GeoGrafía
Colaboradores +
 
Noticias en la Línea
  • Ganges, el río Sagrado

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    El artista Luis Sáez ha remontado el Ganges desde su desembocadura en Calcuta hasta Gangotri, al pie del glaciar en que brotan sus fuentes, para mostrar su desbordante espiritualidad en una exposición abierta al público hasta el 9 de febrero en el Museo Nacional de Antropología. Siempre sin abandonar los márgenes del río, las fotografías hacen escala en algunos de los lugares más señalados para las diferentes religiones de la India: Bodhgaya, donde se halla el árbol bajo el cual Buda ...[Leer más]

  • La India del XIX bajo mirada fotográfica

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Una exposición en el Museo Guimet de París ilustra cómo el reciente invento de la fotografía plasmó, en el siglo XIX, la grandeza de la civilización india, dando forma en el extranjero a la imagen de un país para muchos misterioso y desconocido. Noventa instantáneas originales de paisajes, arquitectura, escenas de la vida cotidiana y personajes podrán verse hasta el 17 de febrero de 2020, con trabajos como los de Linneo Tripe, William Baker o Samuel Bourne, quien realizó tres ...[Leer más]

  • Fronteras en el CNDM

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Las fronteras son una invención, pero, desde un punto de vista artístico, solo deben servir para ser obviadas o, aún mejor, contravenidas, y así abandonar los carriles centrales, orillarse hacia los arcenes, las periferias, los territorios menos explorados. Este es el objetivo del Centro Nacional de Difusión Musical (CNDM) con su ciclo Fronteras, que empieza temporada con conciertos desde el 18 de octubre al 5 de mayo de 2020. Tras la inauguración a cargo del Tarkovsky Quartet, el ...[Leer más]

  • Lujo. De los asirios a Alejandro Magno

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Los antiguos imperios asirio, babilónico, fenicio y persa tuvieron en común con Alejandro Magno el propósito y la codicia de extender su poder más allá de sus propios límites. Así es como llegaron a ocupar un área comprendida entre las actuales España e India. Estos territorios fueron el escenario de luchas incesantes, conquistas y saqueos de toda índole, pero también de un intenso comercio de materias primas, metales preciosos y objetos de deseo como los que se muestran hasta el 12 ...[Leer más]

  • Jardín deshecho

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    “A mi queridísimo Federico, el único que me entiende. Firmado: su propio corazón”. Esta es la dedicatoria que Lorca se hizo a sí mismo en un ejemplar de su primer libro, Impresiones y paisajes, y uno de los documentos más curiosos que ofrece la exposición Jardín deshecho, abierta al público hasta el 6 de enero de 2020 en Granada. Comisariada por el hispanista estadounidense Christopher Maurer, es la primera muestra sobre el poeta centrada en la temática del amor. “Amó mucho...[Leer más]

Histórico noticias



Un museo en la estepa uzbeka

En Nukus hay un museo que nadie imaginaría en un lugar como este: el que fundó Igor Savitsky. El pintor ucraniano llegó a Uzbekistán en 1950 formando parte de una expedición arqueológica y, embrujado por la estepa, comenzó a coleccionar cuantas muestras de la cultura local encontró.

17 de septiembre de 2018

Nukus, Uzbekistán, es un lugar extraño.

Lo primero que me vino a la cabeza cuando llegamos fue que me encontraba en una de esas ciudades que soy incapaz de entender. Recordé las voces que hablaban de un centro de investigación de armas químicas del Ejército Rojo, de los desastres ecológicos en el mar de Aral y de que los pesticidas que libera su lecho seco provocan problemas respiratorios, altas tasas de cáncer y deformidades en los recién nacidos…

Dicen algunos viajeros que creen estar en medio de la nada, pero no están del todo en lo cierto. Como tampoco lo están quienes, ante las largas avenidas –espectralmente vacías–, llegan a sentirse muy solos o incluso intimidados. Tal vez, los primeros debieran pensar en la cercanía del río Amu Daria –el Oxus–, y en que desde la antigüedad miles de pasos han surcado estas llanuras. Los segundos, que en esta ciudad, aunque nadie lo crea, viven 270.000 personas.

Sea como sea, es fácil sentirse así en un lugar apartado. Recuerdo que, en algún momento, paseando, atravesamos un parque desierto, y que aquel vacío polvoriento me llenó de tristeza y de una sensación de desamparo… Puede que no fuera para tanto, y que todo se debiera a la vieja noria inmóvil, llena de herrumbre y aparentemente olvidada.

Poco después llegamos al museo que nos había traído hasta aquí y que casi nadie imaginaría en un lugar como este. Fue fundado por Igor Savitsky, que había venido en 1950 formando parte de una expedición arqueológica y que –embrujado por la gente y la cultura de la estepa– se quedó y comenzó a recoger y guardar, metódicamente, alfombras, trajes, joyas y cuantas muestras de la cultura local encontró. Además, desde finales de los cincuenta incluyó en su colección obras de artistas de la vanguardia rusa caídos en desgracia –Stalin había decidido que el realismo socialista sería el estilo oficial y único– y que estaban siendo destruidas o “desapareciendo”. Así es que el museo de Nukus debe de ser uno de los pocos lugares en el mundo en el que, paradojas de la vida, vanguardistas y realistas comparten casa.

Un museo en la estepa.

Recorrer sus salas me fascinó. Es un museo que quiere mostrar lo que tiene pero no organizar un espectáculo, y que permite pasear por sus pasillos casi a solas entre las pinturas de los Loppov, Bakulina, Vladimir Komarovsky o Aleksey Morgunov. Recuerdo especialmente Una calle del viejo Khiva, del propio Igor Savitsky, al que, por lo visto, el tiempo le alcanzaba para todo y a cuya figura habría que dedicar mucho más espacio.

Al salir a la calle pensé en cuánto me gusta tener un propósito –o una excusa– para acercarme a algún lugar. Tanto da que se trate de un museo, un concierto, una isla vacía o la placa que conmemora una batalla. En la escalinata me fijé en mis amigos, gracias a los que he recorrido medio mundo, y supe que –una vez más– solo hacíamos lo que mejor sabemos: Asomarnos a nuevos horizontes, estirar el tiempo, fantasear con detenerlo y dejar atrás el pasado.

En aquel instante pensé que Nukus me gustaba o que, al menos, me gustaba estar allí.

Concepto de Viaje, igor savitsky, museos, nukus, viaje a uzbekistan

12345 (2 votos. Media: 4,50 de 5)
Loading ... Loading ...
Más información de Jokin Azketa

Comentarios sobre  Un museo en la estepa uzbeka

¿Qué opinas?

Comparte con nosotros tus puntos de vista. Enriquece estas miradas viajeras con las tuyas propias y haz las valoraciones y comentarios que desees. Opinar y disentir nos obliga a viajar por las ideas y el pensamiento, pero dejaremos fuera los comentarios insultantes o inadecuados.