GeoGrafía
Colaboradores +
 
Noticias en la Línea
  • Himba, la tribu más bella de África

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Al noroeste de Namibia, en una vasta región denominada Kaokoland, habitan los himba, la tribu más bella de todo el continente africano. Perfectamente adaptados a un medio natural hosco y estéril, los pastores himba (unos 10.000 individuos) viven de espaldas a un mundo en constante cambio, aislados en pequeños kraales donde abrazan la forma de vida y tradiciones de sus ancestros. Su nombre, himba, significa mendigos, y su historia habla de persecuciones y expolios por parte de otras ...[Leer más]

  • La biblioteca del futuro

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    El bosque de Nordmarka, al norte de Oslo, será en 2114 la Framtidsbiblioteket, la biblioteca del futuro. La madera de sus árboles se convertirá en papel para imprimir una antología de cien libros inéditos, que nadie podrá leer hasta ese momento. El proyecto, creado por la artista escocesa Katie Paterson, va sumando cada año una obra nueva: Margaret Atwood fue la primera que en 2014 entregó un manuscrito, del que solo se ha desvelado el título; tras ella han presentado textos David ...[Leer más]

  • La Alhambra interpretada

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    La Alhambra ha sido fuente de inspiración y creación para artistas y literatos como John Frederick Lewis, Alejandro Dumas, David Roberts, Jean-Auguste-Dominique Ingres, Eugène Delacroix, Joaquín Sorolla, Santiago Rusiñol, John Singer Sargent, Henri Matisse... Faltaba, entre tanto hombre, una visión femenina sobre el monumento nazarí. Carencia que el Museo de Bellas Artes de Granada ha querido paliar con una exposición colectiva realizada por cuarenta mujeres artistas del ámbito...[Leer más]

  • Irán, cuna de civilizaciones

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Museo Arqueológico Provincial de Alicante - MARQEl Museo Arqueológico Provincial de Alicante (MARQ) recorre la historia de la antigua Persia desde el Neolítico y la invención de la escritura hasta el Irán del siglo XVIII con casi doscientas piezas procedentes del Museo Nacional de Teherán, como los bronces de Luristán o un ritón de oro que pueden verse hasta el 1 de septiembre.

  • La España de Laurent

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    J. Laurent (firmaba solo con la inicial de su nombre) nació en Garchizy en 1816, pero desarrolló su carrera fotográfica en España, abriendo un estudio en la Carrera de San Jerónimo 39 (donde hoy está el Congreso de los Diputados). Retrató la segunda mitad del siglo XIX español, tomando vistas panorámicas de ciudades, paisajes, monumentos y obras de arte que documentan el patrimonio cultural material e inmaterial de la península ibérica. Una exposición con más de doscientas imá...[Leer más]

Histórico noticias



Tres estrellas bastan en Katmandú

Goa o Katmandú. He ahí el dilema. Las inquietudes espirituales y lisérgicas del famoso Hippie Trail contemplaban ambos destinos, hace medio siglo, a partir de la estancia de avituallamiento en Kabul. Qué tiempos aquellos en los que Afganistán presumía de ser un país hospitalario hacia el occidental…

21 de mayo de 2018

Goa o Katmandú. He ahí el dilema. Las inquietudes espirituales y lisérgicas del famoso Hippie Trail contemplaban ambos destinos, hace medio siglo, a partir de la estancia de avituallamiento en Kabul. Qué tiempos en los que Afganistán presumía de país hospitalario y permisivo hacia el occidental… El bienestar del mundo “civilizado” criaba jóvenes insatisfechos que abrazaban el camino y la peregrinación. Entre ellos, los mochileros que se conducían hacia las playas de Goa, optaban por la iluminación con gurú indio, terminando por ganarse la vida de mercadillo en mercadillo, abalorios y sedas exóticas entremanos. Aquellos que miraban en dirección al Himalaya elegían la meditación budista, o eso creían ellos…

La llamada década prodigiosa, en los pasados años sesenta, fue la del bienestar y el subsiguiente consumo pop para las clases medias, tanto en Europa como en Norteamérica. Y, a resultas de ello, antes de verse del todo consumidos, algunos de sus ídolos artísticos optaron por retirarse de la circulación temporalmente. Ídolos con pies de barro que se sumaron a la nueva moda del orientalismo, so capa de buscar en la vida sencilla satisfacción anímica. Semejante leitmotiv les llevó a la capital del reino nepalí, desde donde decidirse por el retiro monástico o comunal, no exenta de marihuana. A medio camino entre las dos opciones acababa de abrir el primer hotel de la ciudad, y en él recalaron unos y otros. Los Beatles en 1968. Cat Stevens, al poco. Durante algún tiempo no existió más que un Guest House en Katmandú, para recibir al forastero de lejanas tierras. Ay si conoce a sus huéspedes la dinastía Rana del palacio original donde se asentó tal casa de huéspedes…

Hoteles históricos en NepalLos Beatles se alojaron en el Guest House justo cuando se disolvían, decidido a la meditación trascendental, sobre todo George Harrison, guitarrista de la banda. La popularidad de Katmandú como destino libertario se debe en buena medida a semejante visita. Y si alguien en la banda sostuvo el banderín de enganche contra viento y marea tras su estancia en el hotel fue Ringo Star. En 1986 volvería a la capital nepalí para rodar la comedia To the north of Kathmandu

