GeoGrafía
Colaboradores +
 
Noticias en la Línea
  • España vista por los viajeros extranjeros

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    «No es nada usual que las mujeres viajen solas en España», comentaba Matilda Betham-Edwards, para quien el mejor compañero de viaje por La Mancha era el famoso caballero andante. «No conozco nada relevante de Vélez-Málaga, tan solo que el cautivo de Don Quijote llegó aquí con su rubia morisca, tras su huida de Argelia», escribía otro viajero, George Cayley. Una exposición virtual del Instituto Cervantes muestra cómo era nuestro país bajo la mirada de autores anglosajones que ...[Leer más]

  • Orientalismos

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Mariano Fortuny, Francisco de Goya, Francisco Iturrino, Paul Klee, August Macke, Henri Matisse, Lee Miller, Pablo Picasso, Man Ray, Emilio Sala o Joaquín Sorolla son algunos de los artistas con cuyas obras el IVAM reflexiona en torno a la construcción del imaginario de Oriente Próximo y el Norte de África entre 1800 y 1956; esto es: desde la campaña napoléonica en Egipto y Siria hasta la independencia de Marruecos y Túnez. La exposición estará abierta al público hasta el 21 de junio...[Leer más]

  • Una vuelta al mundo en la BNE

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Tan importante como rodear la Tierra siempre fue contarlo. No por casualidad la edad de las circunnavegaciones fue la época de la imagen del mundo, pero también la de la imprenta y el libro: mapas, derroteros y atlas, cuadernos de bitácora, diarios, literatura de viajes y, naturalmente, bibliotecas. Al fin y al cabo, ¿qué es una biblioteca sino un pequeño microcosmos, un lugar donde recorrer y perderse por estrechos y laberintos? Una exposición en la Biblioteca Nacional de España ...[Leer más]

  • La naturaleza de las cosas

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Una jaula se transforma en una nube, un cubo de hielo en un regalo, notas de músicas caen como ramas de un árbol, un cactus hecho de piedras... Chema Madoz juega con elementos de lo cotidiano y con la Naturaleza, en fotografías que interpelan y sorprenden al espectador con una nueva visión del mundo. El artista crea objetos nuevos, inventa combinaciones inesperadas, piensa asociaciones insólitas. Muestra la fragilidad de la vida. Su trabajo puede verse hasta el 1 de marzo en una ...[Leer más]

  • Ganges, el río Sagrado

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    El artista Luis Sáez ha remontado el Ganges desde su desembocadura en Calcuta hasta Gangotri, al pie del glaciar en que brotan sus fuentes, para mostrar su desbordante espiritualidad en una exposición abierta al público hasta el 9 de febrero en el Museo Nacional de Antropología. Siempre sin abandonar los márgenes del río, las fotografías hacen escala en algunos de los lugares más señalados para las diferentes religiones de la India: Bodhgaya, donde se halla el árbol bajo el cual Buda ...[Leer más]

Histórico noticias

Libros sobre India




Tordesillas o el origen de nuestro mundo

Es posible viajar al pasado si uno visita Tordesillas, el histórico municipio castellano donde, en 1494, se firmó el famoso tratado por el cual los Reyes Católicos y el reino de Portugal se repartían el Nuevo Mundo, descubierto por Cristóbal Colón apenas dos años antes.

18 de noviembre de 2013

¿Se puede viajar a la globalización, al absolutismo, a las razones de Estado, a la jerarquización, al elitismo? Me refiero a viajar realmente,  no  a pensar o a leer sobre ello. La respuesta es que sí. O al menos al origen de nuestra visión del mundo como algo global, único y poseído por los grandes poderes del orden social. ¿Se puede viajar al pasado de nuestro presente en una forma que no sea  la que nos propone la ciencia ficción?  Sí, es posible si uno visita Tordesillas, a unos 30 kms de la ciudad de Valladolid.

En 1494, dos años después de que Colón se encontrara con el Nuevo Mundo, se reúnen en Tordesillas los representantes de Juan II de Portugal y de los Reyes Isabel y Fernando de Castilla y Aragón para delimitar las áreas de influencia de cada reino con el fin de repartirse el mundo y evitar entrar en colisión entre ellos. Firman un tratado cuya historia, antecedentes y contenido son bien conocidos y pueden encontrarse en cualquier libro de historia o en internet. No son esos detalles de carácter histórico los que ahora nos van a interesar, sino los elementos  conceptuales y físicos que están detrás del Tratado de Tordesillas.

Tordesillas.

Jose Luis Cernadas Iglesias, Flickr.

Se conservan las casas en las que muy probablemente se firmó. Hoy constituyen un centro de información turística de la villa y un pequeño y no demasiado interesante museo que recuerda uno de los pactos geopolíticos más decisivos de la historia.

En la Casa Museo podemos ver diversos esquemas y mapas del mundo conocido en esa época y el que se conocería pocos años después. Hay dos facsímiles del documento del tratado. Uno de los originales se encuentra, por duplicado, en Setúbal (en castellano), y el otro, también por duplicado, en Sevilla (en portugués). Lo importante de este viaje no es tanto ese material, sino el hecho de estar en el lugar en el que hace más de 500 años se firmó tan importante y simbólico pacto.

