GeoGrafía
Colaboradores +
 
Noticias en la Línea
  • La biblioteca del futuro

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    El bosque de Nordmarka, al norte de Oslo, será en 2114 la Framtidsbiblioteket, la biblioteca del futuro. La madera de sus árboles se convertirá en papel para imprimir una antología de cien libros inéditos, que nadie podrá leer hasta ese momento. El proyecto, creado por la artista escocesa Katie Paterson, va sumando cada año una obra nueva: Margaret Atwood fue la primera que en 2014 entregó un manuscrito, del que solo se ha desvelado el título; tras ella han presentado textos David ...[Leer más]

  • La Alhambra interpretada

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    La Alhambra ha sido fuente de inspiración y creación para artistas y literatos como John Frederick Lewis, Alejandro Dumas, David Roberts, Jean-Auguste-Dominique Ingres, Eugène Delacroix, Joaquín Sorolla, Santiago Rusiñol, John Singer Sargent, Henri Matisse... Faltaba, entre tanto hombre, una visión femenina sobre el monumento nazarí. Carencia que el Museo de Bellas Artes de Granada ha querido paliar con una exposición colectiva realizada por cuarenta mujeres artistas del ámbito...[Leer más]

  • Irán, cuna de civilizaciones

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Museo Arqueológico Provincial de Alicante - MARQEl Museo Arqueológico Provincial de Alicante (MARQ) recorre la historia de la antigua Persia desde el Neolítico y la invención de la escritura hasta el Irán del siglo XVIII con casi doscientas piezas procedentes del Museo Nacional de Teherán, como los bronces de Luristán o un ritón de oro que pueden verse hasta el 1 de septiembre.

  • La España de Laurent

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    J. Laurent (firmaba solo con la inicial de su nombre) nació en Garchizy en 1816, pero desarrolló su carrera fotográfica en España, abriendo un estudio en la Carrera de San Jerónimo 39 (donde hoy está el Congreso de los Diputados). Retrató la segunda mitad del siglo XIX español, tomando vistas panorámicas de ciudades, paisajes, monumentos y obras de arte que documentan el patrimonio cultural material e inmaterial de la península ibérica. Una exposición con más de doscientas imá...[Leer más]

  • Buscando huellas en el desierto

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    En la árida costa meridional peruana, entre aproximadamente el 200 a.C. y el 650 d.C., se desarrolló Nasca, una de las culturas más fascinantes y enigmáticas de los Andes prehispánicos. Desde su descubrimiento a inicios del siglo XX, esta civilización ha deslumbrado al mundo por su llamativa cerámica y sus finos tejidos, así como los enormes dibujos conocidos como líneas o geoglifos que fueron plasmados sobre las pampas, cuya naturaleza y función ha sido materia de grandes ...[Leer más]

Histórico noticias



Un verano chino

El próximo libro de Javier Reverte estará en las librerías en noviembre. Escrito tras un viaje a China para recorrer a bordo de pequeños cruceros el río Yang-Tsé, en sus páginas no se habla apenas de pagodas y templos, sino de un presente que al autor le resulta poco atractivo y bastante turbador.

3 de septiembre de 2015

Viajar a un país al que no te apetece ir en absoluto es una experiencia interesante. Supongo que es algo parecido a comer lo que no te gusta cuando te obligan de niño. Yo había visitado China en dos ocasiones y siempre como periodista. La primera, en un viaje de los Reyes de España, a quienes acompañaron masivamente más de cien informadores. Creo que fue en 1979. La segunda, en una suerte de expedición turística para una revista viajera, en 1987.  No me gustó nada el país: ni su comida, ni sus olores, ni sus paisajes, ni por supuesto su régimen político. Y me prometí no volver. Por supuesto que ya sabía que, en los viajes periodísticos,  sólo llegas a ver la apariencia de las cosas. Pero me bastaba.

Sin embargo, las promesas, en el mundo de los viajes, duran tan poco como las del amor. Y hace cosa de tres años, un buen amigo que había viajado por China comenzó a calentarme el cerebro con la idea de volver. Como me conoce bien y sabe de mi pasión por los ríos, me insistió en la idea de recorrer el Yang-Tsé, el gran curso de agua de Asia, a bordo de pequeños y viejos cruceros, que son los que utilizan los naturales del país cuando hacen turismo del llamado interior. Y mi promesa se vino abajo: me fui con él a China.

Javier ReverteIríamos a lo mochilero, esto es: sin una ruta diseñada al detalle y mucho menos contratada y pagada de antemano. Nos alojaríamos en hoteles apañados sobre la marcha cada día, lo mismo que los transportes: trenes, barcos, autobuses y aviones. Y eso sí: buscamos los servicios de un intérprete, porque en China el uso de la lengua se concentra, y no siempre, en el chino mandarín. Encontramos una intérprete que no era profesional, sino una muchacha que sencillamente sabía español tras una estancia de varios meses en España. Y conocía muy bien numerosas expresiones de argot. Por ejemplo, a poco de llegar, nos dijo: “Mi país es feo de cojones”. Se llamaba Gao.

Tenía razón la chica. Antes se viajaba a China para buscar las raíces… ¿cómo se dice?… eso: las raíces de “un pasado milenario”. Y ahora yo tengo la impresión de que se viaja allí para encontrar las primeras huellas de lo que será el futuro de la humanidad. Porque China, sobre todo, es un país que ha borrado su ayer.

Y ese es mi libro Un verano chino (Viaje a un país sin pasado). Saldrá en noviembre. Y en el texto no se habla apenas de pagodas y templos –casi no quedan–, sino de un presente que a mí, personalmente, me parece poco atractivo y bastante turbador.

No todos los viajes enamoran, naturalmente.

escritores de viajes, Javier Reverte, libros de viaje, un verano chino, viaje a china

12345 (5 votos. Media: 5,00 de 5)
Loading ... Loading ...
Más información de Javier Reverte

Comentarios sobre  Un verano chino

¿Qué opinas?

Comparte con nosotros tus puntos de vista. Enriquece estas miradas viajeras con las tuyas propias y haz las valoraciones y comentarios que desees. Opinar y disentir nos obliga a viajar por las ideas y el pensamiento, pero dejaremos fuera los comentarios insultantes o inadecuados.