GeoGrafía
Colaboradores +
 
Noticias en la Línea
  • Magallanes, Elcano y la vuelta al mundo

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    ExposicionesEl mundo no volvió a ser el mismo después de esta expedición. Doscientos treinta y nueve hombres y cinco naos partieron de Sevilla en 1519 en busca de una ruta por el oeste hacia la Especiería. Tres años después, regresaron dieciocho hombres y una nao, después de haber dado la vuelta al mundo. El Museo Naval de Madrid se une a la celebración del quincentario con la exposición Fuimos los primeros. Magallanes, Elcano y la Vuelta al Mundo, abierta al público desde el 20 de septiembre.

  • Nómadas de Altái

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Las comunidades nómadas kazajas del norte de Sinkiang migran anualmente hasta mil kilómetros de distancia, constituyendo uno de los movimientos estacionales más largos de Asia Central. Realizan dos viajes al año: pasan los meses de frío en un lugar fijo, resguardado del viento o en la orilla de un río, y en primavera parten hacia los pastos de verano, en el macizo Altái, en lugares más elevados y frescos. Al llegar el otoño, vuelven a sus asentamientos de invierno. Desplazamientos ...[Leer más]

  • Cartografiando la Luna

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    The Map House, LondonTrescientos años antes de que los estadounidenses llegaran a la Luna, un sacerdote y erudito alemán, Athanasius Kircher, dibujó un mapa de la cara visible de nuestro satélite. Este y otros tesoros pueden verse en una exposición que explora la historia de la cartografía lunar y celeste: The Mapping of the Moon: 1669-1969, hasta el 21 de agosto en la Map House de Londres.

  • Los marroquíes de Leila Alaoui

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    La fotógrafa y vídeo-artista Leila Alaoui (1982-2016) falleció trágicamente víctima de las heridas sufridas tras el atentado de Uagadugú, en Burkina Faso, el 15 de enero de 2016, cuando trabajaba en un reportaje sobre la condición de la mujer, por encargo de Amnistía Internacional. Una exposición en la Casa Árabe de Madrid homenajea su trayectoria y compromiso vital mostrando treinta retratos realizados por la autora en entornos rurales de Marruecos. Abierta al público hasta el 22 ...[Leer más]

  • Hannah Collins y Hassan Fathy

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    El arquitecto Hassan Fathy (1900-1989) pensó sus ciudades como proyectos casi utópicos, utilizando diseños y materiales tradicionales para las clases más humildes, con trabajos tan ambiciosos como el de Nueva Gourna, una villa en Luxor hecha de belleza y barro, concebida para una sociedad sostenible; la población, sin embargo, nunca acabó de aceptar la propuesta y las casas de adobe se fundieron con autoconstrucciones modernas.  La artista británica Hannah Collins rescata la ...[Leer más]

Histórico noticias



Viaje a los Alpes Julianos

Más allá de Italia y más abajo de Austria, los Alpes empiezan a decaer, a hacerse más humanos. Eslovenia es un paraíso natural donde se elevan hermosas montañas con desniveles feroces como el macizo del Triglav; y a sus pies, ciudades mágicas al borde de lagos de cuento como el de Bled.

24 de septiembre de 2015

Más allá de Italia y más abajo de Austria, los altivos Alpes comienzan a decaer, a hacerse más humanos acercando sus alturas a la mirada de los hombres del valle. A ese tamaño que no asusta y que anima a recorrerlos. En Eslovenia, un pequeño país de dos millones de personas, encontramos el fin de la cordillera alpina. Son los Alpes Julianos.
Los Alpes julianos comienzan en Tarvisio, con los macizos del Monte Santo di Lussari, del Jôf di Montasio y del Jôf Fuart. Después del Paso del Predil entran en territorio esloveno (el lado cisalpino era italiano con Venecia Julia hasta el año 1947), donde se elevan los macizos del Triglav, del Monte Re y del Monte Nevoso.

Los Alpes Julianos: El Triglav

Carlos Muñoz Gutiérrez.

