GeoGrafía
Colaboradores +
 
Noticias en la Línea
  • Lujo. De los asirios a Alejandro Magno

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Los antiguos imperios asirio, babilónico, fenicio y persa tuvieron en común con Alejandro Magno el propósito y la codicia de extender su poder más allá de sus propios límites. Así es como llegaron a ocupar un área comprendida entre las actuales España e India. Estos territorios fueron el escenario de luchas incesantes, conquistas y saqueos de toda índole, pero también de un intenso comercio de materias primas, metales preciosos y objetos de deseo como los que se muestran hasta el 12 ...[Leer más]

  • Jardín deshecho

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    “A mi queridísimo Federico, el único que me entiende. Firmado: su propio corazón”. Esta es la dedicatoria que Lorca se hizo a sí mismo en un ejemplar de su primer libro, Impresiones y paisajes, y uno de los documentos más curiosos que ofrece la exposición Jardín deshecho, abierta al público hasta el 6 de enero de 2020 en Granada. Comisariada por el hispanista estadounidense Christopher Maurer, es la primera muestra sobre el poeta centrada en la temática del amor. “Amó mucho...[Leer más]

  • Magallanes, Elcano y la vuelta al mundo

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    ExposicionesEl mundo no volvió a ser el mismo después de esta expedición. Doscientos treinta y nueve hombres y cinco naos partieron de Sevilla en 1519 en busca de una ruta por el oeste hacia la Especiería. Tres años después, regresaron dieciocho hombres y una nao, después de haber dado la vuelta al mundo. El Museo Naval de Madrid se une a la celebración del quincentario con la exposición Fuimos los primeros. Magallanes, Elcano y la Vuelta al Mundo, abierta al público desde el 20 de septiembre.

  • Nómadas de Altái

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Las comunidades nómadas kazajas del norte de Sinkiang migran anualmente hasta mil kilómetros de distancia, constituyendo uno de los movimientos estacionales más largos de Asia Central. Realizan dos viajes al año: pasan los meses de frío en un lugar fijo, resguardado del viento o en la orilla de un río, y en primavera parten hacia los pastos de verano, en el macizo Altái, en lugares más elevados y frescos. Al llegar el otoño, vuelven a sus asentamientos de invierno. Desplazamientos ...[Leer más]

  • Cartografiando la Luna

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    The Map House, LondonTrescientos años antes de que los estadounidenses llegaran a la Luna, un sacerdote y erudito alemán, Athanasius Kircher, dibujó un mapa de la cara visible de nuestro satélite. Este y otros tesoros pueden verse en una exposición que explora la historia de la cartografía lunar y celeste: The Mapping of the Moon: 1669-1969, hasta el 21 de agosto en la Map House de Londres.

Histórico noticias



Tres colinas y un círculo

Tres historias en tres épocas diferentes, unidas por la música del azar, componen el último libro de Yann Martel. Al igual que en su anterior ‘Vida de Pi’, en ‘Las altas montañas de Portugal’ los itinerarios de los personajes son algo más que un mero repaso geográfico. Una novela que no se lee: se habita.

15 de diciembre de 2016

Al margen de presagios nefastos para la economía, como las caídas en picado de la bolsa de Nueva York, a pesar de las calamidades que suponen suicidios por bebida de glifosato cuando el agricultor comprueba la estafa a que le somete la multinacional con tantas patentes de semillas transgénicas, queda un rincón del mundo por explorar, y ese, a pesar de Conrad, no es el corazón de las tinieblas. No es la selva, sino un paraje amable donde llaman altas montañas a cerros y dientes de roca que apenas asoman seis metros sobre el nivel del mar. La catástrofe económica no ha afectado, a lo largo de cien años, a los habitantes y a las aldeas de esa región, un recodo de Portugal, desde la llegada del primer automóvil, conducido por un tipo requemado, al exilio de un senador canadiense que posee un chimpancé por mascota. No hay crisis económica que desbarate a quien se alumbra con un quinqué de aceite y practica la economía del trueque. Esa es la región del mundo que, sin saberlo, estamos echando de menos. Da igual que la hayamos conocido o que ni siquiera una postal nos revele su aspecto. Allí, seguro, uno descansa.

Montesinho

Dorfun, Flickr.

Uno de los grandes beneficios del descanso es el impulso de la imaginación. Esa es la sensación que trasmite esta novela de Yann Martel (Salamanca, 1953). Aunque en otra medida, se sigue conservando la magia de La vida de Pi. Aquí, a lo largo del tiempo, puede suceder cualquier acto que se asemeje al realismo mágico, sí. Pero además, las páginas de esta Las altas montañas de Portugal, contienen no solo magia, también humor, un sentido del humor muy amable, que nos lleva a cuestionar si no deberíamos de volver a leer la novela, porque ese humor debe contener una alegoría que se nos escapa. No puede ser casualidad el juego de azar que detalla en actitudes como el contagio de caminar hacia atrás. El protagonista de la primera de las tres historias que configuran la novela adopta ese hábito como un avance hacia la huida. Y allí donde termina, con un coche hecho fosfatina tras mil avatares, los aldeanos adoptan esa costumbre tal vez como señal de duelo. La disección acrobática que supone la segunda historia, debería ser un disparate. Pero los elementos que contiene no son gratuitos. De un cadáver se extrae no su carne y sus huesos, sino lo que ha sido: una vida. Cien años más tarde de la primera de las historias, y cincuenta después de la segunda, un senador canadiense ve fallecer su vida y, al igual que el protagonista de la primera historia, decide volver a nacer. No importa la edad. Su emblema será un chimpancé, que también tiene un relato. Como contiene un relato el emblema del primer actor, que porta el diario de un sacerdote que atendía a los esclavos que viajaban de Sao Tomé a Brasil. África, pues, está en el nudo del círculo. África y el origen del hombre.

Un círculo con tres colinas por historias y con mucha música de azar. El lector no debe perder detalle si pretende completar la ficción. La lectura de Las altas montañas de Portugal exige tanta atención por su trama como las novelas de Agatha Christie, a las que el forense de la segunda historia es tan aficionado. No hay que perder detalle. Pero la lectura es tan grata como en su obra anterior. Yann Martel domina la escritura popular y la literatura, tan sencilla que no puede ser más elaborada. Finalmente, durante unas horas habitaremos, porque esta novela no se lee, se habita, en un territorio pobre, en un paisaje pobre y, por consecuente, en un lugar donde el encanto reside en la calma. Sólo por eso bastaría para aventurarse en los tres itinerarios. Luego, cuando volvamos a leer la novela, hablaremos del sentido de culpa, del extrañamiento, de cómo se fragua un paradigma y cosas así de serias.

Las altas montañas de Portugal, libros de viaje, literatura de viaje, viaje a portugal, Yann Martel

12345 (2 votos. Media: 3,00 de 5)
Loading ... Loading ...
Más información de Ricardo Martínez Llorca

Libros relacionados con  Tres colinas y un círculo

Comentarios sobre  Tres colinas y un círculo

¿Qué opinas?

Comparte con nosotros tus puntos de vista. Enriquece estas miradas viajeras con las tuyas propias y haz las valoraciones y comentarios que desees. Opinar y disentir nos obliga a viajar por las ideas y el pensamiento, pero dejaremos fuera los comentarios insultantes o inadecuados.