Azímut

GeoGrafía
Colaboradores +
 
Nos gusta este libro

Imagen de la India

JULIAN MARIAS

Editorial: LA LINEA DEL HORIZONTE EDICIONES
Lugar: ESPAÑA
Año: 0
Páginas: 112
Idioma: CASTELLANO
Encuadernación: Tapa blanda

COMPRAR
Finales de los cincuenta. ¿Quién sabía algo de India? Los hippies españoles, que veinte años después aparecieron por ahí, aún no habían nacido, pero era el país con el que había soñado Julián Marías desde niño y la ocasión le llevó hasta ese fascinante país gracias a un congreso de Filosofía. Marías abre los ojos de par en par. Todo le interesa, todo le conmueve y en ese primer acercamiento ya da cuenta de manera sencilla, como un viajero más, de los grandes temas que conforman una sociedad tan compleja y distinta. Un texto que no ha perdido la frescura con la que fue escrito y que podría pertenecer a un viajero sensible de hoy día.
Noticias en la Línea
  • Yōkai, iconografía de lo fantástico

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Los yōkai (monstruos japoneses) son las criaturas mitológicas por excelencia de la fantasía nipona, nacidas del temor a la Naturaleza, de la necesidad de explicar lo inexplicable y del poder de la imaginación. Además de los protagonistas de una exposición que hasta el 23 de septiembre puede verse en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, donde se exhiben rollos horizontales ilustrados emakimono, grabados ukiyo-e, pequeñas cajas inro, kimonos y un largo etcétera que nos...[Leer más]

  • IndiaIndie

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Un pintalabios bajo mi burka es la película que el gobierno indio trató de vetar por resultar “demasiado orientada hacia las mujeres" y por mostrar "escenas de sexo contagiosas”. Pero la tozudez de su directora, Alankrita Shrivastava, ganó la batalla a la censura y, finalmente, su historia de liberación feminista pudo proyectarse en las salas de su país. El film es uno de los que podrán verse en IndiaIndie, la muestra de cine independiente que Casa India ha programado del 10 al 14 de ...[Leer más]

  • Wanderlust

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    «Errar perezosamente por el bosque y por el campo; tomar esto y aquello, tan pronto una flor como una rama; coger las hierbas al ocaso, observar mil y mil veces las mismas cosas y siempre con el mismo interés...» Jean-Jacques Rousseau era uno de aquellos románticos del XVIII para quienes el deambular por la naturaleza representaba una forma a la vez sensorial y física de apropiarse del mundo y encontrarse con uno mismo. Una exposición en la Antigua Galería Nacional de Berlín nos ...[Leer más]

  • Allá lejos y hace tiempo

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Antes de que la madurez y el viaje transoceánico lo alejaran de la tierra donde nació y lo llevaran a Inglaterra, hogar de sus primitivos orígenes familiares, William Henry Hudson había pasado lo que años más tarde llamaría la época más feliz de su vida en Argentina. Así lo reflejó hace ahora cien años en Far Away and Long Ago. A History of my Early Life (1918), vagabundeando por sus antiguas querencias de infancia como ya lo había hecho en otros de sus textos (Días de ocio en la ...[Leer más]

  • El mundo visto desde Asia

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Todo es cuestión de perspectiva. Basta con cambiar nuestra posición sobre el plano para que el mundo en el que vivimos parezca otro completamente distinto. Los primeros cartógrafos budistas colocaban el Himalaya en el ombligo del universo, allá donde se localizaba Jerusalén para un europeo. Tampoco parece la misma Tierra aquella que exploró el almirante Zheng He (1371-1433) o el monje Xuanzang (602-664) en su célebre peregrinación hacia el Oeste. Así, durante siglos los mappae mundi ...[Leer más]

Histórico noticias

La Línea del Horizonte Ediciones




Viaje a Botswana

Navegar en mokoro por los frondosos canales del rio Okavango; ver cocodrilos en excursiones nocturnas, pasear cual bosquimanos entre preciosos baobabs, remojarse en las cataratas Victoria, pasarse por el Stanley Pub a tomarse unas copas y contemplar atardeceres de esos que sólo se dan en África.

13 de julio de 2015

Enero de 2014. FITUR, Feria de Turismo de Madrid. Mañana insulsa, mucho parloteo y poco más. Al medio día me cruzo en uno de los pasillos del pabellón 4 con mi buen amigo Gonzalo Cordero: “¿Te vienes a Botswana?”, me suelta a modo de saludo. Para determinados asuntos soy fácil de convencer, así que, tras unos escasos minutos de conversación donde Gonzalo me explica los pormenores del viaje, la decisión está tomada: me marcho con ellos. No conozco el país africano; las fechas, finales de febrero, son buenas para mí; los compañeros de viaje, excelentes, y el itinerario sugerente y atractivo. No se puede pedir más.

