GeoGrafía
Colaboradores +
 
Noticias en la Línea
  • España vista por los viajeros extranjeros

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    «No es nada usual que las mujeres viajen solas en España», comentaba Matilda Betham-Edwards, para quien el mejor compañero de viaje por La Mancha era el famoso caballero andante. «No conozco nada relevante de Vélez-Málaga, tan solo que el cautivo de Don Quijote llegó aquí con su rubia morisca, tras su huida de Argelia», escribía otro viajero, George Cayley. Una exposición virtual del Instituto Cervantes muestra cómo era nuestro país bajo la mirada de autores anglosajones que ...[Leer más]

  • Orientalismos

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Mariano Fortuny, Francisco de Goya, Francisco Iturrino, Paul Klee, August Macke, Henri Matisse, Lee Miller, Pablo Picasso, Man Ray, Emilio Sala o Joaquín Sorolla son algunos de los artistas con cuyas obras el IVAM reflexiona en torno a la construcción del imaginario de Oriente Próximo y el Norte de África entre 1800 y 1956; esto es: desde la campaña napoléonica en Egipto y Siria hasta la independencia de Marruecos y Túnez. La exposición estará abierta al público hasta el 21 de junio...[Leer más]

  • Una vuelta al mundo en la BNE

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Tan importante como rodear la Tierra siempre fue contarlo. No por casualidad la edad de las circunnavegaciones fue la época de la imagen del mundo, pero también la de la imprenta y el libro: mapas, derroteros y atlas, cuadernos de bitácora, diarios, literatura de viajes y, naturalmente, bibliotecas. Al fin y al cabo, ¿qué es una biblioteca sino un pequeño microcosmos, un lugar donde recorrer y perderse por estrechos y laberintos? Una exposición en la Biblioteca Nacional de España ...[Leer más]

  • La naturaleza de las cosas

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Una jaula se transforma en una nube, un cubo de hielo en un regalo, notas de músicas caen como ramas de un árbol, un cactus hecho de piedras... Chema Madoz juega con elementos de lo cotidiano y con la Naturaleza, en fotografías que interpelan y sorprenden al espectador con una nueva visión del mundo. El artista crea objetos nuevos, inventa combinaciones inesperadas, piensa asociaciones insólitas. Muestra la fragilidad de la vida. Su trabajo puede verse hasta el 1 de marzo en una ...[Leer más]

  • Ganges, el río Sagrado

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    El artista Luis Sáez ha remontado el Ganges desde su desembocadura en Calcuta hasta Gangotri, al pie del glaciar en que brotan sus fuentes, para mostrar su desbordante espiritualidad en una exposición abierta al público hasta el 9 de febrero en el Museo Nacional de Antropología. Siempre sin abandonar los márgenes del río, las fotografías hacen escala en algunos de los lugares más señalados para las diferentes religiones de la India: Bodhgaya, donde se halla el árbol bajo el cual Buda ...[Leer más]

Histórico noticias

Libros sobre India




Sin corona de laurel

Campeón de carreras de montaña, deportista acostumbrado a batir récords en cualquier cordillera, Kilian Jornet es un hombre con un espíritu lleno de dudas y certezas. En su último libro, La frontera invisible, el alpinista reflexiona sobra la libertad durante una aventura en la naturaleza.

27 de noviembre de 2013

¿En qué consiste eso que llamamos civilización?

Tal vez sea una sustancia gaseosa en la que viven seres que besan sin quitarse los colmillos. O un aire al que se escapan átomos de hormigón que se incorporan a la materia que respiramos. O una disciplina en la que se impone el registro que identifica a la comodidad con el relleno de plumas de los cojines. Una civilización es, para gente como Kilian Jornet, algo que se define por su propia reacción: el sitio que te provoca el deseo de huir o, para ser menos trágicos, el deseo de salir a buscar.

¿A buscar qué? Esa es la pregunta que viene haciéndose Kilian Jornet y que seguirá haciéndose tras escribir La frontera invisible. La respuesta sencilla, la que dicta que se parte para intentar hacerse con aquello que no se tiene y que se pretende integrar, no es suficiente si se recurre al planeta de las palabras. En ocasiones, el lenguaje es un escollo en la educación sentimental.

