Azímut

GeoGrafía
Colaboradores +
 
Nos gusta este libro

Imagen de la India

JULIAN MARIAS

Editorial: LA LINEA DEL HORIZONTE EDICIONES
Lugar: ESPAÑA
Año: 0
Páginas: 112
Idioma: CASTELLANO
Encuadernación: Tapa blanda

COMPRAR
Finales de los cincuenta. ¿Quién sabía algo de India? Los hippies españoles, que veinte años después aparecieron por ahí, aún no habían nacido, pero era el país con el que había soñado Julián Marías desde niño y la ocasión le llevó hasta ese fascinante país gracias a un congreso de Filosofía. Marías abre los ojos de par en par. Todo le interesa, todo le conmueve y en ese primer acercamiento ya da cuenta de manera sencilla, como un viajero más, de los grandes temas que conforman una sociedad tan compleja y distinta. Un texto que no ha perdido la frescura con la que fue escrito y que podría pertenecer a un viajero sensible de hoy día.
Noticias en la Línea
  • Yōkai, iconografía de lo fantástico

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Los yōkai (monstruos japoneses) son las criaturas mitológicas por excelencia de la fantasía nipona, nacidas del temor a la Naturaleza, de la necesidad de explicar lo inexplicable y del poder de la imaginación. Además de los protagonistas de una exposición que hasta el 23 de septiembre puede verse en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, donde se exhiben rollos horizontales ilustrados emakimono, grabados ukiyo-e, pequeñas cajas inro, kimonos y un largo etcétera que nos...[Leer más]

  • IndiaIndie

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Un pintalabios bajo mi burka es la película que el gobierno indio trató de vetar por resultar “demasiado orientada hacia las mujeres" y por mostrar "escenas de sexo contagiosas”. Pero la tozudez de su directora, Alankrita Shrivastava, ganó la batalla a la censura y, finalmente, su historia de liberación feminista pudo proyectarse en las salas de su país. El film es uno de los que podrán verse en IndiaIndie, la muestra de cine independiente que Casa India ha programado del 10 al 14 de ...[Leer más]

  • Wanderlust

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    «Errar perezosamente por el bosque y por el campo; tomar esto y aquello, tan pronto una flor como una rama; coger las hierbas al ocaso, observar mil y mil veces las mismas cosas y siempre con el mismo interés...» Jean-Jacques Rousseau era uno de aquellos románticos del XVIII para quienes el deambular por la naturaleza representaba una forma a la vez sensorial y física de apropiarse del mundo y encontrarse con uno mismo. Una exposición en la Antigua Galería Nacional de Berlín nos ...[Leer más]

  • Allá lejos y hace tiempo

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Antes de que la madurez y el viaje transoceánico lo alejaran de la tierra donde nació y lo llevaran a Inglaterra, hogar de sus primitivos orígenes familiares, William Henry Hudson había pasado lo que años más tarde llamaría la época más feliz de su vida en Argentina. Así lo reflejó hace ahora cien años en Far Away and Long Ago. A History of my Early Life (1918), vagabundeando por sus antiguas querencias de infancia como ya lo había hecho en otros de sus textos (Días de ocio en la ...[Leer más]

  • El mundo visto desde Asia

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Todo es cuestión de perspectiva. Basta con cambiar nuestra posición sobre el plano para que el mundo en el que vivimos parezca otro completamente distinto. Los primeros cartógrafos budistas colocaban el Himalaya en el ombligo del universo, allá donde se localizaba Jerusalén para un europeo. Tampoco parece la misma Tierra aquella que exploró el almirante Zheng He (1371-1433) o el monje Xuanzang (602-664) en su célebre peregrinación hacia el Oeste. Así, durante siglos los mappae mundi ...[Leer más]

Histórico noticias

La Línea del Horizonte Ediciones




Viaje a Bután

Bután es un reino de gran belleza en el corazón del Himalaya, anclado en la Edad Media en algunos aspectos, pero de una modernidad extrema en otros. Lo más importante para ellos no es el dinero, sino la felicidad, que se consigue con la protección del medio ambiente, la cultura y la salud pública.

26 de noviembre de 2015

¡Qué buen karma debes de tener!, exclamó uno de los lamas del Monasterio Thamshing cuando le conté que aquella era mi segunda visita a Bután, el reino del dragón.

Cuadernos de viaje

Para el mundo budista la ley del karma, causa y efecto se cumple inexorablemente; quizá no en esta misma vida, pero sí en las siguientes a través de nuestras próximas reencarnaciones. Nuestras buenas acciones y actos de compasión se verán sin duda recompensadas y las malas o negativas también tendrán su efecto. Por lo tanto, parece que yo, en esta o en vidas anteriores, había sido una buena persona y una de mis  recompensas era poder viajar por este pequeño país de gran belleza situado en el corazón del Himalaya y que debido a los impuestos tan altos que el gobierno butanés implementa al turismo hace que sea muy poco visitado.

