GeoGrafía
Colaboradores +
 
Noticias en la Línea
  • España vista por los viajeros extranjeros

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    «No es nada usual que las mujeres viajen solas en España», comentaba Matilda Betham-Edwards, para quien el mejor compañero de viaje por La Mancha era el famoso caballero andante. «No conozco nada relevante de Vélez-Málaga, tan solo que el cautivo de Don Quijote llegó aquí con su rubia morisca, tras su huida de Argelia», escribía otro viajero, George Cayley. Una exposición virtual del Instituto Cervantes muestra cómo era nuestro país bajo la mirada de autores anglosajones que ...[Leer más]

  • Orientalismos

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Mariano Fortuny, Francisco de Goya, Francisco Iturrino, Paul Klee, August Macke, Henri Matisse, Lee Miller, Pablo Picasso, Man Ray, Emilio Sala o Joaquín Sorolla son algunos de los artistas con cuyas obras el IVAM reflexiona en torno a la construcción del imaginario de Oriente Próximo y el Norte de África entre 1800 y 1956; esto es: desde la campaña napoléonica en Egipto y Siria hasta la independencia de Marruecos y Túnez. La exposición estará abierta al público hasta el 21 de junio...[Leer más]

  • Una vuelta al mundo en la BNE

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Tan importante como rodear la Tierra siempre fue contarlo. No por casualidad la edad de las circunnavegaciones fue la época de la imagen del mundo, pero también la de la imprenta y el libro: mapas, derroteros y atlas, cuadernos de bitácora, diarios, literatura de viajes y, naturalmente, bibliotecas. Al fin y al cabo, ¿qué es una biblioteca sino un pequeño microcosmos, un lugar donde recorrer y perderse por estrechos y laberintos? Una exposición en la Biblioteca Nacional de España ...[Leer más]

  • La naturaleza de las cosas

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Una jaula se transforma en una nube, un cubo de hielo en un regalo, notas de músicas caen como ramas de un árbol, un cactus hecho de piedras... Chema Madoz juega con elementos de lo cotidiano y con la Naturaleza, en fotografías que interpelan y sorprenden al espectador con una nueva visión del mundo. El artista crea objetos nuevos, inventa combinaciones inesperadas, piensa asociaciones insólitas. Muestra la fragilidad de la vida. Su trabajo puede verse hasta el 1 de marzo en una ...[Leer más]

  • Ganges, el río Sagrado

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    El artista Luis Sáez ha remontado el Ganges desde su desembocadura en Calcuta hasta Gangotri, al pie del glaciar en que brotan sus fuentes, para mostrar su desbordante espiritualidad en una exposición abierta al público hasta el 9 de febrero en el Museo Nacional de Antropología. Siempre sin abandonar los márgenes del río, las fotografías hacen escala en algunos de los lugares más señalados para las diferentes religiones de la India: Bodhgaya, donde se halla el árbol bajo el cual Buda ...[Leer más]

Histórico noticias

Libros sobre India




Aroma sobre el olvido

En la Piazza San Marco, desafiando en magnificencia al Palazzo Ducale, encontramos el Hotel Danieli de Venecia. Las sábanas de sus suites han arropado los amores de Alfred de Musset y George Sand, Aristóteles Onassis y María Callas, Gabriele d’Annunzio y Eleonora Duse, entre otros.

30 de diciembre de 2013

Si preguntásemos al caballero de mundo Philippe Junot sobre su hotel favorito, haría sin duda referencia al Danieli, entre los cientos top ten que conoce. Il Danieli, ese caserón de regusto gótico y otomano que desafía en magnificencia, puerta con puerta, al mismísimo Palazzo Ducale, en Piazza San Marco… No en vano, su inmueble palatino se levantó a cargo de los  Dandalo, familia que en 1498 ya había dado de sí cuatro doges a la República de Venecia.

A Philippe Junot se deben promociones inmobiliarias de toda catadura en New York, París y Montreal. El inversor francés, sin embargo, no duda en inclinarse ante la estética de restauración modernista, que brilla toda ella en mármol del Danieli, pasando incluso por alto cualquier chovinismo en la materia. Y es que, casado en su día con Carolina de Mónaco, seguramente aprendió a valorar la discreción de los grandes hoteles, la gran discreción en el mejor de los hoteles, antes de ser engañado definitivamente por su “pareja económica de baile”, en Wall Street: el asesor financiero Bernard Madoff.

Vistas desde el Hotel Danieli, Venecia.

De amores incandescentes e inconclusos se han teñido las sábanas que visten las suites del Hotel Danieli, antes y después de que Gabriele D`Annunzio fuera poeta y dandy. George Sand y el también poeta Alfred de Musset apuraron allí sus turbulentas relaciones; Aristóteles Onassis y María Callas se encontraron furtivamente en la misma suite, burlando a sus respectivas parejas canónicas, con las que estaban alojadas por separado en el mismo Danieli. Un baile de máscaras tuvo la culpa del flechazo… Por el joven y apuesto D`Annunzio suspiró la actriz Eleonora Duse, apenas le  reconoció frente a la fachada del Danieli. “Veo el sol”, cuentan que exclamó Eleonora aquella tarde, ya entrada en años…

Escritores tan dispares entre sí como Goethe, Balzac, Charles Dickens y Truman Capote, aparte de opulentos como Richard Wagner y el Sultán de Brunei, se alojaron en el Danieli. También frecuentó su hall con chimenea francesa Marcel Proust, citado en mi entrada de blog anterior como huésped habitual del Ritz parisino.

