GeoGrafía
Colaboradores +
 
Noticias en la Línea
  • Los marroquíes de Leila Alaoui

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    La fotógrafa y vídeo-artista Leila Alaoui (1982-2016) falleció trágicamente víctima de las heridas sufridas tras el atentado de Uagadugú, en Burkina Faso, el 15 de enero de 2016, cuando trabajaba en un reportaje sobre la condición de la mujer, por encargo de Amnistía Internacional. Una exposición en la Casa Árabe de Madrid homenajea su trayectoria y compromiso vital mostrando treinta retratos realizados por la autora en entornos rurales de Marruecos. Abierta al público hasta el 22 ...[Leer más]

  • Hannah Collins y Hassan Fathy

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    El arquitecto Hassan Fathy (1900-1989) pensó sus ciudades como proyectos casi utópicos, utilizando diseños y materiales tradicionales para las clases más humildes, con trabajos tan ambiciosos como el de Nueva Gourna, una villa en Luxor hecha de belleza y barro, concebida para una sociedad sostenible; la población, sin embargo, nunca acabó de aceptar la propuesta y las casas de adobe se fundieron con autoconstrucciones modernas.  La artista británica Hannah Collins rescata la ...[Leer más]

  • Libros raros chinos online

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    La Biblioteca del Congreso de Estados Unidos ha digitalizado su colección de libros raros chinos. Más de mil obras anteriores a 1796, algunas de las cuales se remontan al siglo XI, son ya accesibles desde su página web: sutras budistas, mapas antiguos, textos sobre remedios médicos... y acuarelas que representan la vida en Taiwan antes de la llegada de los colonos Han. Debido a las dificultades de conservación, parte de esta colección no puede exponerse al público, por lo que la ...[Leer más]

  • China: Cinco miradas de mujer

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Cine chinoLi Yu, Ann Hui, Zhao Wei , Guo Xiaolu y Sylvia Chang han dirigido algunas de las películas más relevantes realizadas en China desde el año 2007 hasta el 2017. Casa Asia y la Fundació Institut Confuci de Barcelona les dedican un ciclo de cine, donde a lo largo del mes de junio se proyectarán las últimas obras de las directoras. La entrada es libre hasta completar aforo con inscripción previa.

  • Dibujando entre leones

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Exposición de Francisco Hernández en el Museo Nacional de Ciencias NaturalesEl ilustrador y pintor naturalista Francisco Hernández viajó al parque nacional de Etosha, en Namibia, con un objetivo claro: adentrarse en la naturaleza africana y dibujar su fauna y su flora, siguiendo el lento pero imparable peregrinaje de miles de mamíferos en busca del más preciado elemento: el agua. Sus dibujos, bocetos y pinturas pueden verse en el Museo Nacional de Ciencias Naturales hasta el 1 de septiembre.

Histórico noticias



¿Bailarina en San Petersburgo?

Basta un viaje a San Petersburgo para recordar aquellos años de la infancia en que una niña con tutú soñaba en convertirse en la primera bailarina del Lago de los cisnes. Y basta una visita al teatro Mariinsky para que ese sueño sea tu próxima novela

18 de junio de 2012

Hoy no voy a hablar de Oriente, como es lo habitual. No, al menos, del Oriente islámico. Y aunque Rusia es Oriente, la ciudad en la que estoy pasando unos días, San Petersburgo, me temo que no. Si he escrito sobre Oriente es porque he viajado y residido en sus países y, sobre todo, porque he investigado en los últimos años la imagen que tenemos de él. Mi último viaje aún no ha terminado. De hecho, está siendo. Y nunca hasta ahora había publicado nada sobre lo que está siendo y aún no tiene final. Así que comienzo a escribir en este blog haciendo algo nuevo y sorprendiéndome a mí misma, que es una buena forma de empezar cualquier cosa.

He viajado San Petersburgo siguiendo a mi memoria. Han hecho falta veinte años para reconciliarme con lo que hice y, sobre todo, con lo que soñé: la danza. Durante mi juventud fui bailarina. He venido a esta ciudad de casi cinco millones de habitantes porque tengo un proyecto literario en la cabeza y quiero que transcurra en San Petersburgo. Mi hermana Alicia, que es muy leída, dice que en España apenas hay escritores que traten de temas y lugares de fuera del país, y que también es necesario saber qué opinión tenemos de otros y cómo los vemos.

