Azímut

25 de abril de 2017
“Irse es una bonita palabra. Una palabra nómada”, Nicolas Bouvier.
ver todos...
GeoGrafía
Colaboradores +
 
Nos gusta este libro

Cartas desde Estambul

Editorial: LA LINEA DEL HORIZONTE EDICIONES
Lugar: ESPAÑA
Año: 0
Páginas: 256
Idioma: CASTELLANO
Encuadernación: Tapa blanda

COMPRAR
¡Pero qué mujer! Qué lista, qué divertida, qué curiosa, qué rebelde... Inútil seguir. Siempre nos quedaremos cortos. Desmintió y le sacó los colores a los viajeros que la precedieron. Husmeó en los hamanes, en los harenes, en los mercados, en las casas de los gobernantes otomanos y lo contó con tanto detalle que es como si occidente hubiera puesta una cámara en el ojo de la cerradura de una cultura tan asombrosa como desconocida. Voltaire se quedó pasmado cuando leyó su correspondencia y admiró su desprejuiciado cosmopolitismo. Hemos revisado a fondo esta edición del arabista Víctor Pallejà que cuenta con la mano experta de la traductora Celia Filipetto. Es una joya, ¡qué otra cosa podemos decir!
Noticias en la Línea
  • La naturaleza como aliada del arte

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Raíces del expresionismo experimental. Pinturas de Ramón JuanRamón Juan crea su obra pictórica a partir del medio natural. La naturaleza inspira al artista alicantino y la naturaleza le provee del material sobre el que ha pintado sus últimos cuadros, obras abstractas realizadas sobre soporte de fibra de palmera, una técnica inédita que se puede conocer en la exposición Raíces del expresionismo experimental. La colección está abierta al público hasta el 7 de mayo en el Pabellón Villanueva del Real Jardín Botánico de Madrid.

  • Picasso indígena

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Exposición en el Museo Quai Branly de Paris«¿El arte negro? Nunca oí hablar de él». El pintor, escultor y dibujante andaluz siempre quiso negar su relación con el arte no occidental. Sin embargo, sus talleres estaban llenos de piezas procedentes de África, Oceanía, América y Asia, decorando el habitual caos en el que trabajaba. El Museo Quai Branly-Jacques Chirac de París pone el foco en el Picasso primitivo en una exposición abierta al público hasta el 23 de julio.

  • Travesías marítimas

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    El mar ha sido siempre portador de mitos, aventuras y conquistas. Antaño lo atravesaron piratas y marinos; hoy lo surcan datos informáticos, turistas, contenedores de basura… y la desesperación de inmigrantes en busca de libertades. Una exposición en el Centro Pompidou de Málaga explora la dimensión política, filosófica y poética de las rutas marítimas a través de las obras de ocho artistas españoles y franceses. Trabajos como ‘Mare Nostrum. On understanding’, de Isidro López-...[Leer más]

  • Viaje al Canadá de Jack London

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    “Nada se movía. El Yukón dormía bajo una capa de hielo de tres pies de espesor. No soplaba el viento. Tampoco la savia se movía en los corazones de los abetos que cubrían a cada palmo las riberas de los ríos. Los árboles, cargados hasta el ultimo gramo infinitesimal de nieve que sus ramas podían sostener, se erigían en una petrificación absoluta”. Jack London tenía 21 años cuando cogió la fiebre del oro del Yukón y se incorporó como minero en el Klondike, al oeste de Canad...[Leer más]

  • Un mundo que se agota

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Exposición. Museo Nacional de AntropologíaLos turkana son un pueblo nómada de Kenia cuyo modo de vida se ha visto amenazado por las devastadoras consecuencias del cambio climático y la sobreexplotación de los recursos. El lago Turkana, sin ir más lejos, está a punto de desaparecer y, con él, los medios de subsistencia de los pueblos indígenas. Una exposición en el Museo Nacional de Antropología nos acerca a la lucha de esta comunidad por vivir en un entorno que se agota.

Histórico noticias

La Línea del Horizonte




Realidad y deseo

A partir de su vida personal, a caballo entre Nueva York y Mumbai, Mehta construye una hermosa reflexión sobre lo que supone vivir en una gran ciudad, y lo que debería suponer. Entre la realidad y el deseo, que es el relato que hacemos de ella, se mueve ‘La vida secreta de las ciudades’.

