GeoGrafía
Colaboradores +
 
Noticias en la Línea
  • España vista por los viajeros extranjeros

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    «No es nada usual que las mujeres viajen solas en España», comentaba Matilda Betham-Edwards, para quien el mejor compañero de viaje por La Mancha era el famoso caballero andante. «No conozco nada relevante de Vélez-Málaga, tan solo que el cautivo de Don Quijote llegó aquí con su rubia morisca, tras su huida de Argelia», escribía otro viajero, George Cayley. Una exposición virtual del Instituto Cervantes muestra cómo era nuestro país bajo la mirada de autores anglosajones que ...[Leer más]

  • Orientalismos

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Mariano Fortuny, Francisco de Goya, Francisco Iturrino, Paul Klee, August Macke, Henri Matisse, Lee Miller, Pablo Picasso, Man Ray, Emilio Sala o Joaquín Sorolla son algunos de los artistas con cuyas obras el IVAM reflexiona en torno a la construcción del imaginario de Oriente Próximo y el Norte de África entre 1800 y 1956; esto es: desde la campaña napoléonica en Egipto y Siria hasta la independencia de Marruecos y Túnez. La exposición estará abierta al público hasta el 21 de junio...[Leer más]

  • Una vuelta al mundo en la BNE

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Tan importante como rodear la Tierra siempre fue contarlo. No por casualidad la edad de las circunnavegaciones fue la época de la imagen del mundo, pero también la de la imprenta y el libro: mapas, derroteros y atlas, cuadernos de bitácora, diarios, literatura de viajes y, naturalmente, bibliotecas. Al fin y al cabo, ¿qué es una biblioteca sino un pequeño microcosmos, un lugar donde recorrer y perderse por estrechos y laberintos? Una exposición en la Biblioteca Nacional de España ...[Leer más]

  • La naturaleza de las cosas

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Una jaula se transforma en una nube, un cubo de hielo en un regalo, notas de músicas caen como ramas de un árbol, un cactus hecho de piedras... Chema Madoz juega con elementos de lo cotidiano y con la Naturaleza, en fotografías que interpelan y sorprenden al espectador con una nueva visión del mundo. El artista crea objetos nuevos, inventa combinaciones inesperadas, piensa asociaciones insólitas. Muestra la fragilidad de la vida. Su trabajo puede verse hasta el 1 de marzo en una ...[Leer más]

  • Ganges, el río Sagrado

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    El artista Luis Sáez ha remontado el Ganges desde su desembocadura en Calcuta hasta Gangotri, al pie del glaciar en que brotan sus fuentes, para mostrar su desbordante espiritualidad en una exposición abierta al público hasta el 9 de febrero en el Museo Nacional de Antropología. Siempre sin abandonar los márgenes del río, las fotografías hacen escala en algunos de los lugares más señalados para las diferentes religiones de la India: Bodhgaya, donde se halla el árbol bajo el cual Buda ...[Leer más]

Histórico noticias

Libros sobre India




Bagheria, de Dacia Maraini

Una niña llega a la costa siciliana en barco buscando refugio, tras los sufrimientos de la guerra, en una mansión solariega de Bagheria, cerca de Palermo. Años después, ya adulta, la escritora Dacia Maraini regresa con un relato de viajes al pueblo italiano.

29 de abril de 2013

Bagheria es el libro más hermoso que he leído en los últimos meses. La inteligencia y la sensibilidad de Daccia Maraini (Fiesole, 1936) asombran. Entre otras cosas porque es una (gran) narradora que escribe un relato de viajes. Algo que el aficionado al género agradece, acostumbrado a leer desde siempre discursos de comerciantes, geógrafos y otras profesiones donde el interés por la parte estilística y retórica está ausente o resulta excesiva. Maraini sabe lo que le puede aportar la literatura de viajes, y por eso elige evocar sus recuerdos a través de ella, pues, sin duda alguna, es el género más adecuado para traducir la memoria.