San PetersburgoMe gustaría escribir sobre qué habría pasado si hubiera terminado mi vida siendo bailarina en San Petersburgo. Natalia Metelitza, la directora del Museo del Teatro, me lo preguntó ayer. “¿Por qué ha elegido esta ciudad?” “Porque aquí está la mejor escuela del mundo de ballet: la Academia Vaganova“, le contesté. Y parece que la convencí. Cogió el teléfono y, lo que yo no había conseguido tras meses de intentos, lo hizo ella con una sola llamada: “Vaya a ver el concierto de Gala de los alumnos más destacados de la Academia, la están esperando.” Así que corrí por la avenida Nevski a grandes zancadas (creo que pensaba de nuevo que era una bailarina) y llegué al Teatro del Ermitage. ¿Cómo explicarlo? La misma sala del museo que había fotografiado el día anterior pensando, confundida, que era el lugar donde Sokurov había filmado el baile de El arca rusa, tenía ahora que atravesarla para alcanzar el patio de butacas y ver a las jóvenes promesas.

Así que estoy recorriendo esta ciudad pensando que podría haber vivido aquí. ¿Lo han hecho alguna vez? ¿Seguro? Pues háganlo de nuevo. Es una forma posible de viajar. Pensar que uno vive o podría haber vivido en el lugar que está visitando. Aprópiense de un deseo, vincúlenlo a su destino y atraviésenlo pensando que podrían haber permanecido un tiempo muy largo o para siempre en él.

Por supuesto, fui a ver El lago de los cisnes en el Teatro Mariinsky. Fue perfecto. La orquesta, que siempre se elige mediocre para interpretar a los ballets, revivió al Tchaikovskique más amamos (que no es precisamente el de sus ballets). Todos los bailarines, hasta el último del cuerpo de baile, eran primeras estrellas. ¿Y quién no sueña en un momento así con convertirse en el cisne blanco o negro del Mariinski? A esto es a lo que me refiero cuando digo que se apropien del lugar. En una época tan oscura como la que estamos pasando hace falta soñar y algo más de belleza. Y el viaje, de veras, activa las dos.

Ayer Yulia me mostró el Museo de la Academia Vaganova. Fría, distante y seca, tenía el mismo tono de los funcionarios con los que me había topado en mis viajes por Asia Central. Así que decidí hacer una apuesta interior durante la visita: conseguir que sonriera. Le dije lo que pensaba de los alumnos de la Escuela: en todos se veía su condición de artistas y tenían un carácter y gestos únicos. Sólo eran comparables a los bailarines de Pina Bausch o a la compañía sénior de Jiry Kylian. Creo que se emocionó al oírlo o, más bien, fui yo la que lo hizo tras llevar media hora en semejante Academia.Jean Cocteau: Theatre de Montecararlo. Ballet Russe

Siempre he pensado que una de las ventajas del viaje es que se puede asistir a determinados y excelsos acontecimientos culturales. Como un regalo, pasar por la vida, es tener también el privilegio de ver en persona, aunque solo sea una vez, lo mejor que está sucediendo. Esa es una de las razones que me llevaron a pasar hace dos años unos meses en Nueva York y, ahora mismo, a estar unos días en San Petersburgo.

En fin, también estoy haciendo muchas otras cosas en la ciudad del Neva. Por ejemplo, visitar la casa de los escritores Ajmatova, Pushkin y Dostoyevski. Pero eso ya son otras historias que contar…

 

 

 

 

 

 

 

ballet, San Petersburgo, Teatro Mariinsky

12345 (1 votos. Media: 3,00 de 5)
Loading ... Loading ...
Más información de Patricia Almárcegui

Comentarios sobre  ¿Bailarina en San Petersburgo?

¿Qué opinas?

Comparte con nosotros tus puntos de vista. Enriquece estas miradas viajeras con las tuyas propias y haz las valoraciones y comentarios que desees. Opinar y disentir nos obliga a viajar por las ideas y el pensamiento, pero dejaremos fuera los comentarios insultantes o inadecuados.

  • 19 de junio de 2012 a las 12:05

    Que extraño y terrible es que San Petersburgo y sus ballets te lleven a recordar necesariamente a Leningrado y el horroroso asedio que sufrió en la Segunda Guerra Mundial pero tú no debes pensar en eso sino en deleitarnos con tu próxima novela.

    Por Mario Giménez Casado
  • 08 de mayo de 2013 a las 21:39

    Deseo que no se alargue la espera de tu próxima novela, se que promete engancharme…por la parte que me toca..
    La danza, se abandone antes o después obliga al bailarín a vivir dos jubilaciones en su vida, la común y la de una profesión tan efímera como intensa. Ello nos obliga a reinventarnos y afortunadamente a soñar.
    Muchos besos y disfruta de tu viaje presente y de tu viaje al pasado.

    Por Gemma Rodríguez Maldonado