GeoGrafía
Colaboradores +
 
Nos gusta este libro

Eva en los mundos

Escritoras y cronistas

RICARDO MARTINEZ LLORCA

Editorial: LA LINEA DEL HORIZONTE EDICIONES
Lugar: ESPAÑA
Año: 0
Páginas: 188
Idioma: CASTELLANO
Encuadernación: Tapa blanda bolsillo

COMPRAR
Es tiempo de tormentas y sobre ellas han escrito, y lo hacen hoy, mujeres de un talento extraordinario para la crónica. En este mes de marzo queremos dar voz y presencia a algunas de las que más nos gustan: Svetlana Aleksiévich, Sofía Casanova, Carmen de Burgos, Joan Didion, Hayasi Fumiko, Helen Garner, Martha Gellhorn, Leila Guerriero, Janet Malcolm, Edna O'Brien, Annemarie Schwarzenbach, Marina Tsvetaieva y Rebecca West. Eva en los mundos es una colección de perfiles escritos desde la admiración, porque la pasión la ponen ellas. Pertenecen a diferentes épocas, geografías y culturas pero todas ellas comparten una mirada singular sobre la realidad y un robusto sentido de la justicia.
Noticias en la Línea
  • Buscando huellas en el desierto

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    En la árida costa meridional peruana, entre aproximadamente el 200 a.C. y el 650 d.C., se desarrolló Nasca, una de las culturas más fascinantes y enigmáticas de los Andes prehispánicos. Desde su descubrimiento a inicios del siglo XX, esta civilización ha deslumbrado al mundo por su llamativa cerámica y sus finos tejidos, así como los enormes dibujos conocidos como líneas o geoglifos que fueron plasmados sobre las pampas, cuya naturaleza y función ha sido materia de grandes ...[Leer más]

  • La Calisto

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Francesco Cavalli (1602–1676) fue uno de los compositores más famosos de su época. Tanto es así que le pidieron montar una ópera italiana para los esponsales de Luis XIV de Francia, encargo que quiso (pero no pudo) rechazar, por razones de edad, por desacuerdos salariales… y porque suponía desplazarse a Versalles ¡y tenía aversión a los viajes! Su Calisto se representa estos días, y hasta el 26 de marzo, en el Teatro Real. Una obra extravagante, divertida, loca y barroquísima sobre...[Leer más]

  • Tras la estela de Elcano

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Este año se cumplen quinientos años de aquel viaje alrededor del mundo iniciado por Fernando de Magallanes y Juan Sebastián Elcano. Para celebrarlo, la asociación Amigos de los Grandes Navegantes y Exploradores reproducirá la histórica travesía en un velero de 23 metros de eslora. La tripulación recalará en los mismos puertos y en las mismas fechas que la expedición original; así, zarpará el 10 de agosto y estará de vuelta el 8 de septiembre de 2022. Aprovechando tan larga ...[Leer más]

  • Gauguin: Viaje al paraíso

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    El nombre de Gauguin evoca de forma instantánea una imagen  de Tahití paradisíaca: vegetación exuberante,  indígenas entregados al dolce far niente, paleta de rojos, amarillos, violetas y fucsias brillante... Pero en la obra del artista hay mucho más. Una exposición en el Jardín Botánico Marie Selby pone el foco en los grabados en madera y las litografías que el pintor creó en su Bretaña natal y en la Polinesia, buscando aquel Edén primitivo que los males de la metrópoli ...[Leer más]

  • Oscuro es el tono de mi historia

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    No preguntarse por el predominio del negro en la obra de Sadik Kwaish Alfraji supone pasar por alto una gran parte de la historia y premisa de trabajo de este artista iraquí. Su predilección por el negro no se limita a una búsqueda de la pureza estética huyendo del ocultamiento que permite el color (recuérdese que colorem y celare, comparten la misma raíz y nos remiten a conceptos como "cubrir" u "ocultar"), sino que también tiene mucho que ver con su historia de vida en Iraq. Deseoso ...[Leer más]

Histórico noticias



Selva y parásitos

Una leyenda de 500 años. Una maldición antigua. Un asombroso misterio médico. Este es el viaje de Douglas Preston en busca de la Ciudad Perdida del Dios Mono, una aventura en el corazón ignoto de la selva más densa del mundo y el recuento verídico de uno de los grandes descubrimientos del siglo XXI.