Cuadernos de viaje

En un país tan pequeño y con pocas o nulas influencias del exterior, al menos hasta hace poco, se optó por recibir menos turismo pero con precios más elevados. Quizá no sea una mala política teniendo en cuenta que los butaneses no pagan impuestos y que todo el dinero recaudado por el turismo va destinado a facilitar sanidad y escolaridad gratuita a sus habitantes y también a la construcción de las infraestructuras del reino, como carreteras, aeropuertos, etc. Cualquier visita por Bután será organizada, no se puede viajar por libre; pero lejos de ser un problema es quizá la mejor forma de recorrer un país donde todavía no hay demasiadas infraestructuras turísticas.

Sin duda, Bután es un reino singular, en algunos aspectos está anclado en la Edad Media, con un rey, Jigme Khesar Namgyel Wangchck, y su esposa, la reina Jetsun Pema, queridos por su pueblo; en cambio, en otros aspectos son de una modernidad extrema que busca sobre todo la felicidad de sus habitantes.

Cuadernos de viaje

Lo más importante no es el dinero, sino el bienestar y la prosperidad solidaria; es decir, conseguir como Estado que sus habitantes tengan unos índices altos de Felicidad Interior Bruta (FIB) y que se conseguirán: por la protección del medio ambiente, ya que la naturaleza y los recursos naturales son algo heredado y que deberemos dejar igual o mejor a futuras generaciones; por la salud pública, y también por la promoción y cuidado del patrimonio cultural. No se trata de producir y consumir cada vez más. La felicidad tal como indica el budismo, religión que profesa la mayoría de los butaneses, no es algo utópico sino algo real y fácil de conseguir cuando no todo está basado en la economía y en la renta per cápita. Pero no sólo por ser Bután uno de los países con mayor índice de felicidad del mundo –en una reciente encuesta, el 52% de los butaneses declaró sentirse feliz, el 45%  muy feliz y tan sólo un 3% dijo no serlo–, sino por algunas otras particularidades que hacen que viajar por este montañoso país sea un descubrimiento y un disfrute pleno. Vayan aquí algunos ligeros apuntes.

Cuadernos de viaje

Cómo no disfrutar de un país rodeado de bellas montañas nevadas; aunque no es posible efectuar ascensos a montañas de más de 6.000 metros, ya que éstas no deben ser perturbadas, pues son la morada de los dioses, de observar el takin, animal nacional que parece una mezcla de cabeza de cabra, nariz de alce, cuerpo de vaca y orejas de caballo.

Cuadernos de viaje

Cuadernos de viaje

Disfrutar de sus sólidas y majestuosas  construcciones, llamadas dzong; de las competiciones de tiro con arco, el deporte nacional; de ver todavía a mucha gente vistiendo el traje tradicional, el gho, una especie de batín para los varones, y la kira o falda para las mujeres; de asistir a los maravillosos y coloristas festivales donde se concentra todo el pueblo y donde decenas de danzantes que, vestidos con sus mejores galas y cubiertos con preciosas máscaras, realizarán intrincados bailes; de pasear por sus infinitos bosques; de visitar preciosos y antiguos monasterios budistas repletos de imágenes y pinturas e incluso participar en alguna de las ceremonias que a diario celebran los monjes y lamas.

Cuadernos de viaje

Éste es quizá mi sitio favorito: efectuar a pie, aunque también se puede efectuar a caballo, el ascenso al monasterio de Taktshang o Nido del Tigre.

Cuadernos de viaje

Colgado literalmente de la montaña, a 3.100 metros de altitud en el valle de Paro, fue aquí donde, según cuenta la leyenda, llegó Guru Rimpoche, Padmasanbava, en el siglo VIII a lomos de una tigresa voladora.

Cuadernos de viaje

Este insigne y reconocido maestro es venerado por el budismo, ya que fue él quien introdujo el dharma, las sagradas enseñanzas de Buda, en el Tíbet desde India. El camino es largo y empinado, pero sin duda el esfuerzo merecerá la pena. Ojalá mi karma sea tan bueno que me permita viajar de nuevo en esta vida a este sagrado enclave.

Cuadernos de viaje

Por cierto, si viajáis al país y veis un anuncio en la televisión butanesa protagonizado por su más famoso actor, Chencho Dorji y dos occidentales, mi esposa Pia y yo, sobre seguros de trekking, es una señal más que nos muestra que los caminos del karma son infinitos. En otra ocasión os contaré esta linda experiencia cinematográfica.

Cuadernos de viaje

cuadernos de viaje, felicidad, Himalaya, viaje a bután

12345 (1 votos. Media: 3,00 de 5)
Loading ... Loading ...
Más información de José Luis Angulo

Comentarios sobre  Viaje a Bután

¿Qué opinas?

Comparte con nosotros tus puntos de vista. Enriquece estas miradas viajeras con las tuyas propias y haz las valoraciones y comentarios que desees. Opinar y disentir nos obliga a viajar por las ideas y el pensamiento, pero dejaremos fuera los comentarios insultantes o inadecuados.

  • 26 de noviembre de 2015 a las 11:03

    ¡¡¡Me encantaría viajar a este paradisíaco lugar!!!

    Por Edita
  • 14 de febrero de 2016 a las 15:31

    Me han encantado ver los dibujos y los apuntes del libro del viaje, en abril visito este país y si antes tenía ganas ahora mucho más. Gracias por compartirlo

    Por Gema