La partición de los Alpes de 1926 (1) incluía este grupo montañoso en la sección nº 20 de los Alpes subdivididos en Alpes julianos septentrionales, Alto Carso y Carso Corniolino. Aunque, evidentemente, toda clasificación responde a los deseos de los seres humanos por poner orden al mundo y, por consiguiente, nunca expresa nada más que un artificio arbitrario y discutible. Así que nunca ninguna clasificación es definitiva, y vinieron muchas otras después en las que a los Alpes Julianos se le ha concedido otro número de sección.

Reciben su nombre de la ciudad medieval de Iulii, hoy denominada Fruili, que fue el nombre original de Cividale del Friuli (Udine, Italia), fundada por Julio César en el año 52 a.C. Como los Dolomitas italianos, con los que tienen una gran semejanza, se conforman por sedimentos marinos del Mesozoico. Su origen kárstico caracteriza el color de su roca, la sequedad de sus cumbres y lo abrupto de sus paredes. De hecho, el Carso, de donde procede el adjetivo kárstico, es una región con una meseta fronteriza de caliza en el sudoeste de Eslovenia que se extiende hasta el nordeste de Italia. La caliza acoge con hospitalidad al agua hasta el punto que su acción la erosiona produciendo frecuentemente profundas cuevas bajo ella. En el Carso encontramos inmensas cuevas como Vilenica (la cueva turística más antigua del mundo), la cueva de Lipica, la cueva de Divača, la cueva de Kačna, la cueva de Postoina y las cuevas de Škocjan (Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO), mientras que en Italia está la Grotta Gigante (la cueva turística más grande del mundo).

Pero al norte de esta región, los procesos de erosión y la acción de fuerzas tectónicas han levantado esta cadena montañosa desde alturas de 170 metros hasta los 2.864, que alcanza la máxima altura, el Triglav. De este modo, sus desniveles son feroces y sus picos se elevan al cielo mostrando verticales paredes y agudas aristas. Son, se mire desde el sur o desde el norte, unas montañas serias y hermosas, blancas y secas y que nos exigen largas aproximaciones entre bosques de hayas primero y pinos después, según vamos ganando altura. A sus pies hay hermosas ciudades, a menudo al borde de lagos de cuento, como ocurre tan frecuentemente al pie de los Alpes donde las llanuras al fin de los valles amansan a las aguas y las recogen en grandes lagos como los que se pueden encontrar en Italia o Suiza.

Lago de Bled

Carlos Muñoz Gutiérrez.

Bled al borde de su fantástico lago glacial, al que como un centinela permanente protege su castillo (s. IX) en lo alto de los farallones que se levantan en su orilla norte. En este lago se encuentra la única isla de Eslovenia. Se dice que allí iban los antiguos antepasados eslovenos a adorar a Živa, la diosa del amor y la fertilidad de los antiguos eslavos. Luego los peregrinos visitaban la isla para ir al santuario de Santa María, edificado en su centro. Un camino perimetral rodea al lago e invita al paseo tranquilo que también puede navegarse en piragua o en sus barcas tradicionales.

El lago de Bohinj, más largo porque su valle es más estrecho, despierta entre brumas haciendo de su entorno menos poblado un paisaje de fantasía en donde proyectar nuestra imaginación. En Bohinj, en invierno podemos esquiar las laderas que descienden suavemente hacia el lago, navegar las aguas del lago en piragua o iniciar una ascensión hacia la cara sur del macizo del Triglav. Sin duda habrá que salvar un fuerte desnivel, pero conforme alcanzamos altura iremos descubriendo la belleza de esta zona alpina. Si llegamos a su cumbre, podremos descender más al oeste por el valle de los siete lagos o aún más, por el valle de Trenta hasta donde se sitúa el Centro de Visitantes del Parque Nacional. Porque el macizo del Triglav es el único Parque Nacional de Eslovenia, pero es también uno de los más antiguos de Europa, lo que prueba el sentido conservador y el gusto que tienen los eslovenos por la naturaleza y por la montaña. Concebido en 1906, El Triglav National Park (o más propiamente Triglavski Narodni Park) recoge lo más valioso y significativo de los Alpes Julianos y se ha convertido en un símbolo nacional, hasta el punto que la cumbre del Triglav es el escudo de la bandera de Eslovenia. Originariamente, la extensión del parque se centraba en el área del Triglav y sus lagos, pero en 1981 se amplio la extensión protegida y ahora cubre prácticamente la totalidad de los Alpes Julianos, 840 kilómetros cuadrados.