27 de marzo de 2017

Cuenta, hacia el final de esta reflexión que nadie debería perderse, Suketu Mehta (Calcuta, 1963) que durante las inundaciones que tuvieron lugar en Bombay hace unos años, la gente cooperó para salvarse unos a otros. A la par, coteja la situación con el Nueva Orleans durante y después del Katrina, arrasado por hordas de delincuentes. La situación se asemeja al gran apagón de Nueva York, en el que se produjeron miles de actos de vandalismo y hasta demasiadas violaciones, en tanto que, durante el gran apagón del Cairo, la gente permaneció en calma. La actitud de los habitantes de Bombay o del Cairo nos recuerda a los principios de cooperación y moral que, recientemente, Sebastian Junger defendía como los que definen una tribu. En Bombay la gente se comportó como miembros de una tribu, en tanto que en Nueva Orleans como ciudadanos de un Estado. Los habitantes de Nueva Orleans esperaban que el Estado viniera a solucionarles los problemas, en tanto que los indios sabían que, o confiaban en el vecino, o eran víctimas seguras del terror de los fenómenos naturales. Dicho de otro modo, en una ciudad en la que hasta hace bien poco las castas dividían en horizontal a la gente, en una ciudad de más de veinte millones de habitantes, todavía existe el concepto tribu. Ese es el que hace que Mehta sea un habitante de dos ciudades: Nueva York y Bombay.

Pero antes nos ha llenado la ciudad con pequeñas historias. En primer lugar, con las vidas de los nuevos habitantes, que son los que han construido las urbes tan desproporcionadas. Y estos son, a la fuerza, inmigrantes. El que migra está sujeto al engaño. Así pues, la mentira es parte fundacional de la ciudad. O al menos de la ciudad impresionista, frente a la ciudad estadística. Mehta habla de los escribientes que en Bombay sirven a los inmigrantes analfabetos para dirigir cartas a sus familias. Los clientes son prostitutas, por ejemplo, que crean personajes de teleoperadoras. El anonimato de la ciudad les permite inventar el personaje. Pero en la ciudad también viven teleoperadoras, con lo cual coexisten dos ciudades, la de la ley y la ilegal. Mehta sostiene que quienes evaden, violan o sortean la ley llevan la delantera. Al fin y al cabo, la ciudad se ha asociado al pecado con mucha frecuencia. Tanta como lo rural al recuerdo. Pero las prostitutas o los que limpian alcantarillas siguen luchando por alcanzar las promesas de la ciudad, que son su relato y su ruptura de tabúes.

Mehta se detiene en el fenómeno de la migración a la ciudad y su afección sobre el mundo. Dado que la mayoría de los migrantes actuales son mujeres, el planeta se está llenando de niños huérfanos. Y se pregunta cómo se recompone el migrante del desplazamiento, si es que esta reinvención es posible. Es entonces cuando recurre a la literatura. Si algo explica a las ciudades mejor que la estadística, es la novela y las complejidades morales de la novela. El escritor atiende al choque de civilizaciones, a la política comercial y a los asuntos amorosos o la canción preferida del personaje. Y elige un paradigma de ciudad repleta de conflictos, que son las ciudades brasileñas, donde la delincuencia está a la orden del día, hasta el punto de que si no es por ella, por los cabecillas de las delincuencia, la ciudad caería en el desorden.

La vida secreta de las ciudades. Suketu Mehta.

Pero la ciudad, o al menos la ciudad que cada uno de nosotros concibe, es en realidad la gente. O la ausencia de gente. De hecho, a su juicio, las ciudades que lideran el estado de bienestar ―Canberra, Ginebra, Calgary― son mortalmente aburridas. Carecen de inmigrantes, de pobres que cooperarán en caso de que un fenómeno natural les lleve a la ruina. Incluso carecen de la exclusión por exceso de éxito, algo que puede suceder en Nueva York, donde el parque de viviendas de la zona de moda se dispara en el mercado inmobiliario. Con todas estas premisas sobre la mesa, Mehta explica la razón que le ha llevado a convertirse en lo que él denomina como un interlocal, alguien que vive entre dos ciudades: Nueva York y Bombay. Porque vivir siempre en Luxemburgo, sin ir más lejos, debe ser mortalmente aburrido.

inmigracion, La vida secreta de las ciudades, libros de viaje, literatura de viaje, Suketu Mehta, viaje a mumbai, viaje a nueva york

12345 (2 votos. Media: 4,00 de 5)
Loading ... Loading ...
Más información de Ricardo Martínez Llorca

Libros relacionados con  Realidad y deseo

Comentarios sobre  Realidad y deseo

¿Qué opinas?

Comparte con nosotros tus puntos de vista. Enriquece estas miradas viajeras con las tuyas propias y haz las valoraciones y comentarios que desees. Opinar y disentir nos obliga a viajar por las ideas y el pensamiento, pero dejaremos fuera los comentarios insultantes o inadecuados.