Azímut

20 de febrero de 2019
“El velo turco no solo se ha convertido para mí en algo natural sino agradable, ...
ver todos...
GeoGrafía
Colaboradores +
 
Nos gusta este libro

Eva en los mundos

Escritoras y cronistas

RICARDO MARTINEZ LLORCA

Editorial: LA LINEA DEL HORIZONTE EDICIONES
Lugar: ESPAÑA
Año: 0
Páginas: 188
Idioma: CASTELLANO
Encuadernación: Tapa blanda bolsillo

COMPRAR
Es tiempo de tormentas y sobre ellas han escrito, y lo hacen hoy, mujeres de un talento extraordinario para la crónica. En este mes de marzo queremos dar voz y presencia a algunas de las que más nos gustan: Svetlana Aleksiévich, Sofía Casanova, Carmen de Burgos, Joan Didion, Hayasi Fumiko, Helen Garner, Martha Gellhorn, Leila Guerriero, Janet Malcolm, Edna O'Brien, Annemarie Schwarzenbach, Marina Tsvetaieva y Rebecca West. Eva en los mundos es una colección de perfiles escritos desde la admiración, porque la pasión la ponen ellas. Pertenecen a diferentes épocas, geografías y culturas pero todas ellas comparten una mirada singular sobre la realidad y un robusto sentido de la justicia.
Noticias en la Línea
  • Viera y Clavijo. De isla en continente

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    La Ilustración fue un período de especial relevancia cultural para las Islas Canarias por la suma de personajes que alcanzaron una proyección nacional o internacional. Entre aquella pléyade isleña que brilló en el firmamento de la intelectualidad hispánica, se encuentra la figura de José de Viera y Clavijo. Considerado el primer naturalista de las islas, al haber sido el primero en ocuparse de la flora autóctona, el clérigo y filósofo viajó por España y numerosos países europeos, ...[Leer más]

  • Cronistas de viajes

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    La literatura de viajes es un híbrido de definición difícil. Los expertos fijan sus raíces en los relatos de historiadores griegos como Heródoto o Jenofonte. Desde entonces, ha ido evolucionando y moldeando géneros como las memorias, la novela o el periodismo en un recorrido que se analizará en un interesante ciclo de conferencias programadas en la Fundación Juan March durante el mes de febrero. Eduardo Martínez de Pisón hablará sobre los viajeros imaginarios, Carlos Martínez ...[Leer más]

  • Sofía

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    El artículo 490 del código penal marroquí castiga las relaciones sexuales mantenidas entre personas de distinto sexo que no estén casadas con una pena de entre un mes y un año de prisión. Esto provoca que muchas mujeres sufran el trastorno conocido como negación del embarazo, una patología en la que el cuerpo de la mujer no da las señales típicas de una gestación y, en algunos casos, no toma consciencia del embarazo hasta el momento de dar luz. Este es el caso de Sofía, protagonista ...[Leer más]

  • Francis Keré

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Francis Kéré, arquitecto formado en Alemania, procede de un pequeño pueblo de África Occidental, Gando, en Burkina Faso. Como primer hijo del líder de su pueblo, su padre le permitió asistir a la escuela pese a que muchos de los habitantes de su aldea consideraban que la enseñanza convencional occidental era una pérdida de tiempo. Posteriormente, consiguió una beca para formarse en Alemania, donde se graduó en arquitectura e ingeniería en la TU de Berlín. En paralelo a sus estudios, ...[Leer más]

  • Muestra de cine rumano

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    El Cine Doré de Madrid acoge una nueva muestra de cine rumano del 23 al 31 de enero, con seis películas que se vuelcan en asuntos de familia, religión, poder o negacionismo histórico nada cómodos, demostrando una vez más que la rumana es una cinematografía comprometida con su sociedad. Tres generaciones y estéticas diversas se podrán ver en la sede de la Filmoteca española, desde el corte clásico en blanco y negro del director Stere Gulea, pasando por cintas firmadas por ...[Leer más]