Cuadernos de viaje

Desde hace ya unos cuantos años, cada vez hago menos fotos en los viajes. No sé qué me pasó, pero se acabó aquello de cargar con un par de cámaras,  diversos objetivos, trípode, flash y decenas de carretes. Sé que las nuevas cámaras facilitan mucho todo este proceso, pero yo simplemente me retiré; ahora llevo una pequeña y antigua, muy antigua, cámara digital con la que tan sólo hago algunas pocas fotos de recuerdo. En cambio, cada vez dedico más tiempo y energías a los cuadernos de viaje. Siempre los hice, pero con los años, al igual que yo, han ido cambiando. Al principio eran tan sólo unas pequeñas libretas donde anotaba datos prácticos, direcciones, distancias, precios… Más tarde me fui animando y se fueron haciendo más personales. En sus páginas iba relatando mis propias experiencias, descripciones paisajísticas; es decir, un proceso mucho más creativo y literario. Ahora, en este momento, concibo los cuadernos de viaje como pequeñas obras de arte e intento mezclar en sus páginas  escritura, pintura, collages y todo aquello que se me ocurre. Obviamente, los hago sobre el terreno, lo cual requiere mucho tiempo y cargar, al igual que otros lo hacen con un tremendo botiquín o con latas de comida y embutidos,  con un bolso lleno de rotuladores de colores, pinturas de cera, tijeras, pegamento, cinta adhesiva, etc.

Cuadernos de viaje

Cuadernos de viaje

En este primer cuaderno que muestro en La línea del Horizonte, os enseño tan sólo unas pocas páginas. Hay muchas más; pero para poder verlas no vale sólo con darle a una tecla del ordenador: se requiere una conversación y unas cervezas. Lanzado el órdago ¿alguien lo recoge?

Cuadernos de viaje

Cuadernos de viaje

De este periplo africano hay bastantes cosas que contar y la mayoría están plasmadas en el cuaderno. Muchas horas de vuelo y en la mochila buenos libros para leer. No soy de los que se entretiene viendo películas en los aviones; siempre me acabo durmiendo. Aterrizaje en Johannesburgo y, aunque no es desde luego una ciudad muy atractiva, tuve la oportunidad de recorrer el barrio de Soweto; buenas carnes y mejores vinos sudafricanos en la primera cena en el continente negro; al día siguiente, sobrevuelo en avioneta  del sur del delta del Okavango; noche en casa bote y millones de estrellas en el cielo; navegación en mokoro por los numerosos y frondosos canales del rio Okavango; espectaculares campamentos, frías cervezas; excursiones nocturnas para ver cocodrilos, bosquimanos; paseos entre decenas de preciosos baobabs, atardeceres de película de esos que solo se pueden ver en África; pájaros, elefantes, jirafas, cebras; navegación en barco por el rio Chobe, hipopótamos; el legendario The Victoria Falls Hotel; remojón en las Cataratas Victoria, monos ladrones, sobrevuelo en  helicóptero de las cataratas , copas en el Stanley Pub

Cuadernos de viaje

Cuadernos de viaje

Por cierto, a la vuelta me enganche con los libros de Alexander McCall Smith; no son fáciles de encontrar, pero merece la pena intentarlo para seguir los pasos de Precious Ramotswe, la mejor y más conocida detective privada de Botswana.

cuadernos de viaje, viaje a botswana

12345 (2 votos. Media: 4,50 de 5)
Loading ... Loading ...
Más información de José Luis Angulo

Comentarios sobre  Viaje a Botswana

¿Qué opinas?

Comparte con nosotros tus puntos de vista. Enriquece estas miradas viajeras con las tuyas propias y haz las valoraciones y comentarios que desees. Opinar y disentir nos obliga a viajar por las ideas y el pensamiento, pero dejaremos fuera los comentarios insultantes o inadecuados.

  • 12 de octubre de 2015 a las 17:00

    Me ha encantado tu apuesta y la de esta blog por el cuaderno de viaje. Este curso voy a hacer un experimento metodológico con mi alumnado de 1º Bachillerato de Arte, en una nueva materia que se denomina Fundamentos del Arte. Vamos a confeccionar para cada tema un cuaderno de seis páginas desplegables. De esta forma cada tema de la historia del arte será para nosotros un auténtico viaje por la Historia, de la que dejaremos un rastro gráfico.Voy a sugerir (con vuestro permiso) este blog y esta entrada a mi alumnado para que se famirialiicen con el concepto de cuaderno de viaje.

    Por Gabriel de la Riva Pérez
  • Pingback: El Universo y yo en Botswana | La Línea del Horizonte