GeoGrafía
Colaboradores +
 
Noticias en la Línea
  • España vista por los viajeros extranjeros

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    «No es nada usual que las mujeres viajen solas en España», comentaba Matilda Betham-Edwards, para quien el mejor compañero de viaje por La Mancha era el famoso caballero andante. «No conozco nada relevante de Vélez-Málaga, tan solo que el cautivo de Don Quijote llegó aquí con su rubia morisca, tras su huida de Argelia», escribía otro viajero, George Cayley. Una exposición virtual del Instituto Cervantes muestra cómo era nuestro país bajo la mirada de autores anglosajones que ...[Leer más]

  • Orientalismos

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Mariano Fortuny, Francisco de Goya, Francisco Iturrino, Paul Klee, August Macke, Henri Matisse, Lee Miller, Pablo Picasso, Man Ray, Emilio Sala o Joaquín Sorolla son algunos de los artistas con cuyas obras el IVAM reflexiona en torno a la construcción del imaginario de Oriente Próximo y el Norte de África entre 1800 y 1956; esto es: desde la campaña napoléonica en Egipto y Siria hasta la independencia de Marruecos y Túnez. La exposición estará abierta al público hasta el 21 de junio...[Leer más]

  • Una vuelta al mundo en la BNE

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Tan importante como rodear la Tierra siempre fue contarlo. No por casualidad la edad de las circunnavegaciones fue la época de la imagen del mundo, pero también la de la imprenta y el libro: mapas, derroteros y atlas, cuadernos de bitácora, diarios, literatura de viajes y, naturalmente, bibliotecas. Al fin y al cabo, ¿qué es una biblioteca sino un pequeño microcosmos, un lugar donde recorrer y perderse por estrechos y laberintos? Una exposición en la Biblioteca Nacional de España ...[Leer más]

  • La naturaleza de las cosas

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Una jaula se transforma en una nube, un cubo de hielo en un regalo, notas de músicas caen como ramas de un árbol, un cactus hecho de piedras... Chema Madoz juega con elementos de lo cotidiano y con la Naturaleza, en fotografías que interpelan y sorprenden al espectador con una nueva visión del mundo. El artista crea objetos nuevos, inventa combinaciones inesperadas, piensa asociaciones insólitas. Muestra la fragilidad de la vida. Su trabajo puede verse hasta el 1 de marzo en una ...[Leer más]

  • Ganges, el río Sagrado

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    El artista Luis Sáez ha remontado el Ganges desde su desembocadura en Calcuta hasta Gangotri, al pie del glaciar en que brotan sus fuentes, para mostrar su desbordante espiritualidad en una exposición abierta al público hasta el 9 de febrero en el Museo Nacional de Antropología. Siempre sin abandonar los márgenes del río, las fotografías hacen escala en algunos de los lugares más señalados para las diferentes religiones de la India: Bodhgaya, donde se halla el árbol bajo el cual Buda ...[Leer más]

Histórico noticias

Libros sobre India




Toda la libertad

A doscientos metros de altura, agarrado a una pared horizontal, uno puede encontrarse con un nido de buitres o con un escalador practicando el solo integral. Esta modalidad deja de ser un género deportivo para convertirse en una pasión, nos cuenta Huber en Free Solo.

25 de junio de 2012

Se dice que alguien tiene los pies en el suelo cuando se le considera sensato. Y los criterios de la sensatez los establecen los condicionamientos. En realidad, se trata de un pacto tácito por el que la historia del hombre, como ser social, debe atenerse a unas reglas no escritas o, lo que es más grave, escritas en ese invento que tanto se asemeja a una cárcel al que se le ha puesto por nombre conciencia. Y se supone que el síntoma de tener la conciencia bien armada es tener los pies en el suelo. Es decir, que aferrarse a la tierra, o a la Tierra, si es que uno pretende escribir la palabra en un tono más lírico, le transforma al afectado en el guardián de la sabiduría solemne. Cuando la solemnidad no es nada más que un disfraz de la estupidez, especialmente si se pretende hacer de ella una norma. Tal vez la solemnidad se trate, en definitiva, de otra de esas normas que la construcción social nos ha hecho creer que son obligadas cumplir, cuando son otra de tantas patologías, otro síntoma de la neurosis, del fracaso.