Lago de Bohinj

Carlos Muñoz Gutiérrez.

Aunque las fuentes del río Soča las encontramos al norte de Trenta, en Gorenja Trenta, entre las localidades de Trenta y Bovec encontramos el río de aguas esmeraldas encañonado entre las paredes calizas, conformando un paisaje espectacular, paraíso de pescadores de truchas y de piragüistas. Paralelo al Soča, aprovechando caminos antiguos, se ha señalizado un camino de gran recorrido que transcurre desde las fuentes del río hasta la ciudad de Bovec. Entre bosques mágicos, puentes voladizos que cruzan el río comunicando sus orillas, capillas, prados y granjas podemos recorrerlo de forma tranquila y sin grandes esfuerzos, disfrutando del agua, del color y de la calma que la frondosidad del bosque provoca.

Bovec, un pequeño y encantador enclave, es el centro del piragüismo en Eslovenia, sus campos de piraguas son lugares de encuentro y descanso en donde aquél que se haya adentrado en el río, en sus esmeraldas y bravas aguas, podrá compartir sus experiencias y proyectar sus planes en ese ambiente que se crea cuando muchos enamorados de los mismo se encuentran y celebran juntos sus aficiones y proyectos.

Este mismo ambiente podemos encontrarlo también en los numerosos refugios de montaña que rodean los altos picos por todas sus vertientes. Realmente, los Alpes Julianos cuentan con una estupenda red de refugios que permite realizar las aproximaciones con seguridad y comodidad. Los numerosos y acogedores Doms o Kočas, las palabras que significan refugio en esloveno, conforman una cultura muy especial dentro del montañismo esloveno. Cada refugio mantiene su historia y celebran sus efemérides y honran a las personas que los edificaron. En Mojstrana, un moderno museo testimonia las hazañas de los alpinistas eslovenos y muestra, entre sus propuestas interactivas y salas de exposiciones, que la montaña es algo íntimamente conectado con el espíritu del pueblo esloveno. Eslovenia es, podríamos decir, un país alpino.

Río Soca

Carlos Muñoz Gutiérrez.

Por el paso de Vršič, un auténtico puerto en donde los ciclistas podrían hacer gestas tan gloriosas como en el Alpe d’Huez, se conectan los valles del Soča y del Sava. Es el puerto más elevado de Eslovenia y alcanza la altura de 1.611 metros, sus 24 curvas de herradura hasta el paso que vigila el Prisank (2.547m) inician un descenso no menos vertiginoso, en donde otras 26 curvas, pavimentadas al estilo de las carreteras por donde circulan las clásicas ciclistas de Francia, Bélgica y Holanda, se encadenan hasta llegar a Kranjska Gora, la principal estación de esquí que podemos encontrar en la zona del Parque Nacional. Desde allí, podemos acometer las vertientes nortes de las altas montañas de los Alpes Julianos. Por el valle de Vrata, el Triglav ya no es sólo una ascensión de esfuerzo y dominio del vértigo, necesitaremos además de técnica y experiencia para encadenar alguna de las largas vías de escalada de diferente dificultad que recorren la imponente cara norte del Triglav.

Los Alpes Julianos son un excelente terreno de aventura. Aventura humana, paisajística, deportiva, naturalista o fotográfica. Aventuras que algunos de los colaboradores de la Línea del Horizonte realizamos este verano y que relataremos en próximos capítulos.

Alpes Julianos, Aventura, Bled, Bohinj, parques nacionales, Triglav, Triglav National Park, viaje a eslovenia

12345 (1 votos. Media: 5,00 de 5)
Loading ... Loading ...
Más información de Carlos Muñoz Gutiérrez

Comentarios sobre  Viaje a los Alpes Julianos

¿Qué opinas?

Comparte con nosotros tus puntos de vista. Enriquece estas miradas viajeras con las tuyas propias y haz las valoraciones y comentarios que desees. Opinar y disentir nos obliga a viajar por las ideas y el pensamiento, pero dejaremos fuera los comentarios insultantes o inadecuados.