GeoGrafía
Colaboradores +
 
Noticias en la Línea
  • Cartografiando la Luna

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    The Map House, LondonTrescientos años antes de que los estadounidenses llegaran a la Luna, un sacerdote y erudito alemán, Athanasius Kircher, dibujó un mapa de la cara visible de nuestro satélite. Este y otros tesoros pueden verse en una exposición que explora la historia de la cartografía lunar y celeste: The Mapping of the Moon: 1669-1969, hasta el 21 de agosto en la Map House de Londres.

  • Los marroquíes de Leila Alaoui

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    La fotógrafa y vídeo-artista Leila Alaoui (1982-2016) falleció trágicamente víctima de las heridas sufridas tras el atentado de Uagadugú, en Burkina Faso, el 15 de enero de 2016, cuando trabajaba en un reportaje sobre la condición de la mujer, por encargo de Amnistía Internacional. Una exposición en la Casa Árabe de Madrid homenajea su trayectoria y compromiso vital mostrando treinta retratos realizados por la autora en entornos rurales de Marruecos. Abierta al público hasta el 22 ...[Leer más]

  • Hannah Collins y Hassan Fathy

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    El arquitecto Hassan Fathy (1900-1989) pensó sus ciudades como proyectos casi utópicos, utilizando diseños y materiales tradicionales para las clases más humildes, con trabajos tan ambiciosos como el de Nueva Gourna, una villa en Luxor hecha de belleza y barro, concebida para una sociedad sostenible; la población, sin embargo, nunca acabó de aceptar la propuesta y las casas de adobe se fundieron con autoconstrucciones modernas.  La artista británica Hannah Collins rescata la ...[Leer más]

  • Libros raros chinos online

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    La Biblioteca del Congreso de Estados Unidos ha digitalizado su colección de libros raros chinos. Más de mil obras anteriores a 1796, algunas de las cuales se remontan al siglo XI, son ya accesibles desde su página web: sutras budistas, mapas antiguos, textos sobre remedios médicos... y acuarelas que representan la vida en Taiwan antes de la llegada de los colonos Han. Debido a las dificultades de conservación, parte de esta colección no puede exponerse al público, por lo que la ...[Leer más]

  • China: Cinco miradas de mujer

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Cine chinoLi Yu, Ann Hui, Zhao Wei , Guo Xiaolu y Sylvia Chang han dirigido algunas de las películas más relevantes realizadas en China desde el año 2007 hasta el 2017. Casa Asia y la Fundació Institut Confuci de Barcelona les dedican un ciclo de cine, donde a lo largo del mes de junio se proyectarán las últimas obras de las directoras. La entrada es libre hasta completar aforo con inscripción previa.

Histórico noticias



Viajar a pie

‘La carretera’ es una novela post-apocalíptica de ciencia ficción galardonada con el Premio Pulitzer en la que el escritor estadounidense Cormac McCarthy narra el viaje emprendido por un padre y un hijo para salvar sus vidas en un mundo desolado y deshumanizado hasta el horror.

3 de octubre de 2016

Cormac McCarthy dijo en una ocasión: “La esencia de la literatura es la tragedia. No se aprende mucho de las cosas buenas que suceden”. La frase es sin duda interesante, puede ser un buen motivo de debate, puede ser muchas cosas; pero, sobre todo, es cierta y, tras leer La Carretera, uno se da cuenta de que es en este libro –y tal vez en todos los del autor– donde sus palabras toman cuerpo y cobran visos de realidad.

Conocemos, nada más comenzar el libro, a un padre y su hijo que, en un mundo que ha sufrido una hecatombe –puede que un desastre nuclear– viajan y están sometidos a un desafío importante, el de seguir vivos al menos un día más. Caminan por un paisaje apocalíptico, pero no apreciamos ningún hechizo en la catástrofe, sino el terror de lo que es posible. Se mueven, van de una parte a otra, pero tienen la certeza de que no avanzan o, al menos, de que no alcanzan nada que les salve, y lo peor es que lo saben. Encaminan sus pasos hacia el sur, hacia el mar, pero cada vez que alcanzan un objetivo, el premio cruel es la nada y sólo el punto de partida para otro largo trayecto al final del cual tampoco hallarán consuelo… ni descanso, porque de lo que en realidad habla este libro es de cuando las cosas sí son lo que parece y eso a lo que llamamos el porvenir no existe, o –lo que todavía sería peor– es demasiado sombrío como para que seamos capaces de mirarle a la cara sin estremecernos.

Libros de viaje.

Además, en el libro apenas hay tensión, ni terror tampoco, y no porque la situación no lo merezca, sino porque el espacio de estos dos elementos está ocupado por la angustia y por una desesperanza que crece a cada letra. Mientras leo puedo verles, cubiertos de harapos, siempre mojados y helados, huyendo de otros supervivientes que puede que se hayan vuelto caníbales. Huyendo siempre de algo aunque no sepan muy bien de qué. No hay lugar seguro, nadie está protegido, nadie a salvo del todo. Solamente conservan, entre los recuerdos, el rastro borroso de una vida que, por lo visto, fue mejor, pero que ahora es un paraíso inalcanzable y que tampoco les sirve de consuelo. Los dos, inmersos en la misma tarea a pesar de los años que les separan. El padre, trabajador hasta la extenuación, firme, pensando en cada detalle, un hombre al que no le falta valor pero sí futuro, que aprovecha cada gota de lo que encuentra pero está sumergido en la humillación de quien sabe que morirá dejando a su pequeño solo e indefenso, que no será capaz de defender a su hijo y que habrá de dejarlo, a merced de los acontecimientos, en manos ajenas. Un hombre bueno, guiado por el único propósito de sobrevivir y salvar a su hijo, a ese pobre chico que confía ciegamente en su padre y que conserva referencias morales, que en medio del caos aún pregunta: ¿Somos los buenos, papá? Nosotros somos los buenos ¿no? Y que al interrogarse parece obligar a los lectores a responder que los buenos son los que no abandonan a los suyos, los que luchan hasta el final por defenderlos  y después –inocentes– mueren sin saber por qué. Y, desde luego, dan ganas de tranquilizarle, de regalarle un poco de sosiego y de consuelo diciéndole que ellos, sin duda, están del lado de los buenos y son justos… Y también víctimas.

Mientras tanto, a su padre estas preguntas le llegan tarde, no contesta porque no puede. Al héroe sólo le resta escupir sangre y llegar al final, a la nada. Después, el vacío y un niño perdido en un desierto gélido y hostil.

cormac mcCarthy, la carretera, libros de viaje, literatura de viaje, on the road, viajes por carretera

12345 (3 votos. Media: 4,00 de 5)
Loading ... Loading ...
Más información de Jokin Azketa

Libros relacionados con  Viajar a pie

Comentarios sobre  Viajar a pie

¿Qué opinas?

Comparte con nosotros tus puntos de vista. Enriquece estas miradas viajeras con las tuyas propias y haz las valoraciones y comentarios que desees. Opinar y disentir nos obliga a viajar por las ideas y el pensamiento, pero dejaremos fuera los comentarios insultantes o inadecuados.