GeoGrafía
Colaboradores +
 
Noticias en la Línea
  • España vista por los viajeros extranjeros

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    «No es nada usual que las mujeres viajen solas en España», comentaba Matilda Betham-Edwards, para quien el mejor compañero de viaje por La Mancha era el famoso caballero andante. «No conozco nada relevante de Vélez-Málaga, tan solo que el cautivo de Don Quijote llegó aquí con su rubia morisca, tras su huida de Argelia», escribía otro viajero, George Cayley. Una exposición virtual del Instituto Cervantes muestra cómo era nuestro país bajo la mirada de autores anglosajones que ...[Leer más]

  • Orientalismos

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Mariano Fortuny, Francisco de Goya, Francisco Iturrino, Paul Klee, August Macke, Henri Matisse, Lee Miller, Pablo Picasso, Man Ray, Emilio Sala o Joaquín Sorolla son algunos de los artistas con cuyas obras el IVAM reflexiona en torno a la construcción del imaginario de Oriente Próximo y el Norte de África entre 1800 y 1956; esto es: desde la campaña napoléonica en Egipto y Siria hasta la independencia de Marruecos y Túnez. La exposición estará abierta al público hasta el 21 de junio...[Leer más]

  • Una vuelta al mundo en la BNE

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Tan importante como rodear la Tierra siempre fue contarlo. No por casualidad la edad de las circunnavegaciones fue la época de la imagen del mundo, pero también la de la imprenta y el libro: mapas, derroteros y atlas, cuadernos de bitácora, diarios, literatura de viajes y, naturalmente, bibliotecas. Al fin y al cabo, ¿qué es una biblioteca sino un pequeño microcosmos, un lugar donde recorrer y perderse por estrechos y laberintos? Una exposición en la Biblioteca Nacional de España ...[Leer más]

  • La naturaleza de las cosas

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Una jaula se transforma en una nube, un cubo de hielo en un regalo, notas de músicas caen como ramas de un árbol, un cactus hecho de piedras... Chema Madoz juega con elementos de lo cotidiano y con la Naturaleza, en fotografías que interpelan y sorprenden al espectador con una nueva visión del mundo. El artista crea objetos nuevos, inventa combinaciones inesperadas, piensa asociaciones insólitas. Muestra la fragilidad de la vida. Su trabajo puede verse hasta el 1 de marzo en una ...[Leer más]

  • Ganges, el río Sagrado

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    El artista Luis Sáez ha remontado el Ganges desde su desembocadura en Calcuta hasta Gangotri, al pie del glaciar en que brotan sus fuentes, para mostrar su desbordante espiritualidad en una exposición abierta al público hasta el 9 de febrero en el Museo Nacional de Antropología. Siempre sin abandonar los márgenes del río, las fotografías hacen escala en algunos de los lugares más señalados para las diferentes religiones de la India: Bodhgaya, donde se halla el árbol bajo el cual Buda ...[Leer más]

Histórico noticias

Libros sobre India




Un whisky para ver tigres

Unos hombres montaraces, una botella de malta y un equipo de documentalistas español basta para rodar el apareamiento de los tigres de Bengala en la selva mágica de Kanha. La jungla espesa de los libros de Rudyard Kipling hoy está amenazada por el desastre ecológico indio.

7 de diciembre de 2015

Habíamos llegado a Kanha con la misión de rodar tigres. Un par de años atrás, aprovechando unas vacaciones con amigos, había localizado el mejor lugar de India para hacerlo. La emoción se palpaba en el ambiente. Más sabiendo que, a la manera española, nuestros recursos económicos nos permitirían rodar únicamente durante un mes. Era una misión casi imposible. Pero en aquel momento daba igual. Volvíamos a India y nos internábamos en las selvas de Kipling, la jungla de nuestros sueños de infancia, un espejismo dentro de un país de naturaleza devastada por una población en crecimiento imparable.

Viaje a India

Fernando González Sitges.

Poco después de descargar los equipos, duchados y exhaustos, nos acercamos al fuego de campamento para descubrir que un equipo de la BBC llevaba ya un año y medio rodando en aquella selva para un especial sobre tigres. Intentando disimular nuestra envidia sin ningún éxito, entablamos conversación con el cámara, el más simpático y abierto del equipo inglés que, curiosamente, resulto ser norteamericano. Así nos enteramos que ya habían rodado tigres cazando, nadando, peleando… Casi lo habían grabado todo de los tigres. Sólo les quedaba el apareamiento.

El director del equipo, un estirado inglés de aspecto poco campestre, se dignó a participar en nuestra conversación: “Es casi imposible grabar el apareamiento. Por eso nadie lo ha conseguido hasta la fecha –sentenció grave–. Los tigres son muy nerviosos y esos mahouts, los conductores de elefantes, no son precisamente silenciosos cuando nos acercan al lugar en el que presumiblemente se aparean. Esos hombres son desesperantes. Lo hemos intentado durante semanas. Pero ustedes… ¿cuánto tiempo piensan quedarse?”

