Azímut

17 de julio de 2018
“Un libro que sea bueno de verdad es tan salvajemente natural y primitivo –tan misterioso ...
ver todos...
GeoGrafía
Colaboradores +
 
Nos gusta este libro

Carreteras azules

Un viaje por Estados Unidos

Editorial: CAPITAN SWING
Lugar: MADRID
Año: 0
Páginas: 638
Idioma: CASTELLANO
Encuadernación: Tapa blanda

COMPRAR
¡Qué distintos se nos muestran los países cuando los apreciamos en la intimidad! Las grandes ciudades, los paisajes que congregan multitudes, los pueblos que se disfrazan de sí mismos para atraer turismo, poco o nada nos cuentan sobre el alma de esos países. Nos ha gustado este libro que no se deja obnubilar por esos aborrecibles Top Ten  que nos muestran las guías y que desciende a la esencia de formas de vida alejadas de los focos. No hay como abandonarse por carreteras secundarias y ponerse a observar a la gente corriente, la que siempre tiene historias que contar.
Noticias en la Línea
  • La Mar de Músicas

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    La Mar de Músicas suena este verano a Dinamarca, país invitado de un festival que, por vigésimo cuarto año, se celebrará en Cartagena del 20 al 28 de julio. Aunque los artistas daneses compartirán escenario con músicos venidos de todo el mundo: los Songhoy Blues de Malí, Nathy Peluso de Argentina, Salvador Sobral de Portugal, Marlon Williams de Nueva Zelanda, Nélida Karr de Guinea Ecuatorial, Solea Morente... o la maestra de la cumbia Totó la Momposina. Designada Premio La Mar de ...[Leer más]

  • Taller de libros periodísticos

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    No hay duda de que el libro es el refugio del mejor periodismo narrativo latinoamericano. Ante la reticencia de muchos medios a publicar artículos largos o su desinterés por determinados temas, los periodistas más comprometidos eligen esa forma de trabajo paciente, esforzada, intensa, que consiste en sacarle tiempo al tiempo para escribir su gran texto: el espacio donde pueden hacer lo que quieran sin más límites que sus capacidades. De allí lo apropiado del Taller de libros periodísticos...[Leer más]

  • Caminando en la Península Ibérica

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Andar es su forma de expresión artística. Entre 1979 y 2016, el británico Hamish Fulton realizó 16 caminatas por la España continental, las Islas Canarias y Portugal, donde el caminar por senderos y carreteras adquiere carácter de obra de arte sin necesidad de modificar ni alterar el paisaje. Una exposición en el centro valenciano Bombas Gens reúne, hasta el 4 de noviembre, una selección de fotografías, dibujos y esculturas realizados durante (o a partir de) estos paseos  por ...[Leer más]

  • Artistas rusos alrededor del mundo

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    El viaje refresca, agudiza y enriquece la percepción del mundo, despierta pensamientos y sentimientos latentes y da a luz a otros nuevos. El viaje puede encender la llama creativa, incluso entre aquellos que en la vida ordinaria no están inclinados a acciones extremas. Esto les ocurrió a los artistas rusos que protagonizan con sus obras la exposición La mirada viajera, en el Museo Ruso de Málaga. Pintores y dibujantes como Alexander Golovín, Zinaida Serebriakova, Iliá Repin, Yuri ...[Leer más]

  • Ciclo de cine neozelandés

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Además de ser plató de superproducciones como la trilogía de El Señor de los anillos, el Hobbit o Las Crónicas de Narnia, Nueva Zelanda es un país con una potente industria cinematográfica, aunque sus películas no siempre resulten fácil de ver fuera de sus fronteras. Casa Asia y el Círculo de Bellas Artes han organizado un ciclo para dar a conocer el cine kiwi, con films como A Flickering Truth, premiado en el Asian Film Festival de Barcelona, que se proyectarán durante el mes ...[Leer más]

Histórico noticias

La Línea del Horizonte Ediciones




Viaje y escritura de las mujeres del Nuevo Mundo

La literatura femenina se desarrolla con la adquisición de derechos para la mujer, con los que esta logra independencia para su cuerpo, su pensamiento… y libertad para viajar y poner sobre el papel sus experiencias.

12 de julio de 2018

Las mujeres latinoamericanas tienen que tomar conciencia de la enorme diversidad de un continente que, de tradición colonial y con muchas culturas indígenas, privilegia el poder masculino. Su pasado es fragmentario, trazado y juzgado desde una posición canónica, fundamentalmente masculina, propensa a silenciar, ignorar o desvalorizar las voces femeninas, que hay que reconstruir juntando pedazos de existencia de los cuales a menudo es complicado recoger los testimonios. El silencio impuesto a las mujeres ha hecho difícil la creación de una historia unificada, y es necesario encender esa luz que ilumine un espacio donde la mujer pueda tener voz propia y donde pueda incorporar sus historias volviendo a escribirlas en su especificidad, transformándose por lo tanto en sujeto activo y productor de un discurso propio, en respuesta a ese masculino.

