GeoGrafía
Colaboradores +
 
Noticias en la Línea
  • China: Cinco miradas de mujer

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Cine chinoLi Yu, Ann Hui, Zhao Wei , Guo Xiaolu y Sylvia Chang han dirigido algunas de las películas más relevantes realizadas en China desde el año 2007 hasta el 2017. Casa Asia y la Fundació Institut Confuci de Barcelona les dedican un ciclo de cine, donde a lo largo del mes de junio se proyectarán las últimas obras de las directoras. La entrada es libre hasta completar aforo con inscripción previa.

  • Dibujando entre leones

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Exposición de Francisco Hernández en el Museo Nacional de Ciencias NaturalesEl ilustrador y pintor naturalista Francisco Hernández viajó al parque nacional de Etosha, en Namibia, con un objetivo claro: adentrarse en la naturaleza africana y dibujar su fauna y su flora, siguiendo el lento pero imparable peregrinaje de miles de mamíferos en busca del más preciado elemento: el agua. Sus dibujos, bocetos y pinturas pueden verse en el Museo Nacional de Ciencias Naturales hasta el 1 de septiembre.

  • Giovanni Battista Piranesi

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Giambattista Piranesi soñó siempre con ser arquitecto, pero la única obra que llegó a ejecutar fue la restauración de una pequeña iglesia en el Aventino, una de las siete colinas que dominan Roma, donde yace enterrado. Sus arquitecturas las desplegó en grabados como los que se conservan en la Biblioteca Nacional de España, expuestos hasta el 27 de septiembre para celebrar por adelantado el tercer centenario del artista italiano. Entre las muchas estampas están las celebérrimas vistas...[Leer más]

  • Himba, la tribu más bella de África

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Al noroeste de Namibia, en una vasta región denominada Kaokoland, habitan los himba, la tribu más bella de todo el continente africano. Perfectamente adaptados a un medio natural hosco y estéril, los pastores himba (unos 10.000 individuos) viven de espaldas a un mundo en constante cambio, aislados en pequeños kraales donde abrazan la forma de vida y tradiciones de sus ancestros. Su nombre, himba, significa mendigos, y su historia habla de persecuciones y expolios por parte de otras ...[Leer más]

  • La biblioteca del futuro

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    El bosque de Nordmarka, al norte de Oslo, será en 2114 la Framtidsbiblioteket, la biblioteca del futuro. La madera de sus árboles se convertirá en papel para imprimir una antología de cien libros inéditos, que nadie podrá leer hasta ese momento. El proyecto, creado por la artista escocesa Katie Paterson, va sumando cada año una obra nueva: Margaret Atwood fue la primera que en 2014 entregó un manuscrito, del que solo se ha desvelado el título; tras ella han presentado textos David ...[Leer más]

Histórico noticias



Vila Viçosa, un lugar en el Alentejo

A pocos kilómetros de Badajoz se encuentra uno de los pueblos portugueses con más historia y de los más bellos del Alentejo. Un pueblo para las cuatro estaciones del año, tranquilo, solitario, donde el viajero puede disfrutar del silencio y de la mejor gastronomía lusa.

26 de enero de 2015

Todo el interés del viaje está en los desvíos y en las revueltas. Pero las autopistas y los aparatos electrónicos nos han quitado ese gusto por la divagación. Nos orientan, nos señalan –a veces mal– el itinerario más conveniente, es decir, más rápido, y a la vez nos desorientan.

Así, en la autopista que une Madrid con Lisboa, nos vamos dejando, por mor de la rapidez, lugares para disfrutar del descubrimiento, de la pequeña sorpresa. A pocos kilómetros de Badajoz se encuentra uno de los pueblos portugueses con más historia y de los más bellos. Y es difícil la comparación, porque casi todos los pueblos portugueses son hermosos, bien cuidados, sin bloques ni edificios inarmoniosos.

Este pueblo, hoy apartado –en el fondo, felizmente– de las rutas rápidas, es un pueblo para visitar despacio, lentamente y para ver amanecer allí. Solar de los Bragança, del Palacio Ducal salió Don Carlos de su palacio para Lisboa, donde sería asesinado, con su hijo, el 1 de febrero de 1908. Esto abriría la crisis que culminaría dos años más tarde, el 5 de octubre de 1910, con la proclamación de la república portuguesa.