Más reflejos inmediatos tuvo Cat Stevens a la hora de plasmar su experiencia nepalí en una canción que en 1970 tituló sin más Kathmandu. Sus primeros compases salieron del Guest House, que por aquellos días no necesitaba de jardines vallados en torno a su caserón. Y es que había sido levantado en un área de la ciudad con huertos y espacios verdes, a resguardo de todo. Thamel, el barrio donde se alza, ha ganado caché turístico con el tiempo. Pero entonces nada tenía que ver con la algarabía de Freak Street. Ocurría que los casetes con canciones de los Beatles, Cat Stevens y Pink Floyd, huéspedes así mismo del hotel, se oían por cada esquina de Freak Street. Quienes las escribieron, sin embargo, preferían pasar desapercibidos en las filas del flower power. Tampoco podían imaginarse Lennon, David Gilmour y compañía que la fama de sus himnos llegaría tan lejos como ellos, a título personal. Y, desde luego, no habían viajado hasta Kathmandú para firmar autógrafos.  

En 1999 pidió habitación en el Kathmandu Guest House Ricky Martin, que repitió guarida al año siguiente. Ni la capital nepalí era ya centro alguno de peregrinación para los iluminatis del Oeste, ni el cantante pop venía en busca de enseñanzas místicas. De todas formas, algo encontraría el puertorriqueño en este tres estrellas, que para nada podía ofrecerle las prestaciones de los hoteles gran cadena. Al terminarse el siglo XX, florecieron como hongos en la ciudad centroasiática los alojamientos top.

Y qué decir de la visita de Jeremy Irons en el 2003… También a él se le menciona en las placas del Walk of Fame que atesora el lugar para los mitómanos, junto a la mención de Ricky Martin, The Beatles, el también actor Joel Edgerton, el cineasta indio Shivam Benegal y el alpinista George Band, primer montañero en ascender el pico Kanchenjunga. Pese a tener ya un Oscar bajo el brazo, Jeremy Irons llegó al Guest House con su mujer, sin levantar expectativas de moovie-star, dispuesto a calzarse el pantalón y las botas de trekking,   

Medio siglo en el 2018 acaba de cumplir la cadena hotelera KGH a que dio lugar este refugio, fundado por el guardabosques Karna Sakya. Medio siglo desde que lo descubrieron John Lennon y George Harrison, recién abierto. En principio, solo contaba con trece habitaciones, frente a las ciento  veinte que ahora explota. Así sentó las bases pioneras del turismo ecológico y sostenible, en una ciudad contaminada por el gasóleo que usa. “El turismo no ha de ser pájaro que ensucie su propio nido, sino ganso capaz de poner huevos de oro”, se cuenta que dijo Karna Sakya al regresar de un viaje prospectivo por el Parque Nacional de Chitwan, cuando trabajaba para el gobierno de su país. Y, a partir de entonces, no paró hasta departir en sus dominios con el mismísimo Tony Wheeler, cofundador de Lonlely Planet. Su pasión por la silvicultura le llevó también a calificar de “turismo suave y para siempre”, aquel que demanda pernoctas que den de comer a las poblaciones locales y les permiten revalorizar su idiosincrasia. De hecho, bajo tales premisas, Karna diseñó la campaña “Visit Nepal”, que en 1998 encaró las grandes cifras del sector como industria estatal. “Amo Nepal porque allí puedes caminar kilómetros sin llegara ningún lado”, exclamó Ricky Martin cuando al poco fue recibido en el hotel más icónico de Katmandú, eso sí, convenientemente integrado en su arquitectura tradicional. Antes que él lo había pisado el presidente norteamericano Jimmy Carter. Después, el terrible terremoto del 2015 que asoló la capital le sirvió para renovar instalaciones, conservando su jardín budista y dotando de carta transcontinental a sus restaurantes al aire libre, allí donde antes solo se enseñoreaba el famoso café Bahal. Tiempo atrás pudo verse en él a Sir Chris Bonington y a Doug Scott, dos de los alpinistas que mayor afición crearon en el cercano  Himalaya. Los mentideros bullicioso del mercado que Thamel luce quedan a dos pasos. El albergue fundado por Karna ha dejado de ser exclusivo, porque nunca nació con vocación de tal. La aventura frente al viajero de su fundador, antes bien, ha llamado de vuelta a muchos jóvenes emigrantes nepalíes. Es posible acomodar cúspides para el dólar extranjero sin salir de Katmandú. Basta con entender la filosofía del buen sherpa.

hippie trail, hoteles historicos, katmandu, viaje a nepal

12345 (3 votos. Media: 4,67 de 5)
Loading ... Loading ...
Más información de Maurilio de Miguel

Comentarios sobre  Tres estrellas bastan en Katmandú

¿Qué opinas?

Comparte con nosotros tus puntos de vista. Enriquece estas miradas viajeras con las tuyas propias y haz las valoraciones y comentarios que desees. Opinar y disentir nos obliga a viajar por las ideas y el pensamiento, pero dejaremos fuera los comentarios insultantes o inadecuados.