Pero son  de piedra y nunca podrán hablar. ¿Soñar? Tal vez soñar sí puedan y, entonces, sabrán de su perfección, sabrán que han inspirado a artistas durante más de dos mil años, sabrán que  causaron admiración, estupor o envidia a tantos creadores de obras de arte, sabrán que nunca serán esculturas inertes, que no habrá un Sansón que pueda derribar un templo sostenido por ellas.

Tanto en el arte griego como en el clasicismo europeo podemos ver figuras que soportan arcos, balcones o pórticos. Cuando se trata de hombres, se habla de atlantes, siempre en una postura esforzada y doliente. Son frecuentes en las fachadas de los bancos e instituciones financieras. Da grima entrar en un edificio que advierte de sus intenciones con los clientes de esa forma tan explícita. Aunque ésa no será la mayor de las grimas. Dentro todo será peor.

 

Las esclavas de Caria

Pero no nos desviemos. Estamos hablando de cariátides, de esclavas. Estas mujeres representan a ciudadanas de Caria, en el Peloponeso. Esa ciudad, había colaborado con el invasor persa y los otros atenienses le declararon la guerra. Ganaron  y vendieron a sus mujeres como esclavas. Para que sirviera de ejemplo, estas estatuas quieren recordar la suerte de los colaboracionistas. Es, por tanto, un monumento de propaganda política.

También son ellas vengativas y se han vengado con su hermosura, su permanencia, su lucha contra el tiempo y todos los desastres que han soportado, pues a lo largo de la historia, han vivido desde el esplendor de la época de Pericles hasta nuestros días de abuso por parte de Merkel, pasando, además, por la crueldad zafia de los coroneles que dieron el golpe de estado en 1967.

Su belleza es tal que han trascendido su origen y se olvida el acto de violencia que significa. Aunque quizá no hace falta ponerse místico ni historicista y, como dice una amiga, se trata de lo que tantas y tantas mujeres han hecho a lo largo de la historia: sostener una pesada carga y, a la vez, seguir manteniendo el tipo.

arte griego, cariatides, templos griegos, viaje a atenas

12345 (2 votos. Media: 5,00 de 5)
Loading ... Loading ...
Más información de Rafael Manrique

Comentarios sobre  ¿Qué es una Cariátide?

¿Qué opinas?

Comparte con nosotros tus puntos de vista. Enriquece estas miradas viajeras con las tuyas propias y haz las valoraciones y comentarios que desees. Opinar y disentir nos obliga a viajar por las ideas y el pensamiento, pero dejaremos fuera los comentarios insultantes o inadecuados.