Histórico noticias

La Línea del Horizonte Ediciones




Tres estrellas bastan en Katmandú

Goa o Katmandú. He ahí el dilema. Las inquietudes espirituales y lisérgicas del famoso Hippie Trail contemplaban ambos destinos, hace medio siglo, a partir de la estancia de avituallamiento en Kabul. Qué tiempos aquellos en los que Afganistán presumía de ser un país hospitalario hacia el occidental…

21 de mayo de 2018

Goa o Katmandú. He ahí el dilema. Las inquietudes espirituales y lisérgicas del famoso Hippie Trail contemplaban ambos destinos, hace medio siglo, a partir de la estancia de avituallamiento en Kabul. Qué tiempos en los que Afganistán presumía de país hospitalario y permisivo hacia el occidental… El bienestar del mundo “civilizado” criaba jóvenes insatisfechos que abrazaban el camino y la peregrinación. Entre ellos, los mochileros que se conducían hacia las playas de Goa, optaban por la iluminación con gurú indio, terminando por ganarse la vida de mercadillo en mercadillo, abalorios y sedas exóticas entremanos. Aquellos que miraban en dirección al Himalaya elegían la meditación budista, o eso creían ellos…

La llamada década prodigiosa, en los pasados años sesenta, fue la del bienestar y el subsiguiente consumo pop para las clases medias, tanto en Europa como en Norteamérica. Y, a resultas de ello, antes de verse del todo consumidos, algunos de sus ídolos artísticos optaron por retirarse de la circulación temporalmente. Ídolos con pies de barro que se sumaron a la nueva moda del orientalismo, so capa de buscar en la vida sencilla satisfacción anímica. Semejante leitmotiv les llevó a la capital del reino nepalí, desde donde decidirse por el retiro monástico o comunal, no exenta de marihuana. A medio camino entre las dos opciones acababa de abrir el primer hotel de la ciudad, y en él recalaron unos y otros. Los Beatles en 1968. Cat Stevens, al poco. Durante algún tiempo no existió más que un Guest House en Katmandú, para recibir al forastero de lejanas tierras. Ay si conoce a sus huéspedes la dinastía Rana del palacio original donde se asentó tal casa de huéspedes…

Hoteles históricos en NepalLos Beatles se alojaron en el Guest House justo cuando se disolvían, decidido a la meditación trascendental, sobre todo George Harrison, guitarrista de la banda. La popularidad de Katmandú como destino libertario se debe en buena medida a semejante visita. Y si alguien en la banda sostuvo el banderín de enganche contra viento y marea tras su estancia en el hotel fue Ringo Star. En 1986 volvería a la capital nepalí para rodar la comedia To the north of Kathmandu

Más reflejos inmediatos tuvo Cat Stevens a la hora de plasmar su experiencia nepalí en una canción que en 1970 tituló sin más Kathmandu. Sus primeros compases salieron del Guest House, que por aquellos días no necesitaba de jardines vallados en torno a su caserón. Y es que había sido levantado en un área de la ciudad con huertos y espacios verdes, a resguardo de todo. Thamel, el barrio donde se alza, ha ganado caché turístico con el tiempo. Pero entonces nada tenía que ver con la algarabía de Freak Street. Ocurría que los casetes con canciones de los Beatles, Cat Stevens y Pink Floyd, huéspedes así mismo del hotel, se oían por cada esquina de Freak Street. Quienes las escribieron, sin embargo, preferían pasar desapercibidos en las filas del flower power. Tampoco podían imaginarse Lennon, David Gilmour y compañía que la fama de sus himnos llegaría tan lejos como ellos, a título personal. Y, desde luego, no habían viajado hasta Kathmandú para firmar autógrafos.  