 

Reparto del nuevo mundo

En 1494 Europa está dejando atrás la Edad Media y acaba de recibir la noticia de la existencia de un nuevo mundo. Tal vez la noticia más impactante de la historia de la humanidad, la más asombrosa, siguiendo el título del magnífico libro de Stephen Greenblatt, Maravillosas posesiones. El asombro ante el nuevo mundo. En él se describe de forma brillante el descubrimiento, la apropiación, la fascinación, la negación y, sobre todo, el asombro, no sólo ante un nuevo territorio, sino ante la experiencia del otro; esto es, de los seres humanos tan iguales y tan diferentes. Paisajes, alimentos, culturas, riquezas, tipologías humanas… aparecen ante los españoles y portugueses y constituyen otro tipo de hallazgos impresionantes que, al cabo, cambian el mundo y la mente del género humano.

Confrontados ante la globalidad del mundo, se aprestaron a repartírselo. Lo fascinante de este  tratado que se firma en Tordesillas es que inaugura una forma de pensar totalitaria y arrogante que desde allí llega a nuestros días y explica las realidades  a las que nos asomamos en los inicios del siglo XXI.  El método no podía ser más simple y eficaz. Tras arduas negociaciones y amenazas, trazaron un meridiano que pasaba por los polos y que dividía la Tierra en dos áreas de influencia. Aún no sabían lo que estaban haciendo ni lo que había, se trataba de una línea en parte imaginaria, pero ya lo habían repartido. Inteligencia, visión de conjunto, arrojo y avaricia no les faltaba.

El Planisferio de Cantino de 1502, que muestra el meridiano designado en el Tratado de Tordesillas.

Y de todo ello queda en esta localidad el aroma y los espacios físicos en los que aquella decisión se gestó y se firmó. Parte del mundo en el que vivimos nace allí y por eso es tan conmovedor entrar en esos palacios, sentarse frente a la fachada de las Casas del Tratado, contemplar el río Duero a sus pies y  pasear por las calles de esa hermosa localidad castellana. Al hacerlo, una parte del alma retrocede hasta aquellos años y otra se concentra, cavilosa y preocupada, en la gran crisis de la izquierda que, con tanto dolor, estamos atravesando. Hay una rara similitud entre ambas épocas que conmueve al visitante.

En esta siempre pequeña ciudad que en la actualidad no llega a los diez mil habitantes, lo que los embajadores firmaron determinó el devenir de algunos de los elementos más importantes del mundo occidental y, en consecuencia, de la historia universal. Un documento impositivo que fue capaz de concebir y jugar con el tiempo y el espacio a escala global. Ellos imaginaban un mundo abstracto e inmaterial mientras que el mundo real de gran parte de Europa se ocupaba de asuntos más terrenales. No hacía tantos años que todo el continente había sido asolado por la peste negra.

En las negociaciones, cuando las cosas se pusieron feas, los españoles trataron de engañar a los portugueses contentándolos con mover varios cientos de millas al oeste la línea original dibujada por el tratado. Pensaban que simplemente les daban mares vacíos. Pero luego apareció Brasil y su territorio más oriental entraba dentro de la línea del Tratado. Eso explica la “portuguesidad” de esa nación en medio de un universo lingüístico español. Pero también tuvo suerte España, porque no imaginaba que al oeste de esa línea aparecería un nuevo mundo allí donde solo concebían unas islas situadas a poca distancia de China e India.

Toro de la Vega de Tordesillas.

Jose Luis Cernadas Iglesias, Flickr.

Tordesillas merece la visita por una triple realidad que aún conserva: la belleza de su trazado urbano medieval en el que se insertan palacios de estilo mudéjar, gótico o renacentista; una hermosa plaza mayor del siglo XVII en la que es imprescindible sentarse a tomar algo (no necesariamente un relaxing…), y, sobre todo, el Real Monasterio de Santa Clara, que nunca fue desamortizado y tal vez por eso se mantiene en un perfecto estado de conservación de su belleza acumulada durante siglos.

Así que, por unas horas, uno se pasea por el centro y origen de la cultura occidental. Y, contraste español, en esta localidad también se organiza uno de las acontecimientos más crueles, violentos y zafios que imaginarse pueda: la persecución, tortura y muerte de un toro por parte de los vecinos de la villa, el así llamado Toro de la Vega.

Fronteras de tierra,

fronteras de mares,

fronteras de arena,

fronteras de aire.

Fronteras de sexo,

fronteras raciales,

fronteras de sueños

y de realidades.

Fronteras famosas,

fronteras quemantes,

fronteras de fastuosas,

fronteras de hambre.

Fronteras de oprobio,

fronteras legales,

fronteras de odio,

fronteras infames.

S. Rodríguez

The video cannot be shown at the moment. Please try again later.

tratado de tordesillas, visita a tordesillas

12345 (3 votos. Media: 5,00 de 5)
Loading ... Loading ...
Más información de Rafael Manrique

Comentarios sobre  Tordesillas o el origen de nuestro mundo

¿Qué opinas?

Comparte con nosotros tus puntos de vista. Enriquece estas miradas viajeras con las tuyas propias y haz las valoraciones y comentarios que desees. Opinar y disentir nos obliga a viajar por las ideas y el pensamiento, pero dejaremos fuera los comentarios insultantes o inadecuados.

  • 18 de noviembre de 2013 a las 10:22

    Muy interesante y sugerente artículo..Felicitaciones!

    Por Teresa Mirri
  • 08 de diciembre de 2013 a las 6:45

    Efectivamente, leí el artículo pensando en la tachadura horrible del pueblo, empeñado en mantener el atavismo salvaje del toro. Y veo que Manrique lo menciona.