Vila Viçosa quiere decir villa rica, fértil. Y sus habitantes son los caliponenses –de Calipolis, nombre romano–. El visitante tiene que pasearse por los jardines del Palacio Ducal. Como muchos del sur de Portugal, estaban divididos en naranjal y en huerta de recreo, con altos muros que los protegían, y a veces, entre ellos, ventanas enrejadas para abrir una perspectiva y crear pequeñas corrientes de aire fresco. Tiene estanques que servían para refrescar y para regar. El jardín del Bosque o de la Señora Duquesa, así como el del Reguengo (Realengo) son un ejemplo de este tipo de jardín con influencias árabes, italianas y también muy de la Corte portuguesa. Los bojes dejan un aroma inolvidable, denso, sobre todo en los días de sol y calor.

Vila Viçosa, un lugar en el AlentejoLos duques de Braganza obtuvieron estas tierras por su lucha durante la reconquista y se instalaron aquí, aunque procedentes de la llamada raya leonesa. El primero fue don Fernando I, segundo duque de Braganza. Por aquí estuvo también Nun’Alvares Pereira, el vencedor de los castellanos en Aljubarrota en 1385. A partir del siglo XVI esta localidad fue mimada por el poder, desde João IV hasta Salazar. Efectivamente, en 1943 fue ampliada la zona de la Alameda, dándole una gran perspectiva, con un concepto generoso del espacio urbano.

Pero no solamente aristocracia hubo, sino grandes figuras literarias y científicas, como la poeta Florbela Espanca, el matemático Bento de Jesús Caraça, y temporalmente, Ramalho Ortigão, el gran amigo de Eça de Queiroz y coautor de As Farpas, esas crónicas de actualidad aceradas, irónicas, que aún hoy son un modelo de artículo periodístico, como las que escribió Mariano José de Larra mucho antes.

Entre Vila Viçosa, Sousel, Estremoz y Borba, se extienden los calcáreos cristalinos que han reventado las tierras para explotar el mármol. Se calculaba que el filón tenía veinte kilómetros por seis. Una empresa luso-belga fue una de las pioneras. Pero mucho mármol se iba en bruto para Amberes, Livorno y Carrara –que se reexportaba como Rosa Portogallo.Estas riquezas de la tierra son bienvenidas, pero someten a la comarca a una dependencia de sólo una industria.

Y una de  las preguntas más frecuentes: ¿cuándo es mejor visitar un lugar? Vila Viçosa es un pueblo para las cuatro estaciones, cada una con sus colores y sus olores. El pueblo estará siempre igual, tranquilo, solitario, y el paseante podrá disfrutar del silencio. Los jardines, como tienen esa mezcla de especies, son siempre bellos.

En las ciudades y pueblos medios del Bajo Alentejo no es difícil encontrar una casa de comidas decente, con servicio familiar. Ya sabemos que la cocina tradicional portuguesa no es muy inventiva, pero si el viajero prefiere algo más delicado, que no cursi, en esta villa puede encontrar tres:

  1. A Taverna dos Conjurados, una bodega con bóvedas antiguas, lugar de reunión de los conjurados en 1640 para preparar el levantamiento contra los españoles. El dueño, un hombre afable, sugerirá platos y vinos muy apetecibles.
  2. Os Cucos es un restaurante popular, con una excelente relación calidad-precio, en el parque, cerca del edificio maravilloso de una antigua fábrica abandonada.
  3. Safari, que a pesar de ese nombre moderno –safari significa viaje en swahili– es un restaurante-bodega sencillo, con excelentes vinos y muy buena comida alentejana. Las migas, el porco preto (cerdo ibérico), pero también, cómo no, el bacalao, omnipresente en la cocina portuguesa.

alentejo, viaje a portugal, vila viçosa

12345 (3 votos. Media: 5,00 de 5)
Loading ... Loading ...
Más información de Jaime-Axel Ruiz Baudrihaye

Comentarios sobre  Vila Viçosa, un lugar en el Alentejo

¿Qué opinas?

Comparte con nosotros tus puntos de vista. Enriquece estas miradas viajeras con las tuyas propias y haz las valoraciones y comentarios que desees. Opinar y disentir nos obliga a viajar por las ideas y el pensamiento, pero dejaremos fuera los comentarios insultantes o inadecuados.