En 1999 pidió habitación en el Kathmandu Guest House Ricky Martin, que repitió guarida al año siguiente. Ni la capital nepalí era ya centro alguno de peregrinación para los iluminatis del Oeste, ni el cantante pop venía en busca de enseñanzas místicas. De todas formas, algo encontraría el puertorriqueño en este tres estrellas, que para nada podía ofrecerle las prestaciones de los hoteles gran cadena. Al terminarse el siglo XX, florecieron como hongos en la ciudad centroasiática los alojamientos top.

Y qué decir de la visita de Jeremy Irons en el 2003… También a él se le menciona en las placas del Walk of Fame que atesora el lugar para los mitómanos, junto a la mención de Ricky Martin, The Beatles, el también actor Joel Edgerton, el cineasta indio Shivam Benegal y el alpinista George Band, primer montañero en ascender el pico Kanchenjunga. Pese a tener ya un Oscar bajo el brazo, Jeremy Irons llegó al Guest House con su mujer, sin levantar expectativas de moovie-star, dispuesto a calzarse el pantalón y las botas de trekking,   

Medio siglo en el 2018 acaba de cumplir la cadena hotelera KGH a que dio lugar este refugio, fundado por el guardabosques Karna Sakya. Medio siglo desde que lo descubrieron John Lennon y George Harrison, recién abierto. En principio, solo contaba con trece habitaciones, frente a las ciento  veinte que ahora explota. Así sentó las bases pioneras del turismo ecológico y sostenible, en una ciudad contaminada por el gasóleo que usa. “El turismo no ha de ser pájaro que ensucie su propio nido, sino ganso capaz de poner huevos de oro”, se cuenta que dijo Karna Sakya al regresar de un viaje prospectivo por el Parque Nacional de Chitwan, cuando trabajaba para el gobierno de su país. Y, a partir de entonces, no paró hasta departir en sus dominios con el mismísimo Tony Wheeler, cofundador de Lonlely Planet. Su pasión por la silvicultura le llevó también a calificar de “turismo suave y para siempre”, aquel que demanda pernoctas que den de comer a las poblaciones locales y les permiten revalorizar su idiosincrasia. De hecho, bajo tales premisas, Karna diseñó la campaña “Visit Nepal”, que en 1998 encaró las grandes cifras del sector como industria estatal. “Amo Nepal porque allí puedes caminar kilómetros sin llegara ningún lado”, exclamó Ricky Martin cuando al poco fue recibido en el hotel más icónico de Katmandú, eso sí, convenientemente integrado en su arquitectura tradicional. Antes que él lo había pisado el presidente norteamericano Jimmy Carter. Después, el terrible terremoto del 2015 que asoló la capital le sirvió para renovar instalaciones, conservando su jardín budista y dotando de carta transcontinental a sus restaurantes al aire libre, allí donde antes solo se enseñoreaba el famoso café Bahal. Tiempo atrás pudo verse en él a Sir Chris Bonington y a Doug Scott, dos de los alpinistas que mayor afición crearon en el cercano  Himalaya. Los mentideros bullicioso del mercado que Thamel luce quedan a dos pasos. El albergue fundado por Karna ha dejado de ser exclusivo, porque nunca nació con vocación de tal. La aventura frente al viajero de su fundador, antes bien, ha llamado de vuelta a muchos jóvenes emigrantes nepalíes. Es posible acomodar cúspides para el dólar extranjero sin salir de Katmandú. Basta con entender la filosofía del buen sherpa.

hippie trail, hoteles historicos, katmandu, viaje a nepal

12345 (2 votos. Media: 4,50 de 5)
Loading ... Loading ...
Más información de Maurilio de Miguel

Comentarios sobre  Tres estrellas bastan en Katmandú

¿Qué opinas?

Comparte con nosotros tus puntos de vista. Enriquece estas miradas viajeras con las tuyas propias y haz las valoraciones y comentarios que desees. Opinar y disentir nos obliga a viajar por las ideas y el pensamiento, pero dejaremos fuera los comentarios insultantes o inadecuados.