Las miradas que nos cruzamos debieron contestarle la pregunta. Mis cobardes compañeros se refugiaron detrás de sus vasos dando grandes tragos al whisky. “Alrededor de un mes –contesté con evidente vergüenza–. Es todo lo que podemos dedicarle”.

El inglés, que, aunque antipático, era educado, levantó una ceja de modo apenas perceptible, bebió un mínimo trago de su copa, comentó un escueto “vaya” y, levantándose, dijo que estaba cansado, pidió disculpas y desapareció.

Aquella noche volvimos junto a la hoguera después de cenar. Los sonidos nocturnos de la jungla nos arrullaban mientras una espiral de pavesas se elevaba hacia el cielo como luciérnagas que treparan por la silueta oscura de gigantescos sal, los grandes árboles de India. Todos disfrutábamos del momento, pero sabíamos que nuestro objetivo se presentaba más que difícil. Pensábamos, como tantas veces, qué poco se valoran los documentales en España y qué poco se invierte en ellos. Los ingleses llevaban año y medio y no habían podido rodar el apareamiento de los tigres. Nosotros, con un mes, rezábamos para poder grabar algún felino, aunque fuera caminando por una pista del parque.

Viaje a India

Fernando González Sitges.

A la mañana siguiente, con un entusiasmo desbordante que hacía olvidar nuestras limitaciones, nos internamos en el parque en busca de los mahouts. Si había alguna posibilidad de ver un tigre en los días que íbamos a pasar en Kanha, sería adentrándonos en la selva a lomos de elefantes, el único vehículo capaz de penetrar la espesura de aquella jungla legendaria.

Llegamos al campamento de los mahouts y su jefe salió a nuestro encuentro. Era un hombre enjuto, apergaminado; de esas personas que parecen talladas por el viento y la intemperie. Con un diminuto cigarrillo entre los labios y un turbante que le daba un toque de exotismo y dignidad, el conductor de los elefantes se presentó invitándonos a sentarnos en un tronco caído junto a una pequeña hoguera. Allí nos acomodamos y compartimos con él un té bastante mejorable. Mientras bebía aquella leche especiada donde flotaban grumos inquietantes, no dejaba de pensar en las maravillas que habría visto nuestro anfitrión. Más que un tratado de zoología la experiencia de las gentes que viven en el interior de la naturaleza salvaje siempre resulta la mejor guía para saber dónde y cuándo rodar animales.

Acabadas las presentaciones entablamos una animada conversación sobre la selva. El mahout nos contaba historias de tigres y de otros grandes animales de Kanha. Nos habló de devoradores de hombres, de furtivos, de la época de la colonia inglesa, del desastre ecológico de su país… La reunión se fue animando y Pablo, nuestro productor de campo, que ya es experto en estas lides, sacó una botella de whisky que cargaba desde el duty free del aeropuerto. Los españoles no tenemos presupuesto para los documentales, pero tenemos nuestros propios medios de sacarle el máximo partido al poco tiempo de que disponemos. Y una botella a tiempo, en el momento oportuno, puede obrar milagros.

El mahout vio la botella, hizo un gesto hacia sus hombres y, al ver que consentíamos compartir el whisky con quien quisiera, les hizo acercarse. Todos bebimos alegremente, brindando por el encuentro. Ya con la botella moribunda decidimos abordar a nuestro nuevo amigo confesándole todos nuestros miedos: “Querríamos poder rodar algún tigre. Sólo tenemos un mes para rodar toda la fauna del parque pero el programa se centra, sobre todo, en los tigres”. El mahout no se inmutó en lo más mínimo. Encendió otro de sus apestosos pitillos verdes y siguió escuchando. “Los ingleses de la BBC nos han dicho que llevan un año y medio y aún no han podido ver el apareamiento. Pero a nosotros nos valdría con poder grabar algunos tigres; aunque no hagan nada”. Nuestro anfitrión sonrió con malicia. “Ese inglés no sabe nada. Se cree que sigue en la colonia. ¿Queréis ver aparearse a los tigres? –con una pausa teatral el hombre dio un largo trago a su whisky. Los demás mahouts se reían de la situación como si conocieran el desenlace de antemano– Pues vámonos a grabarlo. Esos tigres se pasan el día dale que te pego. Sólo es cuestión de saber dónde. Y de que nosotros queramos llevarles. ¡Vamos!”

Viaje a India

Fernando González Sitges.

Y en nuestro primer día de rodaje, aún con los precarios medios de que disponíamos, gracias a unos hombres montaraces, a un whisky de malta y al carácter español, rodamos por primera vez el apareamiento de los tigres de Bengala en el interior mágico de la selva de Kanha.

rudyard kipling, tigre bengala, viaje a india

12345 (7 votos. Media: 4,71 de 5)
Loading ... Loading ...
Más información de Fernando González Sitges

Comentarios sobre  Un whisky para ver tigres

¿Qué opinas?

Comparte con nosotros tus puntos de vista. Enriquece estas miradas viajeras con las tuyas propias y haz las valoraciones y comentarios que desees. Opinar y disentir nos obliga a viajar por las ideas y el pensamiento, pero dejaremos fuera los comentarios insultantes o inadecuados.