28 de febrero de 2019

Que en el siglo XXI quede un rincón sin explorar no es ya un hallazgo, sino una osadía. ¿Cómo es posible que un rincón del planeta se haya escapado a Google Maps? Y aun así, existen rutas por las que el hombre de hoy, remitiéndonos a ese concepto con un inevitable prejuicio colonial, no ha pisado. Sin embargo, es posible que sin haberlos pisado los haya conocido hasta en tres dimensiones gracias a las técnicas actuales de cartografía: son lugares que se hayan en el centro del Sáhara o de la Antártida.

Lo que sería más complicado de entender es que se nos haya escapado, a la ambición del colono y a la de la economía, un territorio en un pequeño país como es Honduras. Pensábamos que en esas regiones no quedaba nada sin detallar, nada más grande, al menos, que una cancha de tenis. Las leyendas, por tanto, ya habían sufrido una de las dos maldiciones posibles: la verificación o el olvido. Desde este segundo pozo se rescata la que atañe a una Ciudad del Dios Mono, una gran ciudad de una civilización que no era maya, que fue autónoma y que debió de fallecer como fallecieron las que describe Jared Diamond en su libro Colapso, por exceso de éxito o por exceso de fracaso.

Douglas Preston (Massachusets, 1956) se embarca en una expedición liderada por un antropólogo convencido de la veracidad de la leyenda. Pero no será el primero. Los capítulos iniciales del libro están dedicados a los pioneros en esa empresa. O a los supuestos pioneros, pues Preston nos narra las vidas de algunos pendencieros, de gente que se aprovechó del dinero que les llovió para sufragar una expedición y dedicarse a una vida ajena a la ciencia, ajena a la aventura, o al menos a la aventura programada. También nos habla de la historia de Honduras, o de esa región de Honduras, Mosquitia, aunque aquí apenas cabe mencionar hipótesis, hipótesis que Preston convierte en narración. Esta estrategia estructural de Preston nos permite avanzar con facilidad en una lectura lineal, evitando tener que hacer referencias, cambios temporales, cuando comience la narración de su viaje. Nos habla de personas con obsesiones, pero sin esquinas. Sus propósitos obedecen a un intento de hacer el mundo más grande o de terminar de explicarlo, al tiempo que a recordarnos la necesidad de los relatos, la misma que hemos tenido desde que el mono se bajó del árbol y articuló la primera palabra.

Libros de viaje.

Desde que aterrizan en la región, Preston y sus compañeros se dan cuenta de que han llegado a un territorio inhumano. La selva y los habitantes de la selva harán de cualquier movimiento, e incluso de la inmovilidad, una exhibición en la que clavar los dientes. La aventura estará en poder salir adelante en un entorno hostil: tener que fregarse en desinfectante dos veces al día o revisar cada pisada para no alertar a las serpientes, unido al hecho de la dificultad para orientarse, marcarán la pauta de una investigación que, por otra parte, cuenta con tecnología de última generación para verificar las posibilidades de encontrar ruinas, de descubrir una civilización desaparecida. La supervivencia de los protagonistas toma tanta relevancia como el éxito antropológico, entomológico o botánico. Preston no cesa de preguntarse por la suerte de colonos que son ellos, y por la incertidumbre de la condena que dejarán a su paso: el saqueo y el turismo.

Pero todo ello se trasladará al fondo del armario cuando descubra que padece leishmaniasis, una enfermedad horrible, en la que se combinan parásitos y virus devorando lo que esconde la piel. El relato pasará a tratar sobre la estupidez de los servicios médicos occidentales, incapaces de diagnosticar la enfermedad en él y en varios de los compañeros de expedición, y casi inhábiles para dar con el mejor tratamiento. No deja de ser una advertencia, no por conocida menos válida, sobre la venganza de la naturaleza: podemos dominar la que vemos, pero no la microscópica. Cuanto más minúsculo es el animal, más peligroso resulta. Nos recuerda así el riesgo de la arrogancia, en este libro escrito con los mismos mimbres con que se escriben los reportajes de National Geographic.

arqueología, Aventura, Douglas Preston, La ciudad perdida del Dios Mono, libros de viaje, viaje a honduras

12345 (2 votos. Media: 5,00 de 5)
Loading ... Loading ...
Más información de Ricardo Martínez Llorca

Libros relacionados con  Selva y parásitos

  • LA CIUDAD PERDIDA DEL DIOS MONO DOUGLAS PRESTON
    LITERATURA RANDOM HOUSE

Comentarios sobre  Selva y parásitos

¿Qué opinas?

Comparte con nosotros tus puntos de vista. Enriquece estas miradas viajeras con las tuyas propias y haz las valoraciones y comentarios que desees. Opinar y disentir nos obliga a viajar por las ideas y el pensamiento, pero dejaremos fuera los comentarios insultantes o inadecuados.