De ahí que a nadie se le pueda tachar de romper las barreras de la locura, con más razón, que al que despega sus pies del suelo. Como por ejemplo estos retratos que Alexander Huber presenta en su libro, Free Solo, unos guerreros de la roca cuya armadura se reduce a unos pies de gato y una bolsa de magnesio. De repente llega John Bachar, o Peter Croft, o Wolfang Gullich, o Alain Robert, o Alex HonnoldFree Solo o el propio Hubert, se planta en la base de una pared, se agarra a las primeras presas, se apoya sobre unos garbanzos o a unas lajas de caliza o de granito, y despega los pies del suelo. Y asciende en precario durante doscientos metros en vertical o en desplome. Sin seguros, sabiendo que no pueden permitirse un fallo, sacando de quicio a su ángel de la guarda. Y cuando baja, la única forma de justificar su veleidad es mostrar unas fotografías que roban el aliento. Porque saben que difícilmente nadie va a disculparles. Porque saben que esas sensaciones sublimes que se han mantenido en equilibrio a costa de un riesgo salvaje no se pueden expresar con palabras, que no hay otro lenguaje para comprenderlas que no sea el de la compasión, es decir, el de padecerlas con ellos.

Tres cimas de Lavaredo

Foto: J. Joaquín Pérez

Huber hace un esfuerzo titánico por expresarse, por alejar lo que con frecuencia se entiende como una batalla por su textura beligerante, atlética. Y así presenta la escalada como una celebración, como un acto de convivencia con la naturaleza, con la energía universal. Mucho me temo que su sincero y leal intento de explicar a su tribu va a quedarse en agua de borrajas. Lo que está tan cerca de la meditación, la gente lo identificará con la locura. Y es que la versión deportiva de la escalada, que es su mera apariencia, le está perjudicando. Al igual que le perjudica el peligro extremo: “Las reglas son sencillas: subir escalando, y cuando dejes de ser capaz de mantenerte sujeto a la pared, dejas de vivir”, escribe Hubert. Pero esa sentencia, ¿no es una metáfora de vivir, o al menos de la pasión de vivir?: Las reglas son sencillas: seguir viviendo… Si la respuesta es positiva, cabe preguntarse si la vida sin pasión es menos vida.

“Las reglas son sencillas: subir escalando, y cuando dejes de ser capaz de mantenerte sujeto a la pared, dejas de vivir”

Los hombres y mujeres retratados en este libro, tan merecedor de figurar en las estanterías de quienes desean comprender que la vida no tiene más fin que vivirla, han sido bastante maltratados por la conciencia social. Con todos los atributos carcelarios que supone el infierno de la conciencia, mayormente ese que se vincula con la culpa. Porque se considera una blasfemia que uno ponga al límite su propia existencia, sin comprender que, al protagonizar así sus propias vidas, quien practica la escalada libre se está regalando cada segundo de sus días y de sus noches, porque sabe que vive de prestado. Y de todos es conocido que podemos desprendernos de muchas cosas, de muchos objetos e incluso de los recuerdos. Pero jamás de los regalos.

 Free Solo. Alexander Huber.Desnivel, 2012 189 págs

deportes de riesgo, Escalada, literatura de montaña

12345 (4 votos. Media: 5,00 de 5)
Loading ... Loading ...
Más información de Ricardo Martínez Llorca

Libros relacionados con  Toda la libertad

  • FREE SOLO: ESCALAR SIN SEGUROS Y SIN LIMITES ALEXANDER HUBER
    DESNIVEL

Comentarios sobre  Toda la libertad

¿Qué opinas?

Comparte con nosotros tus puntos de vista. Enriquece estas miradas viajeras con las tuyas propias y haz las valoraciones y comentarios que desees. Opinar y disentir nos obliga a viajar por las ideas y el pensamiento, pero dejaremos fuera los comentarios insultantes o inadecuados.