Suite Soprano inspirada en María Callas, Hotel Danieli, Venecia.

Unos y otros hicieron tabla rasa sobre el esteticismo que comenzó a imprimirle Guiseppe Dal Niel, cuando en 1822 alquiló la primera planta de un inmueble, sito en la Riva degli Schiavioni, con idea de que allí tomase cuerpo el hotel más elitista y recoleto del Gran Canal. Unos y otros han elevado el denominador común del actual Danieli, en cuanto a buen gusto, hasta cotas irreprochables, indiscutibles, inéditas, para la ya de por sí cotizada hostelería veneciana. Esa que se refleja en el agua, con abotonadura de recepcionista cinco estrellas. Señal de la atmósfera magnética que ejerce sobre sus huéspedes la piedra del hotel, con su pasamanería, escalinatas y arcos de medio punto, balaustradas y pretiles. Magnetita en lugar de alabastro parece su piedra. Magnetita para sugerir incluso atracción de romance real, en el seno de la pareja cinematográfica compuesta por Angeline Jolie y Johnny Deep, protagonistas del reciente film The tourist, también con escenas en el Danieli.

Resulta curioso comprobar de qué modo los romances prohibidos que salpican las crónicas del Danieli han terminado elevados a los altares cinematográficos, cobrando factura ideal. “Es tan corto el amor y tan largo el olvido…”, se lamentó una vez Pablo Neruda. No duele, sin embargo, el desamor entre los secretos de alcoba que atesora el Danieli. Lo corroboran los diarios de artistas que registraron su estadía allí. Lo afirma también quien estas líneas escribe, que olvidó con quién estuvo una vez alojado allí, a cuerpo de rey, mientras fotografiaba por carnaval la exposición de maniquíes dieciochescos que el hotel acogió. Maniquíes situados en las ventanas de sus alcobas reales, los rellanos de sus escaleras, entre los estucos  y en sus esquinazos, desde los que ver y admirar con los ojos cortesanos que primero habitaron sobre dos piernas este espléndido lugar.

Las vistas desde su azotea se dirigen a la iglesia de la Salute y al muelle de góndolas que la eterna Venecia conserva, frente al Gran Canal, puntos cardinales entre los que atardece cada día la ciudad. Emocionaban tales vistas al mismísimo Giacomo Casanova, rey del olvido en materia de amores. No conocía el Danieli entidad de hotel, todavía, cuando Casanova escudriñaba desde semejante azotea los tejados del Palazzo Ducale, invitado a la finca por la familia Mocenigos, por entonces su dueña.

Vistas desde el restaurante-terraza del Hotel Danieli, Venecia.

El palazzo ya había alojado trescientos años antes al Príncipe de Salerno con todo su séquito. Y, en aquellas fechas, lo mismo que en el siglo XVIII y en nuestros días, el piano terra del lugar se inundaba con las mareas estacionales del aqua alta en Venecia, por lo que había que desalojarlo y luego realojarlo a toda prisa. Resulta espectacular, a día de hoy, ver cómo el personal del Danieli actúa coordinado, poniendo a salvo las alfombras, tresillos y veladores de su hall, cada vez que se anuncia nueva aqua alta en la ciudad. Sólo flota en esos momentos sobre el Danieli, encharcado, el aura de lo que fue y volverá a ser. Acaso por eso tenga tanta facilidad para olvidar lo inolvidable, hasta que merece ser recordado de nuevo. Dos copas de champán que brindan para que el amor dure lo que dura. Ni un minuto de duelo…

Muchos famosos siguen llegando al Danieli en góndola, sin que nadie repare en ellos, gracias a la trampilla que el hotel tiene abierta al estrecho canal que bordea uno de sus costados. Llegan por sorpresa al Danieli y lo abandonan igualmente silenciosos, con sigilo, sin miedo a que, en el recuerdo de su inolvidable estancia allí, cause baja quien les acompaña.

hotel danieli, viaje a venecia

12345 (9 votos. Media: 5,00 de 5)
Loading ... Loading ...
Más información de Maurilio de Miguel

Comentarios sobre  Aroma sobre el olvido

¿Qué opinas?

Comparte con nosotros tus puntos de vista. Enriquece estas miradas viajeras con las tuyas propias y haz las valoraciones y comentarios que desees. Opinar y disentir nos obliga a viajar por las ideas y el pensamiento, pero dejaremos fuera los comentarios insultantes o inadecuados.

  • 30 de diciembre de 2013 a las 17:05

    Tratándose de Venecia no es de extrañar que en el Danieli hayan reposado tantas personas conocidas… Al otro lado de la laguna siempre nos quedará también el Cipriani, otro referente de cine.

    Por Viajes de Primera