Azímut

26 de julio de 2017
“Me encantan los sitios desolados donde todo es posible”, Nicolas Bouvier.
ver todos...
GeoGrafía
Colaboradores +
 
Noticias en la Línea
  • La naturaleza de las cosas

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Chema Madoz.Con la misma mirada reposada con la que Chema Madoz retrata el fuego, el aire, las plantas... hay que ir a ver su última exposición fotográfica: unas cuarenta imágenes que nacen de la contemplación y que se exhiben durante el verano en la Escuela de Arte José María Cruz Novillo (Cuenca).

  • Atracción por Japón

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Cuando Madama Butterfly se estrenó en 1904, todo lo relacionado con Japón causaba furor en Europa. Se puso de moda coleccionar estampas, y artistas como Van Gogh, Manet, Toulouse-Lautrec... empezaron a imitar el estilo y los temas ukiyo-e; los más fascinados incluso se mudaron al país nipón (es el caso de Georges Ferdinand Bigot). La fiebre también llegó a la capital de España, como muestra una exposición que puede verse en el Museo Thyssen Bornemisza con acceso gratuito hasta el 27 ...[Leer más]

  • Filipinas en el Parque del Retiro

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    El Palacio de Cristal se construyó expresamente para albergar la Exposición de las Islas Filipinas, que se montó en 1897 en el madrileño Parque del Retiro. Se trataba de una exhibición al estilo colonialista de la época, para que el gobierno mostrara músculo en el dominio del archipiélago (que perdió dos años después, por cierto). Se trajeron más de cuatro mil objetos que hoy se conservan en el Museo Nacional de Antropología, junto a fotografías y documentos que la institución ha...[Leer más]

  • El enigma de las ciudades perdidas

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Cuando no había nada más que silencio y vacío, los dioses, ocultos en el océano profundo, se reunieron un día y llenaron la tierra de montañas, valles, ríos y lagos. Pronunciando su nombre, crearon a los animales que son los guardianes de bosques y montañas. Y tras los animales, los dioses crearon a los primeros seres humanos a partir del maíz... El Museo Arqueológico de Alicante (MARQ) narra la historia de los mayas en una exposición con piezas provenientes de importantes ...[Leer más]

  • Bibliotecas insólitas

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Exposición. ArteNo existe una biblioteca total susceptible de abarcar toda la memoria de la humanidad. Pero hay bibliotecas míticas como la de Alejandría, particulares y subjetivas como la de Michel de Montaigne, utópicas como la de Étienne-Louis Boullée, infinitas como la de Borges, vaporosas como las de la nube... Y bibliotecas insólitas como las que una decena de artistas exponen hasta el 10 de septiembre en La Casa Encendida de Madrid.

Histórico noticias

Libros de viaje




Viaje al Canadá de Jack London

2 de abril de 2017

Jack London en el Yukón“Nada se movía. El Yukón dormía bajo una capa de hielo de tres pies de espesor. No soplaba el viento. Tampoco la savia se movía en los corazones de los abetos que cubrían a cada palmo las riberas de los ríos. Los árboles, cargados hasta el ultimo gramo infinitesimal de nieve que sus ramas podían sostener, se erigían en una petrificación absoluta”.

Jack London tenía 21 años cuando cogió la fiebre del oro del Yukón y se incorporó como minero en el Klondike, al oeste de Canadá, cerca de la frontera con Alaska. Como él, decenas de miles de expedicionarios arriesgaron su vida en pos de un sueño que acabó convirtiéndose en pesadilla. Así lo narraba el escritor en The Gold Hunters of the North:

“Se olvidaron del mundo y de sus costumbres, así como el mundo se olvidó de ellos. Se alimentaban de caza cuando la encontraban, comían hasta hartarse en tiempos de abundancia y pasaban hambre en tiempos de escasez, en su incesante búsqueda del tesoro amarillo. Cruzaron la tierra en todas las direcciones. Atravesaron innumerables ríos desconocidos en precarias canoas de corteza, y con raquetas de nieve y perros abrieron caminos por miles de millas de silencio blanco, donde nunca antes había andado un hombre. Avanzaron difícilmente, bajo la aurora boreal o el sol de medianoche, con temperaturas que oscilaban entre los 38ºC y los -70ºC, viviendo, en las dificultades de la tierra, de huellas de conejo y tripas de salmón”.

El invierno ártico acabó por deteriorar la salud de London: tenía la piel pálida, le dolían las articulaciones y las encías le sangraban. Después de meses comiendo habichuelas de primero, bacon de segundo y galletas de postres, había desarrollado un caso severo de escorbuto. Un sacerdote que ejercía a las veces de médico le aconsejó que regresara a casa si apreciaba en algo su vida.

Antes de abandonar el Territorio Yukón, dejó en una viga de su cabaña esta inscripción: “Jack London, Miner, Author, Jan 27, 1898”.

El Museo Jack London de Dawson City ha reconstruido la choza donde el escritor pasó casi un año, utilizando la mitad del material original (la otra mitad está en Oakland, California, su ciudad natal).

Durante el año escaso que estuvo fuera, ganó cuatro dólares y medio de oro en polvo y algo más valioso que el preciado metal: inspiración para relatos como To Build a Fire.  “En Klondike me encontré a mí mismo”, dijo.

Información práctica para los fans: desde Canadá eTA  se tramitan visados para poder viajar por el Yukón tras los pasos de Jack London.

Jack London, viaje a canadá, viaje de aventura

12345 (1 votos. Media: 1,00 de 5)
Loading ... Loading ...
Más información de Meritxell-Anfitrite Álvarez-Mongay

Comentarios sobre  Viaje al Canadá de Jack London

¿Qué opinas?

Comparte con nosotros tus puntos de vista. Enriquece estas miradas viajeras con las tuyas propias y haz las valoraciones y comentarios que desees. Opinar y disentir nos obliga a viajar por las ideas y el pensamiento, pero dejaremos fuera los comentarios insultantes o inadecuados.