GeoGrafía
Colaboradores +
 
Noticias en la Línea
  • China: Cinco miradas de mujer

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Cine chinoLi Yu, Ann Hui, Zhao Wei , Guo Xiaolu y Sylvia Chang han dirigido algunas de las películas más relevantes realizadas en China desde el año 2007 hasta el 2017. Casa Asia y la Fundació Institut Confuci de Barcelona les dedican un ciclo de cine, donde a lo largo del mes de junio se proyectarán las últimas obras de las directoras. La entrada es libre hasta completar aforo con inscripción previa.

  • Dibujando entre leones

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Exposición de Francisco Hernández en el Museo Nacional de Ciencias NaturalesEl ilustrador y pintor naturalista Francisco Hernández viajó al parque nacional de Etosha, en Namibia, con un objetivo claro: adentrarse en la naturaleza africana y dibujar su fauna y su flora, siguiendo el lento pero imparable peregrinaje de miles de mamíferos en busca del más preciado elemento: el agua. Sus dibujos, bocetos y pinturas pueden verse en el Museo Nacional de Ciencias Naturales hasta el 1 de septiembre.

  • Giovanni Battista Piranesi

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Giambattista Piranesi soñó siempre con ser arquitecto, pero la única obra que llegó a ejecutar fue la restauración de una pequeña iglesia en el Aventino, una de las siete colinas que dominan Roma, donde yace enterrado. Sus arquitecturas las desplegó en grabados como los que se conservan en la Biblioteca Nacional de España, expuestos hasta el 27 de septiembre para celebrar por adelantado el tercer centenario del artista italiano. Entre las muchas estampas están las celebérrimas vistas...[Leer más]

  • Himba, la tribu más bella de África

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Al noroeste de Namibia, en una vasta región denominada Kaokoland, habitan los himba, la tribu más bella de todo el continente africano. Perfectamente adaptados a un medio natural hosco y estéril, los pastores himba (unos 10.000 individuos) viven de espaldas a un mundo en constante cambio, aislados en pequeños kraales donde abrazan la forma de vida y tradiciones de sus ancestros. Su nombre, himba, significa mendigos, y su historia habla de persecuciones y expolios por parte de otras ...[Leer más]

  • La biblioteca del futuro

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    El bosque de Nordmarka, al norte de Oslo, será en 2114 la Framtidsbiblioteket, la biblioteca del futuro. La madera de sus árboles se convertirá en papel para imprimir una antología de cien libros inéditos, que nadie podrá leer hasta ese momento. El proyecto, creado por la artista escocesa Katie Paterson, va sumando cada año una obra nueva: Margaret Atwood fue la primera que en 2014 entregó un manuscrito, del que solo se ha desvelado el título; tras ella han presentado textos David ...[Leer más]

Histórico noticias



Una expedición literaria a la Antártida

Al tiempo que describe la soledad de un viaje por la Patagonia hasta aterrizar en la Antártida, el escritor Daniele Del Giudice nos da a conocer a algunas de las personas que se aventuraron a finales del siglo XIX en el único paraje blanco que queda en el mapa del mundo.

5 de octubre de 2016

De aquel mapa que contemplaba el Joseph Conrad adolescente, ese con tantos espacios en blanco, con tanto territorio por descubrir, apenas queda nada. Algunos valles del Himalaya, un rincón del Tíbet, el barrio más peligroso de Baltimore… Pero, por encima de ellos, siempre estará el verdadero territorio blanco, la Antártida. Apenas habitada por unos pingüinos y una docena de científicos, preparados para soportar el invierno con el mismo rigor con que se preparan los astronautas, siempre será un territorio virgen. En cuanto alguien acabe de dejar su huella, esta desaparecerá barrida por una tormenta. Ir al territorio helado es ir a sufrir. Y el reconocimiento no recompensa tanto esfuerzo. La cuestión, entonces, es ¿por qué viajar a la Antártida?

Daniele Del Giudice (Roma, 1949) se embarca en esa dirección con el propósito de responder a una pregunta sin respuesta. Su viaje obedece a un homenaje al valor. Aparenta ser una travesía en solitario por el sur de la Patagonia y por algunos recodos del continente helado, pues en solitario será como reconozca el alma de quienes exploraron esos territorios, jugándose el pescuezo por tierra, mar y aire, a finales del siglo XIX. De hecho, cuando cambia el relato, para dejar de dar testimonio de su ruta y reflejar la biografía de los aventureros de hace más de cien años, mantiene la narración en primera persona. Si uno no se pone en el pellejo del otro, jamás podrá comprenderle. Y aquí entramos en una confusión en la que audacia y violencia se trasladan de lado a lado de los personajes, como si se tratara de aire volando de un pulmón al otro. En cualquier caso, todos son muy temperamentales. Las reacciones parecen ser extremas.

Horizonte móviles. Daniele del Giudice. Libros de viaje.

El factor común, concluye Daniele Del Giudice, es la indiferencia por el resto del mundo, así como la indiferencia del resto del mundo por ellos. Solo existe la dureza del viaje, en distintas versiones: por las aguas del estrecho, contra la gente inhóspita, alcohólicos luchando a brazo partido con las muestras de brutalidad de la naturaleza. Los relatos se suceden en forma de diario de a bordo, de pura narración o de estudio antropológico. Si bien este último se caracteriza por el prejuicio de tratar a los indios fueguinos como inferiores al hombre, por no vivir bajo la sombra de la cruz. Así pues, hay algo de exilio en esta forma de aventura. Hasta el punto de que parece que les importa bien poco sus propias vidas. Lo que prevalece es vivir al límite. O a los límites, pues en cada episodio, en cada capítulo, Del Giudice maneja un centro de interés diferente.

Así, con mucha soltura, va desgranando eso que llamaremos tribulaciones, por usar un eufemismo, hasta que él llega a la Antártida y la conoce de primera mano. En los últimos párrafos quita el suelo de debajo de los pies del lector: la Antártida no es esa estampa blanca con el cielo azul; el paso de los humanos por allí no es nada romántico. Nos limitamos a negar lo que uno espera o desea, pero si alguien quiere conocer las reflexiones finales ante el único paraje blanco que queda en el mapa del mundo, deberá llegar al final de este libro. No será difícil, pues Daniele Del Giudice conoce los recursos para captar la atención del lector.

Daniele Del Giudice, Horizonte móvil, libros de viaje, literatura de viaje, Tierra del fuego, viaje a la antartida, viaje a la patagonia

12345 (2 votos. Media: 4,50 de 5)
Loading ... Loading ...
Más información de Ricardo Martínez Llorca

Libros relacionados con  Una expedición literaria a la Antártida

Comentarios sobre  Una expedición literaria a la Antártida

¿Qué opinas?

Comparte con nosotros tus puntos de vista. Enriquece estas miradas viajeras con las tuyas propias y haz las valoraciones y comentarios que desees. Opinar y disentir nos obliga a viajar por las ideas y el pensamiento, pero dejaremos fuera los comentarios insultantes o inadecuados.