La concepción española medieval heredada por el Nuevo Mundo tuvo un papel decisivo en las raíces misóginas de América Latina. La educación y la formación intelectual de la mujer representaban una violación de su castidad, causa de su degradación moral. Por eso sus experiencias son escasas, relegadas al ámbito doméstico o monacal, centradas en la intimidad y en lo cotidiano. Falta la relación entre lenguaje y realidad, entre experiencia y escritura, fundamental en la construcción del sujeto.

Sus escritos nacen dentro de una relación de poder, la del patriarcado, y en una época, entre el ochocientos y principios del novecientos, importante por coincidir con el triple proceso de descolonización, formación de los estados nacionales y neocolonialismo. A partir de este momento, América Latina se sitúa en el centro de un proceso de indagación que llevará a una reformulación de su imaginario y de sus relaciones con el exterior, sobre todo con España y Norteamérica.

El nuevo proceso de formación personal, pues, está subordinado al concepto de identidad nacional, fuertemente vinculado este último a la influencia de los movimientos independentistas y a las nuevas formas de imperialismo, británico y francés, portadores del capitalismo, que se implantan entre 1870 y la Primera Guerra Mundial.

Ambos mecanismos, además de la herencia del colonialismo español, establecen un referente cultural, una suerte de comunicación con y sobre el otro, que permite medirse con parámetros culturales diferentes. En la diferencia es posible encontrar las bases para construir la homogeneidad de la identidad.

Pintura de August Müller.

La escritura de las mujeres se desarrolla a partir de la adquisición de los derechos sociales y políticos y de un espacio para su cuerpo, sus pensamientos, su imaginación… En una sola palabra, para su libertad.

El nuevo compromiso de las mujeres con la causa latinoamericana en los albores del siglo XX marca el inicio de las peregrinaciones intelectuales y políticas. Las mujeres que viajan poniendo por escrito sus experiencias, cruzan las fronteras con el propósito de crear un colectivo femenino, y luchan por redefinir el vínculo entre subjetividad, viaje y escritura.

La escritura de viaje articula entonces la propuesta de identidad: no se trata de la página blanca que las crónicas de Indias tuvieron que escribir, sino de una identidad a reformular, individual y colectiva, que descompone las relaciones entre colonia/imperio y se interpone en el proceso de reinvención ideológica de América. Una identidad colectiva sobre todo entre mujeres, que lleva a la constitución de una subjetividad romántica, íntima y privada, pero que logra abrir las puertas de la domesticidad.

El viaje es, pues, experiencia de formación, rechazo de la domesticidad y construcción de la propia identidad. Identidad continental y nacional que, a la vez, es la clave de la americanidad.

Las mujeres empiezan a reunirse, a salir de los esquemas impuestos y de sus fronteras geográficas, a confrontarse, a organizarse en grupos, que desembocarán en los movimientos feministas, volviéndose un canal de comunicación y de información incluso para esas mujeres que aún no saben que se puede luchar.

Ponen en duda la validez de los discursos heredados del mundo masculino, del cual rechazan la figura paternal como modelo de significación social; y promueven la amistad entre mujeres, que conduce a una nueva restructuración del Yo y a una nueva conciencia del cuerpo.

Las mujeres salen a la luz y ya no escriben encerradas en sus casas, en conventos o en prisiones. Viajan para huir de la realidad, para dar un sentido a sus vidas o para buscar su esencia. Son verdaderas “transculturadoras” y articuladoras de las diferencias, y su escritura no es algo homogéneo, no confluye en una sola mirada y no responde a una sola voz: es una pluralidad de escrituras, de voces y de pensamientos, una mezcla poliédrica y variada.

Maria Elena Casasole

Sobre mi… Una licenciatura en Idiomas, literatura y ciencia de la traducción; una tesis sobre la literatura de viaje femenina hispanoamericana; un Máster en Turismo y otro en la enseñanza del español para extranjeros. Profesión: Traductora. Nacida en la patria de Cristóbal Colón, su ‘Diario de a bordo’ me lleva a América Latina, en un periplo todo femenino en búsqueda de mí y de mi identidad a través de la comparación con el Otro y el descubrimiento de la diversidad. En el lejano 2007, quedo seducida por la tierra de Don Quijote y desde entonces son las palabras las que viajan. Las llevo lejos, hasta mundos inexplorados, las deshago, las recreo y las transformo. Nunca he dejado de buscar el país de los sueños. El viaje para mi es huida, separación, nostalgia; es la belleza de lo ignoto y el miedo a lo desconocido, es incertidumbre, inestabilidad, rebelión. El viaje para mi es una necesidad vital y constante de conocer y conocerse.

Más sobre la autora en www.mecasasole.comFacebook y LinkedIn.

feminismo, mujeres viajeras, viaje y género

12345 (2 votos. Media: 2,00 de 5)
Loading ... Loading ...
Más información de Autores invitados

Comentarios sobre  Viaje y escritura de las mujeres del Nuevo Mundo

¿Qué opinas?

Comparte con nosotros tus puntos de vista. Enriquece estas miradas viajeras con las tuyas propias y haz las valoraciones y comentarios que desees. Opinar y disentir nos obliga a viajar por las ideas y el pensamiento, pero dejaremos fuera los comentarios insultantes o inadecuados.