De Kilian Jornet conocíamos su alma de atleta, sus récords en los Alpes, sus victorias en las grandes carreras de fondo sobre el terreno áspero de las montañas, o sobre la nieve que invita al patinaje. Si uno lee su anterior obra, Correr o morir, puede hacerse a la idea de frente a qué persona nos vamos a encontrar: un hombre que, con 55 kilos de peso y 32 pulsaciones en reposo, sería lo más parecido a los súper héroes mutantes del cine, de no ser por la existencia del alpinista suizo Ueli Steck. Uno de esos ídolos a los que siempre imaginamos colgándose medallas, y que ahora se pregunta si se puede ser un hombre sin corona de laurel. Porque La frontera invisible es un estudio sobre la soledad y el silencio, a la vez que nos muestra un viaje al fin del mundo. Hay mucho de espíritu juvenil en el planteamiento de una obra que confiesa nacer de lo vivido, pero no pertenece al mundo autobiográfico.

Kilian Jornet.

Kilian Jornet.

Kilian, protagonista y narrador, se embarca en un viaje a unas montañas de Nepal por las que nadie jamás ha pisado. Le acompaña un viejo amigo irlandés y un veteranísimo alpinista soviético que acaba de conocer. Se trata, en realidad, de culminar un proyecto muy especial, pero tratando de que no se entere nadie. Ha dejado atrás su otro amor, una mujer; pero le resulta inevitable volver la cara hacia la aventura, que en su caso se identifica con la independencia y con el riesgo, para darse cuenta de que vivir es hacerse preguntas y no encontrar respuestas. La vida al filo nos enseña que la seguridad es una ilusión mental, una trampa, para mantenernos atados a situaciones como las que se gestan dentro de eso que llamamos civilización. Los grandes dioses de la banca no sienten más seguridad que el bohemio pobre que vende pulseras en las esquinas.

A este joven, que sale en dirección a las cumbres y al afán por darse de bruces con el vértigo, le sobra sinceridad y le falta, como él viene a reconocer, la necesaria aceptación para vivir sereno. Constantemente, tanto en los diálogos que crea como en las descripciones que refleja, hay un trasfondo de lugares comunes inconfundibles, con los que dejar bien claro cuáles son las condiciones que él exige para sentirse vivo: volar, silencio, el mundo rural, la naturaleza, el respeto, la paz interior, los sueños, la lucha, el enamoramiento, el sufrimiento físico, el ahora, las fronteras, la montaña, la adrenalina…

“La montaña no es terreno para héroes”, dice uno de los amigos del protagonista. Ya no se trata de ser un ídolo. Ya no hay ambición, el deseo de ser alguien, el deseo de ser diferente, es decir, de creerse mejor. Y, “al no ser nada, solo soy yo”, expresa Kilian.

Que nadie se confunda: La frontera invisible no es una gran obra de la literatura. Ni lo pretende. A Kilian Jornet no se le pasaría por la cabeza la aventura de emular a Balzac. Él ya está trazando su ruta, y los demás seguiremos estando allí para admirar cómo va creciendo.

 

kilian jornet, la frontera invisible, literatura de montaña

12345 (6 votos. Media: 4,83 de 5)
Loading ... Loading ...
Más información de Ricardo Martínez Llorca

Libros relacionados con  Sin corona de laurel

Comentarios sobre  Sin corona de laurel

¿Qué opinas?

Comparte con nosotros tus puntos de vista. Enriquece estas miradas viajeras con las tuyas propias y haz las valoraciones y comentarios que desees. Opinar y disentir nos obliga a viajar por las ideas y el pensamiento, pero dejaremos fuera los comentarios insultantes o inadecuados.

  • 05 de diciembre de 2013 a las 12:30

    Aunque a menor escala, todos podemos sentir lo mismo que Kilian en nuestras pequeñas aventuras, cotidianas o extraordinarias que muchas veces, o siempre, dependen más de nuestra actitud que de la realidad. Subir una montaña, afrontar un reto, amar a alguien… No necesitan héroes si no personas con valor capaces no sólo de hacerse preguntas si no, y en esto disentimos, hallar las respuestas más adecuadas…

    Por Viajes de Primera
    • 05 de diciembre de 2013 a las 15:10

      Seguro que en la conveniencia de poner pasión para saber que la vida es esa cosa tan estupenda que te está sucediendo, es algo en lo que no disentimos ni Kilian, ni tú ni yo.
      Abrazos

      Por Ricardo Martinez Llorca