Bagheria es el nombre de una población a menos de veinte kilómetros de Palermo. Allí llega la escritora de niña con su familia en 1947 en barco desde Japón. Buscan refugio en la mansión materna tras los sufrimientos de la guerra. Ya adulta, Maraini regresa y se abandona a la memoria. Mientras evoca olores, colores y gustos, habla también de sexo, del papel del padre, defiende a la mujer, relata la historia del pueblo y crítica los abusos de los constructores y la mafia en la isla. Su gran acierto es trenzar los acontecimientos de una forma única. No es que el sentido o la emoción de una cosa lleve a la otra, es que la sensación que provoca cada una genera la siguiente. Me atrevería a decir que sólo algunos escritores japoneses contemporáneos como Kawabata o Murakami lo hacen; lo mismo que describir el sexo como algo sin tapujos, pues forma parte de la vida personal.

Playa de Aspra, Bagheria.

Jean-Pierre Bazard.

Resulta curioso como en Bagheria, así como en la última literatura –pienso en Estambul de Pamuk–, las catástrofes se estetizan. Algo debido quizás a la gran influencia de lo visual, que obliga a describir a través de imágenes y familiariza con los acontecimientos. De niña, durante su estancia en Nagoya mientras escucha el silbido de las bombas que desgarran el aire, “disfruta de la maravilla de aquellas norias nocturnas  sobre la ciudad”.

Asimismo, en los últimos relatos de viaje se privilegia la descripción de la comida, posiblemente porque hace brotar el recuerdo a través del gusto y también porque es resultado del valor cultural que Occidente concede al comer y cocinar en las dos últimas décadas. Así, Mairani puede rememorar su infancia a través de los dulces sicilianos: “En Bagheria se hacen helados exquisitos: pequeñas flores de chocolate rellenas de pasta helada blanda y perfumada, de jazmín, de menta, de fresa o de coco. Por no hablar del más tradicional hielo de melón, que no es un helado como parece sino una gelatina de sandía del color coralino, sembrada de semillas de chocolate. ¿Y qué decir del helado de campo, que es una especie de turrón de azúcar de colores delicados cuyo gusto de pistacho se mezcla con el de la almendra y la vainilla?”.

El cine es otro de los recuerdos que atraviesan el libro. Otro de los amores visuales de la escritora. Cuando describe la manera en que se proyectan las películas, tras el incendio del cine Moderno del pueblo, delante de la iglesia, así como otros recuerdos, uno descubre de dónde proceden las imágenes de Cinema Paradiso, del director Giuseppe Tornatore.

En principio, Maraini parece querer escribir sus memorias; sin embargo, no utiliza el género para hablar de sí misma, sino que prefiere el relato de viajes. Pues sabe que también le permite usar el yo autobiográfico, volver a sentir la experiencia de su vida en Bagheria y, sobre todo, utilizar el hecho poético y literario para rememorar, algo que no está permitido en las memorias. Como escribe:

“La imaginación se nutre de experiencias estratificadas en el tiempo”.

En definitiva, Bagheria es un libro de una honestidad totalmente desacostumbrada en el ámbito literario. Con un estilo tal que uno se encuentra con fragmentos como éste, entre otros muchos:

“Si tuviera que mantenerme en vida algunos días en espera de la muerte, elegiría los jazmines de Bagheria”.

bagheria, dacia maraini, libros de viaje

12345 (Sin votos)
Loading ... Loading ...
Más información de Patricia Almárcegui

Libros relacionados con  Bagheria, de Dacia Maraini

Comentarios sobre  Bagheria, de Dacia Maraini

¿Qué opinas?

Comparte con nosotros tus puntos de vista. Enriquece estas miradas viajeras con las tuyas propias y haz las valoraciones y comentarios que desees. Opinar y disentir nos obliga a viajar por las ideas y el pensamiento, pero dejaremos fuera los comentarios insultantes o inadecuados.